Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
17 Iyyar 5779 | miércoles mayo 22, 2019
donativo

Construyendo puentes con la Próxima Generación: jóvenes israelíes y palestinos hablan de paz

VÍDEO: Unos 150 estudiantes universitarios y de secundaria de ambos lados se reúnen en Haifa para analizar las medidas de fomento de la confianza y las soluciones prácticas al conflicto que ha durado décadas.


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Estudiantes israelíes y palestinos participaron recientemente en el congreso más grande de todos los tiempos para negociar medidas y soluciones de fomento de confianza en el conflicto palestino-israelí en el Centro de Resolución Leon Charney de la Universidad de Haifa.

El congreso, realizado en cooperación con la universidad y una organización no gubernamental llamada Mentes de la Paz, reunió a 100 estudiantes universitarios y 50 alumnos de escuelas secundarias de todo Israel y Cisjordania

estudiantes israelíes y palestinos participan en simulacros de conversaciones de paz en la Universidad de Haifa

Estudiantes israelíes y palestinos participan en simulacros de conversaciones de paz en la Universidad de Haifa

Los negociadores palestinos debían obtener permisos y pasar por los controles de seguridad para asistir al evento. Alaa Amro, una estudiante universitaria de 23 años de Hebrón, le dijo a The Media Line que para ella llegar a Haifa era difícil.

“Teniendo en cuenta mi edad, solo tengo dos formas de obtener un permiso: ya sea por razones médicas y (a través del trabajo) con las ONG”, dijo, y explicó que le tomó cinco años obtener el permiso a través de este último camino.

Para dar inicio al evento, los estudiantes formaron unidades más pequeñas que participaron en mesas redondas. Al final de la conferencia, se pidió a cada grupo que presentara dos acuerdos, después de resolver sus diferencias de antemano. Una regla básica para las negociaciones incluía la prohibición de entrar en un debate histórico sobre los orígenes del conflicto o las cuestiones polémicas del pasado, ya que la atención se centraba en mejorar las condiciones actuales.

El punto declarado del congreso es motivar a los líderes políticos de ambos lados de la división a participar en los esfuerzos de pacificación con un ojo en los resultados prácticos.

Tzili Charney fundó el centro en honor de su marido. El fallecido Leon Charney fue un destacado abogado que ayudó a forjar los Acuerdos de Paz de Camp David de 1978-79.

“Es obvio que queremos crear una plataforma para que las dos partes discutan, mantengan el diálogo, propongan ideas y traten de aportar ni siquiera soluciones, sino un entendimiento”, dijo.

“No sé si los israelíes estén realmente conscientes de la dura vida cotidiana de la parte palestina, y tampoco sé si los palestinos saben lo diferente que es para los israelíes, o lo mucho que quieren saber. Creo que cuanto más jóvenes sean los participantes, más fácil es trabajar con ambas partes. Tienen menos ideas fijas y menos carga emocional “, agregó Charney.

“Será interesante hablar con los mismos niños cuando crezcan y ver a dónde van con sus opiniones, y si se acercan o abren”, dijo.

Cuando se le preguntó qué había fallado y qué podría potencialmente negociar un acuerdo de paz, Amro, el estudiante de Hebrón, mencionó las intifadas o levantamientos palestinos y los acuerdos de paz anteriores, en particular los Acuerdos de Oslo, que según ella no han resuelto nada.

“Una vez que ambos estemos de acuerdo en que tienes que vivir en paz, ya sea en dos nacionalidades separadas o en un solo país, esta paz podría ser la única solución para este conflicto”, dijo.

Una vez que creemos conciencia en ambos lados de una cultura contra la violencia, la conciencia de crear confianza entre los dos pueblos, que se realiza a través de la educación … podemos facilitar los problemas más importantes”, agregó Amro.

Al comentar sobre el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS, por sus siglas en inglés) que busca aplicar la presión económica sobre Israel hacia un acuerdo de paz, dijo que su apoyo está muy extendido en su comunidad.

Pero en su opinión, BDS no está funcionando“Nosotros (los palestinos) venimos aquí, a Israel, a trabajar, lo cual también es algo que no debemos negar de alguna manera. Por lo tanto, todavía estamos usando las cosas que se han producido en Israel “.

Siyona Adranly, una árabe israelí de Jerusalén de 15 años, dijo que su experiencia en el evento fue reveladora.

Las respuestas israelíes a las preguntas fueron particularmente sorprendentes, dijo. “Siempre pensé que los árabes eran los únicos que vivían con miedo, pero tiene sentido que los israelíes también vivan con miedo porque ahora a menudo esperan ser odiados”.

Adranly cree que lo que podría traer paz es más comprensión, comunicación y “más reuniones como esta”.

Yoav Bushmits, un estudiante de 16 años de Binyamina, contó sobre un “hecho extraño” que aprendió en el evento. “Los palestinos ven y son educados para considerar a Tel Aviv como la capital de Israel, no a Jerusalén. Esto fue un shock para mí “, dijo.

Habló sobre una acalorada disputa que tuvo lugar en su mesa redonda. “El desacuerdo fue básicamente nada. Fue un malentendido entre los dos lados. Comenzó con los palestinos diciendo que deberían tener derechos humanos después que alguien accidentalmente dijo que no deberían tener estos derechos “.

Además, agregó Bushmits, también se habló mucho sobre la Franja de Gaza y qué se debería hacer con ella, pero otros insistieron en que debería haber soluciones separadas para el enclave costero y Cisjordania.

El Dr. Sapir Hadelman, quien facilitó las negociaciones y fundó Minds of Peace, le dijo a The Media Line que “por lo general, en congresos anteriores, israelíes y palestinos siempre están llegando a acuerdos de paz”.

Pero durante esta conferencia, agregó, “había una mesa que no podía. Estoy seguro de que si tuviéramos más días, podríamos hacerlo ”. Sin embargo, agregó, estos eventos son importantes porque involucran a personas y a los responsables de la formulación de políticas de la prensa.

“Porque si vamos a esperar por el liderazgo, no va a funcionar”, dijo.

Leon charney

Leon Charney

Cuando se le preguntó sobre la dificultad de evitar el debate histórico, respondió que hay una narrativa israelí y palestina que no se puede superar fácilmente. El potencial de desacuerdo en este sentido, por lo tanto, sería interminable.

“Por ejemplo, puede hablar de los refugiados (palestinos) como un problema que debe resolverse en lugar de luchar si los deportamos (los israelíes) o si se escapan. No puedes encontrar una solución a esto. Entonces, trata de enfocarte en un problema y trata de resolverlo “.

El Prof. Ron Robin, presidente de la Universidad de Haifa, le dijo a The Media Line que encontró algo inesperado en el congreso.

“Y ese es el nivel de profundidad que los estudiantes que no saben mucho sobre el pasado pueden aportar a este tipo de conversación. “Ha sido bastante sorprendente ver cuán sofisticadas se han dado a algunas de estas conversaciones sobre el hecho que la mayoría de las personas que  aquí nacieron fue después de los eventos más traumáticos relacionados con el conflicto”, dijo.

El Prof. Robin tomó una línea ligeramente diferente del Dr. Hadelman cuando se trata de un debate histórico.

“Puede que sepa que soy un historiador de oficio y, por lo tanto, me parece que ese tipo de directivas es un poco problemático personalmente”. “Puedo ver por qué salió eso porque los hechos históricos no son conocidos por todos y estamos mirando hacia el futuro, no hacia el pasado”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.