Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
25 Sivan 5779 | viernes junio 28, 2019
donativo

#Hasbará . ¿Por qué a un latino le tiene que interesar defender un Estado que está a 12,400 km de distancia?

Muchas veces me han preguntado del por qué me preocupa y me interesa el Medio Oriente, y en especial Israel y el pueblo judío durante toda la historia. Daré tres razones por las cuales un latino tiene que interesarse por Israel y por el pueblo milenario.


Primero: En toda la historia humana hay persecuciones sistemáticas, como a la comunidad indígena, afroamericana, cristianos protestantes y ortodoxos, mas hay un pueblo que no fue sólo perseguido sino que quieren exterminarlos desde hace milenios, y me refiero únicamente al pueblo judío. Durante la historia ver cómo sobrevivieron al imperio egipcio, al babilónico, al romano, a la inquisición española, al nazismo, y hoy al terrorismo islamista y que hoy ellos optan por vivir en democracia, nos da la clave para poder vivir y afrontar toda adversidad. Una actitud de lucha por existir (no agresiva ni violenta) por no querer ser absorbido ni permitir borrar su identidad conviviendo en entornos diferentes y/o con personas de diferentes cosmovisión en tolerancia.

Segundo: Un pueblo milenario, que huyó de varios países, de Europa a Polonia, de Polonia a las Americas, y en América hay mucho legado judío que fue perseguido y muchos dejaron de ser judíos por salvar sus vidas. Que no sabiendo el hebreo, ni el ruso, ni dominar el inglés pude sentirme como en casa en Israel porque había muchos latinos. Una actitud generacional de reivindicación por la verdad, tu verdad, nuestra verdad, por defender la historia y desarrollar la memoria histórica. Hay un dicho en Perú que “El que no tiene de inga tiene de mandinga”, significa que todos tenemos diferentes tipos de ascendientes, y que no puedes ser indiferente con el otro porque al final el judeófobo tiene más sangre judía que un sionista muchas veces. No podemos dar la espalda a la realidad ni a la historia, ni mucho menos a nuestro legado hispano. Saber que Cristobal Colón fue judío ya nos debe llevar a una reflexión de vivir en una burbuja muchas veces.

Tercero: Una conexión no sólo mía o aislada, sino experiencia de muchas personas con las que he conversado; desde hace décadas el preguntarme por ciertas costumbres familiares propias, no muchas casualidades sino causalidades de encontrar muchas personas y objetos, de una intencionalidad no voluntaria en esas épocas de buscar y entender mi entorno entendiendo al pueblo judío, como que sin saber no querer este encuentro (algo casual) es un hallazgo (a sabiendas) al final. El shoá a mis 20 años fue el clímax de esta conexión, comprender el shoá fue y es un esclarecimiento de que el antisemitismo es luchar contra muchas fuerzas, y saber que cuando el antisemitismo prevalece en una nación vienen luego las plagas y una de ellas son los otros tipos de racismo como también el carbón para la corrupción generalizada. Una actitud humanizadora, el querer vivir (no sobrevivir) con otros a pesar de la adversidad, persecuciones, indiferencia, judeofobia, antisemitismo considero la clave para poder desarrollarse como una comunidad, un pueblo y un Estado a través de la educación axiologíca.

Defender y esclarecer con argumentos y evidencias comprobadas la lucha contra el antisemitismo hay un costo, empiezas a caer mal a muchos, pierdes amigos, gente que quiere hacerte daño, familiares que le puedes ya caer un poco incómodo no sólo porque mencionas a Israel sino tú mismo.

Si no investigas mejor no comentar, tienes que leer, ver, conversar, invertir, capacitarte, entrevistarte, y sé que es una inversión visitar Israel, más no es imposible y darse cuenta de la realidad in vivo.

— Xtian

Coalición Latinoamericana por Israel.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.