Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
11 Nisan 5779 | martes abril 16, 2019
donativo

Los árabes israelíes quieren un cambio


En la próxima elección de Israel, todos los partidos deberían considerar el gran potencial del público árabe, donde los votantes están buscando un nuevo hogar político, anhelan la esperanza y aspiran a una nueva realidad política donde puedan sentirse como una parte inseparable de la sociedad israelí.

Otra campaña electoral ha llegado a su fin y nuevamente vemos que uno de los principales competidores, el público árabe, no está siendo contado. En 2015, ocurrió cuando los israelíes árabes se reunieron para votar por la Lista Árabe Conjunta, que se convirtió en el tercer partido más grande del país. Esta vez, sucedió debido a la indiferencia y la baja participación de votantes, lo que resultó en menos miembros árabes en la Knesset (nota: pasaron de 13 a 10) y el partido Balad luchando por su vida para mantenerse por encima del umbral electoral. De los 928.000 votantes con derecho a sufragio en el sector árabe, solo un tercio votó por los partidos árabes. El público árabe expresó una falta de fe hacia sus representantes y les dijo: Nos han decepcionado, nos han descuidado; ya no estamos en vuestro bolsillo.

Ayman Odeh y Ahmad Tibi se han dado cuenta del error que cometieron. Se dieron cuenta de la gravedad de la situación el día de las elecciones, cuando enviaron activistas puerta a puerta para convencer a la gente de salir y votar. Qué pena que no pudieran entender que persuadir a la gente para que vote por ellos requiere cuatro años de trabajo y logros, no cuatro horas de llamar desesperadamente a las puertas. ¿Qué no hicieron para conseguir unos cuantos votos más? incluso utilizaron altavoces de la mezquita y textos alarmistas para movilizar a los votantes.

Quizás esto ayudó a minimizar el daño, pero no cambió el panorama general: Entre el público árabe, hay una gran desesperación y repulsión hacia los partidos árabes. La mayoría de los ciudadanos árabes de Israel que eligieron quedarse en casa no se arrepienten de la desintegración de la Lista Árabe Conjunta y no se alarmaron por los informes de las cámaras de video en las mesas de votación. No votaron, porque durante los últimos cuatro años, mientras su sector estaba enfrentándose con su difícil situación socioeconómica, y con una serie de problemas sociales internos, como la violencia y el crimen, las armas de fuego ilegales, la infraestructura deficiente y la educación deficiente, nuestros representantes estaban ocupados con asuntos externos y nos descuidaron. Incluso los 10 mandatos que ganaron fueron gracias a los patrones de votación tradicionales basados ​​en el tribalismo, y al efecto mencionado anteriormente que los partidos árabes bombardearon incesantemente nuestras gargantas en cada elección. Por cierto, la campaña “Bibi o Tibi” del Likud ayudó a Tibi tanto como a Netanyahu.

Otra razón para la indiferencia y la baja participación en el sector árabe es que ninguna otra fuerza respondió a la campaña para crear una alternativa valiosa para nosotros; ni en la retórica ni en la representación. En cuanto a las acciones, solo esperaremos y veremos. Sin embargo, en la próxima elección, todos los partidos deben considerar el gran potencial del público árabe, donde los votantes están buscando un nuevo hogar político, anhelan la esperanza y aspiran a una nueva realidad política donde puedan sentirse como una parte inseparable de la sociedad israelí.

En una entrevista en la mañana del día siguiente a la elección, Ayman Odeh dijo que él y sus colegas se examinarían para comprender qué había provocado la baja participación de votantes en el sector árabe. Pero la respuesta es realmente muy simple, Ayman: cuando a las fuerzas políticas árabes no les importa reducir las brechas socioeconómicas en la sociedad árabe, la sociedad árabe se encargará de reducir vuestros mandatos.

 

Yoseph Haddad es el director ejecutivo de Together, una ONG que pretende tender un puente entre el sector árabe de la sociedad israelí y la sociedad israelí en su conjunto.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.