Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves septiembre 12, 2019
donativo

Cómo los líderes palestinos asesinan la verdad


La ola de ataques terroristas contra policías y civiles israelíes comenzó poco después que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijera en 2015 que los palestinos no permitirán que los judíos «con sus pies sucios contaminen nuestra Mezquita de Al-Aqsa» y «Bendecimos cada gota de sangre derramada para Jerusalén, que es sangre limpia y pura, sangre derramada para Alá … «(Fuente de la imagen: video de los medios de comunicación palestinos Vea la captura de pantalla)

La Autoridad Palestina (AP) está en armas porque la policía israelí mató a un palestino que apuñaló a dos judíos en la ciudad vieja de Jerusalén. El terrorista Yusef Wajih, de 19 años, de la aldea cisjordana de Abwain, cerca de Ramallah, apuñaló a uno de los hombres en el cuello y la cabeza cerca de la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja, dejándolo en una condición grave.

La segunda víctima fue un joven de 16 años que fue apuñalado por el terrorista en la espalda a unos cientos de metros de la escena del primer ataque. El adolescente sufrió heridas leves a moderadas. Los oficiales de policía dispararon y mataron al terrorista, evitando así que dañara a más judíos.

Tales ataques punzantes no son infrecuentes en las calles de Jerusalén. En los últimos años, los terroristas palestinos han llevado a cabo varios ataques de apuñalamiento y disparos contra oficiales de policía israelíes y civiles, especialmente judíos ultraortodoxos que se dirigían hacia o desde la oración en el Muro Occidental.

La ola de ataques terroristas comenzó poco después  que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijera en 2015 que los palestinos no permitirán que los judíos «con sus pies sucios contaminen nuestra mezquita de Al-Aqsa». Abbas se refería a la decisión de las autoridades israelíes de reanudar las visitas judías al Monte del Templo. Las visitas se suspendieron temporalmente por razones de seguridad después de la erupción de la Segunda Intifada en septiembre de 2000.

Abbas, quien habló durante una reunión con residentes árabes de Jerusalén en su oficina de Ramallah, agregó :

«Bendecimos cada gota de sangre que se ha derramado por Jerusalén, que es sangre limpia y pura, sangre derramada por Allah, si Allah quiere. Cada mártir (Shahid) llegará al paraíso, y todos los heridos serán recompensados ​​por Allah. Aqsa [Mezquita] es nuestra, la Iglesia del Santo Sepulcro es nuestra, y no tienen derecho a profanarlos con sus pies sucios. No los permitiremos y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a Jerusalén «.

Desde la declaración de Abbas, los medios de comunicación palestinos han estado emprendiendo una campaña de incitación contra las visitas de los judíos al Monte del Templo. La agencia de noticias oficial de Abbas, Wafa, describe regularmente las visitas pacíficas de judíos como incidentes violentos de «colonos» y «extremistas». Casi todas las semanas, Wafa publica un informe bajo el titular : «Los colonos judíos asaltan la mezquita de Al-Aqsa».

Dichos informes pretenden enviar un mensaje a los palestinos  que los judíos están lanzando una especie de violenta » incursión » en uno de los santuarios más sagrados del Islam.

La verdad es que los judíos que recorrían el Monte del Templo nunca han entrado en ninguna de las mezquitas del lugar ni participaron en ningún tipo de ataque violento contra los adoradores musulmanes.

Abbas y su Autoridad Palestina, sin embargo, tienen cuidado de no ser confundidos por los hechos. El terrorista que apuñaló a los dos judíos en la Ciudad Vieja de Jerusalén, sin duda, fue influenciado por la incitación continua por parte de los líderes palestinos con respecto a las visitas judías al Monte del Templo. Es este tipo de incitación lo que incita a los palestinos a tomar un cuchillo y salir a apuñalar al primer judío con el que se encuentran.

Sin embargo, en lugar de condenar al terrorista por atacar a los judíos el último viernes del mes sagrado de Ramadán, horas antes que cientos de miles de fieles musulmanes se reunieran en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa para orar, la Autoridad Palestina decidió denunciar a Israel por matar al  atacante

A pesar del ataque terrorista, las autoridades israelíes no impidieron que cientos de miles de fieles musulmanes de Cisjordania ingresaran a Jerusalén para la oración del viernes. Israel podría haber utilizado el ataque terrorista como una excusa para imponer restricciones a la entrada de fieles musulmanes a Jerusalén, pero en su lugar optó por no hacerlo.

Yusef Wajih, el terrorista, llegó a Jerusalén armado con un cuchillo para matar judíos. Ese era su único objetivo. Podría haber aprovechado la flexibilidad de las restricciones de Israel durante el Ramadán, un movimiento que vio a cientos de miles de musulmanes entrar a Jerusalén todos los viernes para rezar en la Mezquita de Al-Aqsa.

A la Autoridad Palestina no le preocupa que la acción del terrorista haya afectado a los fieles musulmanes que querían rezar en el lugar sagrado el último viernes de Ramadán. A la Autoridad Palestina tampoco le preocupa que dos judíos inocentes hayan sido apuñalados por el terrorista. Lo que preocupa a la Autoridad Palestina es el asesinato del terrorista.

«El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino condena el delito de ejecución extrajudicial llevada a cabo por las fuerzas de ocupación en Jerusalén,» ministerio de Abbas , dijo en una declaración poco después de policías israelíes mataron al terrorista. El ministerio pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que inicie una investigación «sobre este delito y que rinda cuentas a los autores de tales delitos».

Según la lógica de la Autoridad Palestina, los policías que mataron al terrorista son los verdaderos delincuentes. En lo que respecta a los palestinos, los oficiales de policía deben ser responsables de impedir que el terrorista continúe su puñalada. Incluso se debe llevar a los oficiales a juicio ante la Corte Penal Internacional por frustrar el plan del terrorista. Como es costumbre en sus muchas condenas anteriores de detener a los terroristas, el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino no hizo ninguna mención de los dos judíos que fueron apuñalados por el terrorista.

Al llamar al asesinato del terrorista un » asesinato extrajudicial «, la Autoridad Palestina está tratando de crear la impresión  que los policías israelíes arrastran a palestinos inocentes a la calle y los ejecutan públicamente sin ninguna razón. Este es el tipo de libelo de sangre que también impulsa a los palestinos a llevar a cabo ataques terroristas contra los israelíes.

Por lo tanto, es precisamente el liderazgo de la Autoridad Palestina quien continúa mintiendo e incitando a su pueblo contra Israel y los judíos, que debe ser procesado por la Corte Penal Internacional.

Si la CPI investiga este incidente, debería comenzar su investigación buscando la incitación maliciosa de los líderes palestinos, quienes utilizan las visitas judías a un lugar sagrado en Jerusalén para matar la verdad, al igual que azota a palestinos como Yusef Wajih para despertar. Por la mañana el asesino  encuentra al primer judío. La sangre de Wajih está en manos de los líderes palestinos, y no de los oficiales de policía que impidieron que un terrorista apuñalara a más judíos.

Bassam Tawil es un árabe musulmán radicado en el Medio Oriente.

Traducción para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/14357/palestinian-leaders-butcher-truth

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.