Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado septiembre 14, 2019
donativo

Bajo asedio, Irán vuelve a sus viejos trucos


Al sentir el dolor de las sanciones económicas, Irán está buscando una manera de terminar el sitio. Ahora que sus esperanzas de rescate por parte de los europeos han sido frustradas, Teherán ha optado por el camino familiar: el terrorismo.

Es dudoso que los funcionarios en Teherán tengan ganas de abrir una botella de champán después de los informes que la administración norteamericano suspendió un ataque militar en represalia contra el país chiíta, en el último minuto. La decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de no responder a la caída de un avión teledirigido no parece deberse al temor a un conflicto sino a una forma de ofrecer otra oportunidad para evitarlo.

Irán, cuya economía está empezando a sentir el dolor de las sanciones económicas, está buscando una manera de poner fin al asedio. Después de mantener la esperanza que los países europeos, junto con Rusia y China, la salvarían, Teherán optó por la ruta familiar: el terrorismo. Primero, con la esperanza de aumentar las primas de seguros y los precios del petróleo, atacó a los petroleros. Más tarde, tuvo como objetivo enviar un mensaje claro a los estadounidenses mediante el derribo de un avión no tripulado de avanzada que costaría unos $ 120 millones.

Parece que estos movimientos fueron menos un grito de batalla y más un grito de ayuda. Mientras que Washington, a partir del sábado, ha optado por responder “NO” con la guerra, tampoco se ha rendido ante el tema de la presión económica sobre Irán. Trump ha dejado claro a Irán que “es mi camino o la carretera”. No habrá compromisos sobre las 12 demandas de Estados Unidos. El Secretario de Estado Mike Pompeo dijo que Irán tendría que retroceder para que se levanten las sanciones.

Irán no parece estar dispuesto a rendirse en esta etapa. Todos los expertos están de acuerdo en que Teherán continuará con su política favorita de caminar sobre el filo de la navaja, lo que significa más intentos de ataque, más señalización y más acción. Podría ser que en la siguiente etapa, Irán pase de la actividad en el Golfo Pérsico contra los petroleros, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos a objetivos adicionales que podrían incluir a Israel.

Desde el punto de vista de Teherán, hay cuatro formas de atacar: Ataques desde Siria, ataques desde el Líbano, ataques desde la Franja de Gaza y ataques contra objetivos israelíes y judíos en todo el mundo, o una combinación de dos o más de estos escenarios.

El cuarto escenario, que vería a Irán atacar objetivos israelíes o judíos en todo el mundo, es el menos probable en esta etapa porque es dudoso que Irán quiera comenzar problemas con otros países. El escenario de Siria sería relativamente conveniente desde la perspectiva de Israel, ya que las Fuerzas de Defensa de Israel tienen una superioridad aérea total en la arena después de años de actividades intensivas contra objetivos iraníes en el norte.

El segundo y tercer escenario, sin embargo, son más complicados. La opción más probable de estas dos sería ver a Irán actuar desde Gaza. La Yihad Islámica palestina ya ha demostrado su capacidad para salir de la nada con un ataque.

Aunque es poco probable, la opción más peligrosa es la libanesa. A pesar de las amenazas de Hassan Nasrallah, Hezbollah no estaría tan entusiasmada por verse arrastrado a un conflicto cuyo resultado no se podía predecir.

Y, sin embargo, esta complicada situación obliga a Israel a asegurarse que esté preparado para tales escenarios. El ejercicio masivo de las FDI de esta semana, que se centró en luchar en varios frentes, tenía como objetivo enviar exactamente ese mensaje: Israel está lista. No tiene la intención de iniciar un conflicto, pero si nos desafían, responderemos.

La situación tendrá una expresión pública aún más clara en la reunión sin precedentes de asesores de seguridad nacional de Estados Unidos, Rusia e Israel en Jerusalén esta semana. Una solución a la situación en Siria no se encontrará allí, pero la misma asamblea de estadounidenses y rusos en Jerusalén, bajo los auspicios de Israel, es una clara señal para Teherán en cuanto a quiénes son los buenos y los malos en esta historia. Con la conferencia de Bahrein en el fondo, es probable que Irán opte por respirar profundamente y esperar un poco más antes de tomar la iniciativa una vez más.

Incluso a los que tienen una gran previsión ahora les resulta difícil predecir cómo terminará esta historia, ya sea en el diálogo o en un intercambio de golpes que precede a ese diálogo, o de otra manera. Lo cierto es que ni siquiera estamos cerca del principio del fin de las tensiones en el Golfo; y con las cosas como se ven ahora, ni siquiera estamos al final del principio.

Traducido por Hatzad Hasheni

 

https://www.israelhayom.com/opinions/under-siege-iran-reverts-to-its-old-tricks/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.