Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes octubre 11, 2019
donativo

Un llamado desde Eshkol, en la frontera con Gaza, a los vecinos palestinos

“Inviertan en los niños, no en las armas”, pide el alcalde Yarkoni.


La visita del Presidente del Estado Reuven Rivlin el jueves último a la zona de Eshkol, una de las más hostigadas por los cohetes disparados desde la vecina Franja de Gaza, fue la ocasión propicia para la transmisión de un mensaje clave a los vecinos palestinos.

Gadi Yarkoni, Jefe del Consejo Regional Eshkol-el alcalde de la zona- declaró al recibir al Presidente, que inauguró las nuevas escuelas de la zona, que “esta es la señal más clara y emocionante de nuestro crecimiento y desarrollo en Eshkol con el correr de los años, a pesar de los desafíos de seguridad”. Fue entonces que lanzó un singular llamado a la población de Gaza: “Desde las nuevas escuelas, se puede ver a nuestros vecinos del otro lado de la frontera. Desde aquí, exhortamos a nuestros vecinos a poner fin al terrorismo. Dejen de invertir en carreras armamentistas con nosotros porque en eso, siempre ganaremos. Dediquen esos recursos en la construcción de escuelas nuevas e innovadoras. Inviertan en los niños. Ellos son el futuro. Ellos son la esperanza”.

Rivlin con niños en Eshkol (Mark Neiman, GPO)
Rivlin con niños en Eshkol (Mark Neiman, GPO)

 

Rivlin fue a visitar a los niños de Eshkol con motivo del reciente inicio del nuevo año lectivo. Allí inauguró el nuevo campus educativo en el que hay tres escuelas primarias para los niños de kibutzim y moshavim de la zona. Además de lo hermoso del lugar y del concepto educativo innovador (grandes espacios de aprendizaje junto con áreas que permiten estudio en pequeños grupos), se destaca lo estético y colorido así como el pensamiento en la seguridad de todos.

A fin de tratar de minimizar las tensiones con las que lidian los niños que desde que nacieron lidian con las alarmas por los cohetes disparados desde Gaza-teniendo solamente 15 segundos para resguardarse- se construyó el nuevo campus educativo todo como un refugio en sí mismo. O sea, todas las paredes, el techo, las ventanas, son blindadas, de modo que si hay alarmas, los alumnos no tienen que correr a un refugio para salvarse y pueden permanecer donde están, lo cual ahorra muchos momentos de nerviosismo.

“Este campus educativo es, ante todo y más que nada, un lugar alegre. Fue construido porque han nacido más niños y se precisaban más clase”, dijo Rivlin.  Destacó el hecho que, tal cual le contaron sus anfitriones, las nuevas escuelas aún no tienen nombre ya que serán elegidos en comunidad.

LOS OJOS DE ISRAEL

De las escuelas, Rivlin fue a visitar la División de Gaza del ejército israelí, que lleva ese nombre por tener la responsabilidad de cuidar la frontera con la Franja, aunque está ubicada dentro de territorio israelí, en la zona de Eshkol.

Allí el Presidente se reunió con las jóvenes mujeres soldadas del batallón de combate “Nesher” de la Inteligencia  a las que se suele llama “los ojos del país”. Se trata de las soldadas cuyo papel es observar detenidamente y sin cesar las pantallas que transmiten desde el terreno, detectar cuando hay intentos de infiltración a territorio israelí y alertar a las tropas correspondientes.

El Presidente recibe explicaciones sobre el trabajo de observacion (Foto: Mark Neiman, GPO)
El Presidente recibe explicaciones sobre el trabajo de observacion (Foto: Mark Neiman, GPO)

 

En los últimos tiempos han sido ellas quienes en varias ocasiones entendieron rápidamente que figuras que aparecían en las pantallas que observaban, seguramente eran terroristas armados que intentaban infiltrarse a Israel. Con su alerta, frustraron más de un atentado. El Presidente Rivlin dijo que ellas también son una efectiva “Cúpula de Hierro”.

“Los niños de la zona adyacente a Gaza se despiertan cada mañana y van a la escuela tranquilos, porque saben que ustedes están cuidándolos con mil ojos. Sé de vuestro trabajo en tiempo real y es indudable que ustedes, son los ojos del país

 

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/1431

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.