Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes septiembre 16, 2019
donativo

La AP contra los empresarios palestinos que participaron en la conferencia de Bahrein.

“Son terroristas”, acusa uno de ellos, que logró huir de los servicios secretos.


Dos de los palestinos participantes en el taller en Bahrein, con un emir local.(Foto: gentileza Ashraf Ja´abari

La conferencia económica en Bahrein organizada por la administración Trump para promover proyectos de desarrollo de la economía palestina ya ha terminado y está claro que los empresarios palestinos que participaron, corren riesgos. Al menos, los que residen en las zonas de Cisjordania que se hallan bajo gobierno de la Autoridad Palestina, que desde un principio rechazó la idea de la conferencia y calificó prácticamente de “traidores” a los palestinos que aceptaran participar.

El viernes último, poco después de volver de Bahrein, fue detenido uno de los 15 hombres de negocios palestinos que viajó a Manama. Fue puesto en libertad al día siguiente, al parecer porque padece de cáncer.

El empresario palestino Saleh Abu Mayala (foto: Perfil de Facebook)
El empresario palestino Saleh Abu Mayala
(foto: Perfil de Facebook)

Pero entre sus colegas hay intranquilidad. Y lo que ocurrió poco después, lo confirmó.

Según informó la radio pública israelí KAN, más de 50 efectivos de la Inteligencia de la Autoridad Palestina llegaron el domingo a la casa de Ashraf Ghanem , otro de los empresarios palestinos, para detenerlo. Ghanem logró escapar a último momento de su propia casa cuando los servicios secretos ya estaban adentro, y consiguió llegar a la casa de uno de sus colegas, Ashraf Ja´abari, otro de los empresarios de Hebron que también participó en el evento de Bahrein, que reside en la parte de la ciudad que se halla bajo control de Israel.

El empresario palestino Ashraf Ja´abari, atrás, en la conferencia. Adelante, una de las autoridades de Bahrein junto a Jared Kushner, yerno y asesor especial de Trump, que encabezó la conferencia.
El empresario palestino Ashraf Ja´abari, atrás, en la conferencia. Adelante, una de las autoridades de Bahrein junto a Jared Kushner, yerno y asesor especial de Trump, que encabezó la conferencia.

 

El cronista de KAN para asuntos palestinos Gal Berger entrevistó telefónicamente a Ashraf Ghanem, quien acusó a la Autoridad Palestina de ser “terroristas sedientos de sangre”. Ghanem , de 45 años, dijo al periodista israelí que los efectivos palestinos “destrozaron todo, confiscaron pasaporte, tarjetas de crédito, todo”, y que él  ahora no sabe lo que hacer. La AP le hizo llegar un mensaje que sus negocios están en peligro y que debe presentarse para un interrogatorio de unos minutos. “Yo no voy, esos minutos se convierten en uno o dos años y me van a matar”, dijo a la radio israelí, contando que ya antes del viaje a Bahrein, debido a que había confirmado que participaría, de Al Fatah lo amenazaron de muerte por teléfono. “Esa es la organización encabezada por el Presidente Abbas”, recalcó en tono crítico.

Fuentes en la Autoridad Palestina dijo a KAN que la AP intenta detener a otros cinco empresarios palestinos acusándolos de evasión fiscal. Sería oportuno saber si esas acusaciones son previas a su participación en el evento en Manama, Bahrein.

Aproximadamente 15  hombres de negocios palestinos participaron en el así llamado “Taller por la Prosperidad y la Paz” que se llevó a cabo la semana pasada en Manama, Bahrein por iniciativa de la administración Trump. El declarado objetivo, promover proyectos  por un monto de no menos de 50 mil millones de dólares para desarrollar la economía palestina tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza. Se contemplan también proyectos especiales para Egipto y Jordania.

Es la primera fase, la económica, del “plan del siglo” tan anunciado y aún no presentado realmente por el Presidente de Estados Unidos.

“Quieren que vendamos nuestros derechos por dinero”, dijo el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas , afirmando que “no puede haber paz económica antes de una solución política y un Estado soberano en el que vivamos con libertad y dignidad”.

Los que decidieron participar-aunque la mayoría no ha hablado públicamente-considera que el desarrollo económico no contradice el deseo de tener un Estado propio independiente y soberano, sino que por el contrario, puede ayudar a concretarlo.

 

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/1043

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.