Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 15, 2019
donativo

Los Aliados Árabes Quieren Que Israel Aplaste A Hamas


El Primer Ministro Netanyahu se enorgullece de los nuevos canales de cooperación y comunicación con los gobiernos árabes. Los lazos formales e informales con Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Bahrein y Omán contribuyen a una creciente confianza judía en que los países árabes finalmente están aceptando un estado judío soberano en su seno.

Esta ilusión es aceptada por los judíos deseosos de confundir un abrazo táctico a corto plazo con un cambio fundamental en las actitudes. La amarga verdad es que ninguno de los autócratas con los que se encuentran los diplomáticos israelíes o los líderes comunitarios judíos tiene en mente los mejores intereses de los judíos o de los israelíes.

Estos líderes simplemente están leyendo la escritura en la pared. Entienden que bajo la Administración Trump, las relaciones adecuadas con Israel son un prerrequisito para apoyar el enfrentamiento con el imperialismo chiíta iraní, que amenaza sus territorios y sus autocracias. Por lo tanto, es irresponsable atribuir las aperturas árabes hacia Israel a cualquier cosa excepto a los instintos de supervivencia política básicos.

Comprender esta realidad es crucial para que los líderes israelíes no confundan la diplomacia con el apaciguamiento. A pesar de su liderazgo derechista, Israel ha hecho caso omiso repetidamente de las amenazas y ataques lanzados desde Gaza, incluidos cientos de cohetes y globos incendiarios, que han asesinado a civiles israelíes y quemado miles de hectáreas en el sur de Israel.

La sabiduría común sugiere que la suave respuesta israelí refleja la ausencia de escenarios positivos posteriores a Hamás en Gaza. Sin embargo, la verdad más profunda es que Netanyahu reprime a las FDI para no enemistarse con los autócratas árabes que su gobierno juzga.

En este sentido, la estrategia de Netanyahu es similar a la de los gobiernos europeos, que temen desafiar los principios islámicos básicos como la yihad armada para no alienar a las organizaciones islamistas moderadas cooptadas para resistir la creciente influencia de los islamistas extremistas en Europa.

Estas estrategias fracasarán. Apoyar al Islam ortodoxo para ganarse a los islamistas moderados envalentonará aún más a los islamistas extremistas. Del mismo modo, apaciguar a los terroristas de Gaza para no alienar a los autócratas de Riad o Manama hará que Israel se gane el desprecio colectivo del mundo árabe.

Israel necesita aumentar sus credenciales como un aliado generoso y como un enemigo formidable. Responder despiadadamente a las agresiones de Hamás le ganará a Israel el respeto de los líderes de Oriente Medio, que, al igual que Hamás, interpretan cualquier indulgencia israelí como una señal de debilidad y falta de fiabilidad. Los autócratas árabes, que necesitan a Israel mucho más de lo que Israel los necesita, desean un Israel seguro de sí mismo para aplastar a sus enemigos, no un país cobarde que se doblega ante los terroristas.

Si Israel es demasiado débil para disuadir a Hamás, ¿cómo puede ser un aliado de confianza para frustrar el expansionismo iraní en Oriente Medio?

Traducido por Israelnoticias.com

 
Comentarios

Dios lo aplastara a esa bacterias terroristas.Hamás se aprovecha de los de Gaza.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.