Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
9 Nisan 5779 | domingo abril 14, 2019
donativo

Ante La Obsesión Del Diario“El País” por Israel

El pasado 17 de Febrero, El País publicó un brillante editorial titulado “Ante el Antisemitismo”. El mismo termina: “Los países tienen la obligación de combatir el Antisemitismo y también de señalar a todos aquellos que no lo hagan”.


No les ha durado mucho su lucidez a los directores del periódico. El Diario dedicó ayer otro editorial, ésta vez, a las elecciones en Israel y lo utilizó con el único propósito de atacar a Israel. Esta vez por haber elegido a Benjamín Netanyahu como Primer Ministro para los próximos 4 años. “Maldita democracia”.

Entra dentro de la crítica legítima que un periódico tenga cierta preferencia por cierto líder u otro en campaña electoral. Hoy comenzó, de hecho, la campaña electoral en España para las elecciones del próximo 28 de Abril y el Diario El País ha elegido libremente apoyar a uno de los candidatos a la presidencia.

Lo que no creo que esté dentro de la crítica legítima es que una vez que se cierren las urnas, y que el 70% de los israelíes hayan escogido libremente quién gobernará Israel los próximos años, el Diario El País haya decidido criticar la elección democrática, utilizando frases como: “Netanyahu ha vuelto a captar el peor imaginario de la mitad más radicalizada del país”.

Son los ciudadanos de Israel los que deciden quién será su líder en un proceso democrático, y no el editorial de un periódico obsesionado con criticar, precisamente, a la única democracia de la región.

Llamar a la mitad de los ciudadanos israelíes “radicales” o haber sido “captados” por Netanyahu hace de este editorial un panfleto anti israelí, muy alejado de la realidad y muy tendencioso. A decir verdad, no aportan nada nuevo. Odio, rencor y escaso análisis y coherencia.

La “coherencia” de aquel que critica a Israel porque no le gustan los resultados electorales de una de las democracias más diversas y vibrantes del planeta, pero no abren la boca al ver que las últimas elecciones celebradas en los territorios palestinos fueron hace más de 13 años….y Hamas resultó vencedor. No se molesten en buscar el editorial del Diario El País de entonces. No lo hubo.

Han tenido 13 años para pedir a la Autoridad Palestina que celebren elecciones democráticas, a poder ser (si no es pedir mucho) sin que ninguna organización terrorista se presente a las mismas. 13 años de dictadura, de ausencia de libertades básicas, de homosexuales colgados por el mero hecho de serlo, de nula igualdad de género y un largo etcétera. El Diario El País, que da tanta importancia a las reivindicaciones del 8M, a la no discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, hace caso omiso a la ausencia de todo esto en los territorios palestinos. Pero si los partidos religiosos ganan un escaño, de los 120 que se reparten en las elecciones en Israel…. ¡Portadas! ¡Editoriales! ¿Doble rasero? No. Esto va más allá. Va de nula calidad periodística con una chispa de antisemitismo.

Ayer publicaba también el diario un artículo de opinión titulado “Fuerza en vez de luz” de Lluis Bassets, cuyas opiniones no distan mucho de las del diario que finalizaba así: “El Israel que reivindicó en la noche de su victoria es “una nación fuerte entre las naciones más fuertes del mundo”, lejos del modelo moral de aquella “luz entre las naciones” del profeta Isaías tantas veces citado por los padres fundadores.”

Esto lo escribe tan solo horas antes de que llegara a la luna la nave espacial israelí y tras convertirnos en el séptimo país del mundo en lograr este hito. No pudo elegir un peor día para publicar su panfleto. El autor al parecer no entiende que un país puede ser fuerte y a la vez un modelo moral que ilumina al mundo, y que tal vez sea esa la mejor definición del actual Israel. Un país moderno, próspero, avanzado, con uno de los ejércitos más poderosos y más morales del mundo, con una sociedad plural, vibrante, innovadora; con más de 5.500 Startups, y un entorno que fomenta el emprendimiento, siendo solo comparable con Silicon Valley. Sí, Israel es un Estado fuerte y sí, una luz entre las naciones.

Pero sin duda, el premio a la falta de vergüenza y del antisemitismo más rancio se lo lleva Miguel Ángel Aguilar que, en hora punta, en la Cadena Ser (miembro, al igual que el Diario El País, del mismo grupo mediático) dedicó su columna a decir la siguiente barbaridad: “sepa que el hecho de que los judíos fueran víctimas del holocausto a manos de los nazis para nada faculta al gobierno de Israel a deshacerse del mismo modo de los palestinos del todo ajenos a los verdugos que les infligieron esos padecimientos”.

No hacen falta comentarios. El periodista mismo de retrata.

Vuelvo al inicio: “Los países tienen la obligación de combatir el Antisemitismo y también de señalar a todos aquellos que no lo hagan”. Periodistas del Diario El País y de la Cadena Ser, bien harían ustedes en aplicarse su brillante editorial. De lo contrario, es mejor que no lo escriban.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.