Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes septiembre 16, 2019
donativo

¿Qué tienen que ver Putin, Trump y Bolsonaro en las elecciones israelíes?

Empuje internacional de Netanyahu antes de las elecciones


Este jueves, cuando falten tan solo cinco días para las elecciones en Israel, el Primer Ministro Biniamin Netanyahu se reunirá en Moscú con el Presidente de Rusia Vladimir Putin. Esto, tan solo dos semanas después de haber sido recibido en la Casa Blanca por el Presidente de Estados Unidos Donald Trump y  apenas haya despedido al Presidente de Brasil Jair Bolsonaro, quien en su primera visita fuera de Sudamérica decidió llegar justamente a Israel.

Si bien las agendas no dependen por cierto solamente de la oficina del Primer Ministro israelí sino también de sus interlocutores, está claro que estos encuentros sirven a Netanyahu para destacar la dimensión internacional de su desempeño. Él y su partido suelen poner énfasis en la experiencia que tiene como estadista, muy especialmente en comparación con su principal adversario en las elecciones Beni Gantz, cuyo único cargo público fue la Comandancia del Ejército durante cuatro años.

Resultado de la imagen para netanyahu Putin Bolsonaro imagenes

Todo esto, mientras los últimos sondeos publicados de cara a las elecciones confirman lo estrecho de la diferencia entre el Likud de Netanyahu y Kajol Lavan de Gantz. La encuesta  publicada el martes de noche por el Canal 1 de la televisión pública dio 29 escaños al Likud y 28 a Gantz. Estos días hubo otras que daban la primacía a Gantz, pero siempre por poco margen. Sin embargo, lo que cuenta es el tamaño de los bloques,  y por ahora, es  constante la mayoría del bloque de derecha frente al opositor encabezado por Gantz.

De todos modos, cabe recordar que sondeos son sólo eso…sondeos. No la verdad que emana de las urnas. Aún hay varias interrogantes que podrían cambiar todo, como ser el alto porcentaje de indecisos y la incertidumbre respecto a determinados partidos pequeños que no está claro en absoluto si lograrán entrar al Parlamento. Todo ello incidiría en la distribución de los escaños.

Y volviendo al encuentro planeado en Moscú para este jueves, éste es considerado extraordinario, precisamente porque se llevará a cabo tan cerca del día en que los israelíes van a las urnas. Según informaron fuentes allegadas a Netanyahu, será un encuentro corto que versará principalmente sobre la coordinación militar en Siria.  Cabe recordar el singular trasfondo: Rusia tiene presencia militar en territorio sirio, apoyando al régimen de Assad, mientras que Israel, aunque no ha intervenido directamente en la guerra, sí ha atacado repetidamente-y probablemente siga haciéndolo- blancos iraníes en Siria que considera una amenaza a su propia seguridad.

Un aspecto singular de la situación, es que Netanyahu ha logrado desarrollar una relación cercana tanto con Putin como con Trump y se estima que ambos gobernantes extranjeros quisieran que él sea quien forme el próximo gobierno de Israel.

La semana pasada, el gran logro diplomático de Netanyahu fue en Washington, cuando el Presidente Donald Trump reconoció formal y públicamente la soberanía israelí en los Altos del Golan. Dicho territorio fue conquistado en el frente sirio en la guerra de los Seis Días en junio de 1967. Netanyahu declaró que “el Golan es nuestro, por principio de autodefensa”, recordando implícitamente que desde esa zona, aprovechando la ventaja topográfica, Siria solía cañonear intensamente a los poblados israelíes ubicados abajo en el valle.

Resultado de imagen para netanyahu Putin trump imagenes

Si bien dicho paso de Trump desató serias críticas como “violación del Derecho Internacional” , en Israel fácilmente podía verse como un logro de Netanyahu ya que la ciudadanía israelí en general ve al Golan como parte integral del Estado.

Esta  semana se agregó al esfuerzo diplomático la visita del Presidente de Brasil, en cuya ceremonia de asunción al poder hace tres meses Netanyahu estuvo presente prácticamente como invitado de honor. Precedido por no pocas polémicas, debido a las posturas de Bolsonaro en el plano interno en su país, el abrazo que da a Israel puede ser una muestra de la capacidad de buen relacionamiento de Netanyahu con diferentes regiones del mundo. Esto, a pesar de que contrariamente a lo prometido durante la campaña electoral, Bolsonaro no traslada por ahora su embajada a Jerusalem, aunque sí anunció la apertura de una Oficina de Comercio, Tecnología e Innovación.

Netanyahu suele increpar a sus críticos, recordándoles que mientras ellos advirtieron que Israel quedaría “aislado” si no llega a un acuerdo con los palestinos, en la práctica la situación es totalmente distinta. En efecto, en política exterior, ha abierto numerosas puertas y estrechado relaciones con gobernantes en distintas partes del globo, siendo recibido hace pocos meses en Omán, un país árabe del Golfo Pérsico que no tiene aún relaciones diplomáticas plenas con Israel.

Casi de más está decir que si bien Netanyahu realmente puede presentar importantes logros en política exterior, cuando los israelíes vayan el martes próximo 9 de abril, tendrán que sopesar también otros elementos.

Unos prefieren la experiencia acumulada de Netanyahu y otros destacan la necesidad de “una nueva esperanza”. Unos quieren un Primer Ministro reconocido a nivel internacional y otros recalcan que sus logros no pueden hacer olvidar sus fallas y por cierto no las sospechas de corrupción.  Unos consideran que lo central es que “la izquierda” no gane y “cambie todo” y otros señalan que con la demonización del “otro” en los últimos tiempos, Netanyahu ha manchado su propio desempeño de años atrás.

El pueblo decidirá, el 9 de abril, en las urnas.

 

http://www.semanariohebreojai.com/editorial/44

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.