Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
20 Iyyar 5779 | sábado mayo 25, 2019
donativo

Miles De Personas Piden A La Mejor Universidad De África Que No Boicotee A Israel

El grupo, que se llama a sí mismo Ciudadanos Preocupados por la Libertad Académica en la UCT, inició una petición reciente titulada: Proteger la Libertad Académica en la Universidad de Ciudad del Cabo.


Los manifestantes piden la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Sudáfrica e Israel durante una manifestación de 2018 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. (Crédito de la foto: MIKE HUTCHINGS / REUTERS)

Ex alumnos, padres y estudiantes de la principal universidad de África, la Universidad de Ciudad del Cabo (UCT), se han unido para evitar cualquier intento de boicot académico a Israel. 

El grupo, que se llama a sí mismo Ciudadanos Preocupados por la Libertad Académica en la UCT, inició una petición reciente titulada: Proteger la Libertad Académica en la Universidad de Ciudad del Cabo. 
Casi 25,000 personas han firmado la petición, que pide “a la administración y el liderazgo de UCT que se opongan a esta campaña. Creemos que la implementación de un boicot académico generalizado contra Israel viola los principios de libertad académica y libertad de expresión, garantizados en la Sección 16 de La Constitución sudafricana y que son fundamentales para el desarrollo de la educación y la investigación “.
Esto se debe a que se espera que el Senado de la universidad se reúna nuevamente el viernes para aclarar y discutir ciertos temas que el Consejo, el órgano rector de la universidad, solicitó luego de su decisión de no instituir un boicot académico a Israel.
En marzo, el Senado de la universidad, que está formado principalmente por académicos, votó a favor de una moción para boicotear académicamente a las instituciones israelíes. La decisión fue aprobada en el Senado por un pequeño margen de 62 votos a favor, 43 en contra y 10 abstenciones.
Sin embargo, Royston Pillay, el Registrador y el Secretario del Consejo, dijo que la UCT “no adoptó esta resolución del Senado” porque “era la opinión del Consejo que varias cuestiones requerían aclaración”.
Una vez que se hacen las aclaraciones, la resolución del Senado sobre si instituir o no un boicot volverá al Consejo para ser decidido.  
Los alumnos de UCT explicaron en la descripción de la petición que “como administradores, cualquier decisión de boicotear a las universidades israelíes aviva las llamas de la hostilidad antijudía en el campus y debe reconocer que la principal fuente de hostigamiento, intimidación, supresión del habla y discriminación étnica de los estudiantes judíos se originan de las actividades peyorativas de estos grupos de estudiantes que no hacen esta diferenciación “. 
 “Durante años, UCT ha disfrutado de la reputación de ser un entorno inclusivo para estudiantes de todos los orígenes culturales y raciales”, dijo. “Si bien no hay mayor beneficio para el desarrollo intelectual y social que la diversidad ideológica, es crucial para el concepto de tolerancia lo que expresamos en contra de lo que no estamos de acuerdo, con límites. El concepto de tolerancia implica que nos abstenemos de usar la violencia, la intimidación”, amenazas y prohibiciones para silenciar a nuestros oponentes “.

 

En marzo, Pillay dijo en una declaración que el Consejo de la UCT resolvió por separado reafirmar su compromiso de apoyar los derechos y la libertad de todas las personas como lo reconoce universalmente el derecho internacional que condena  cualquier acto que viole esos derechos y libertades. Condena las atrocidades y violaciones de los derechos humanos perpetradas en los territorios palestinos ocupados y en otras partes del mundo; y pida a todos los académicos e instituciones académicas que apoyen esta resolución

 

EL PROCESO comenzó a fines de 2017, el Comité de Libertad Académica (AFC) presentó las recomendaciones de la moción del Foro de Solidaridad con Palestina (PSF), que instó a la UCT a implementar un boicot académico a las universidades israelíes. Un asesor de la PSF se sienta en la AFC.
La AFC emitió una recomendación para el Comité Ejecutivo del Senado de la universidad a fines de 2017, llamando a un boicot académico de la academia israelí, pero redactándolo con cuidado como una “medida limitante”, declarando: “UCT no entrará en ninguna relación formal con instituciones académicas que operan en los territorios palestinos ocupados, así como en las instituciones académicas que permiten violaciones graves de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados “.
Sin embargo, fue rechazado por el Comité Ejecutivo del Senado (SEC) sobre la base  que sería una “aplicación inconsistente”, es decir, por qué solo Israel y no otros países que pueden ser acusados ​​de violar los derechos humanos también.
El asunto se pasó luego al Senado para una discusión adicional donde la AFC afirmó que había una conspiración contra los miembros de la AFC, y que la redacción de la SEC es “perjudicial” a la recomendación de la AFC. Se llevó a cabo una breve discusión en la que la AFC y la SEC resolvieron discutir por qué esta última había llegado a esta recomendación.
En septiembre del año pasado, el tema se incluyó en la agenda de la reunión del Senado como moción de un boicot académico completo de las instituciones israelíes según las directrices de la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural de Israel.
La recomendación se votó en el Senado en noviembre y no se aprobó como una clara mayoría (73 en contra, 37 a favor y 12 abstenciones) fueron contra un boicot académico de instituciones israelíes.
El PSF y la AFC indicaron después de esta votación que no estaban contentos  que la recomendación de la AFC de una “medida límite” no se discutió e insistió en que se incluyera en la próxima agenda del Senado.
La recomendación de la AFC se incluyó en la agenda del Senado para el 15 de marzo. La recomendación de la SEC no se incluyó en la agenda, pero se agregó material adicional al apéndice, que respaldó la moción de la AFC para boicotear las instituciones académicas israelíes. No se incluyeron argumentos alternativos o documentación en contra de la recomendación.
La Unión Sudafricana de Estudiantes Judíos que había presentado argumentos en contra de la propuesta de boicot de la AFC en los últimos 18 meses no fue contactada para proporcionar información sobre el asunto.
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.