Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes noviembre 8, 2019
donativo

En diario del gobierno, diplomático jordano defiende el tratado de paz con Israel y condena a quienes lo atacan


Ziad Khazer Al-Majali (imagen: Al-Rai, Jordania)

Anteponiéndose al 25avo aniversario del tratado de paz entre Israel y Jordania el 26 de octubre, 2019 la prensa jordana publicó varios artículos sobre este tema. Todos estos artículos atacaron la política de Israel hacia Jordania y los palestinos desde que ocurrió la firma del tratado y expresaron su pesimismo respecto a su futuro.[1]

De hecho, el discurso sobre Israel en la prensa jordana se ha caracterizado por la hostilidad a lo largo de todo el año pasado, en medio de preocupaciones en el reino sobre el «Acuerdo del Siglo» propuesto por la administración Trump y su impacto en la estabilidad e intereses de Jordania[2] y también tras las declaraciones de los funcionarios israelíes sobre Jerusalén y el Valle del Jordán, que también fueron percibidas como amenazas a los intereses de Jordania. La prensa jordana publicó numerosos artículos críticos en referencia a Israel, que pedían cancelar el tratado de paz e incluso exhortaron a los palestinos a iniciar una nueva intifada y elogiaron los ataques contra los israelíes y la disposición de los palestinos a morir como mártires. Algunos de los artículos denominaron a Israel «cáncer» y de «ente alienígena» e incluyeron motivos antisemitas.[3]

Sin embargo, junto a estas expresiones de hostilidad hacia Israel y su política, también hubo artículos ocasionales que defendían el tratado de paz con este. Estos argumentaron que el tratado sirve a Jordania y que el reino debe respetar un acuerdo el cual fue firmado libremente.[4] Entre estos artículos cabe destacar uno excepcionalmente escrito por el diplomático jordano Ziad Khazer Al-Majali, quien se desempeñó como embajador de Jordania ante la Autoridad Palestina, en Rusia y en el Líbano. En el artículo, publicado el 25 de marzo, 2019 en el diario del gobierno Al-Rai, defendió el tratado de paz y se quejó de que este se encuentra bajo un constante ataque en Jordania, incluso por parlamentarios y funcionarios anteriores y actuales. Este le recordó a sus lectores que el Rey Hussein, quien firmó el tratado, lo describió como su «regalo» para el pueblo jordano y pidió a los jordanos que se mantengan firmes y no dejen que «los defensores de la cultura de la agresión y el odio envenenen la atmósfera de moderación y amor a la paz que todos nosotros disfrutamos».

Lo siguiente son extractos de su artículo:[5]

 

«Cuando un estado agresor militarmente fue impuesto en la región hace más de medio siglo, esta patria jordana purgó [la vergüenza] de algunos de los naksas de la nación [árabe][6] por medio de su victoria en la [batalla de] Karameh,[7] que ha pasado a la historia y cuyo aniversario [nosotros] celebramos hace varios días. [Pero] cuando las condiciones en la región maduraron y se produjo un deseo internacional de paz, vinimos, junto a nuestros hermanos [árabes] y basados en una decisión árabe, a la Conferencia de Madrid.[8] Dado que algunos creían que todo bando árabe debería resolver sus problemas [con Israel] separadamente, alcanzamos un tratado de paz [con este país], luego que nuestros hermanos [palestinos] al oeste del Río [Jordán] ya habían logrado alcanzar los Acuerdos de Oslo…

«El atacar el tratado de paz Jordania-Israel se ha convertido en un [repetido] estribillo [en Jordania], que necesariamente acompaña cada acción y declaración electoral y la mayoría de los discursos y entrevistas pronunciados por ex-funcionarios jordanos, incluyendo aquellos ya longevos en altos cargos. [Ahora bien], yo respeto las opiniones de los demás y creo que la gente ajena a los mecanismos estatales tienen el derecho de [expresar] una postura diferente o crítica sobre la ley que ratifique el tratado de paz [con Israel]. Yo [también] carezco del entendimiento legal para evaluar o explicar el por qué los anteriores y actuales respetables parlamentarios atacan un tratado que fue aprobado por otros respetables parlamentarios en el pasado y fue registrado oficialmente por la ONU, tal como lo requiere el Artículo 102 de la carta magna de esta organización. [Además], antes de que me ataquen, permítanme reconocer que, desde que sucedió el asesinato del Primer Ministro [israelí] Yitzhak Rabin, la mayoría de los líderes israelíes no han creído en los principios y las resoluciones internacionales que formaron la base para lanzar los esfuerzos de paz [árabe-israelí], especialmente las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de la ONU [y no han creído] en el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación dentro de su territorio nacional. Es por eso que negocian y retrasan la implementación de algunas decisiones acordadas en Oslo, Camp David y El Cairo [tratados entre Israel y los palestinos]. Sin embargo, también estoy consciente de que el objetivo oculto [de los israelíes] siempre ha sido desarraigar la creencia en la cultura de paz de la mente árabe y muy en particular, de la mente palestina, para que puedan quejarse internacionalmente de que los árabes no desean la paz…

«Las palabras pronunciadas por el [Rey] Hussein sobre el tratado [de paz] todavía están grabadas en mi memoria. [Él Rey dijo]: ‘Este es mi regalo a mi pueblo jordano’. El difunto Hussein entendió la realidad en tal momento y previó el futuro que estamos viviendo hoy día… Los jordanos no tienen dudas sobre su entidad nacional, pero esto no significa que Jordania no esté en la mira [de ciertas fuerzas y países]… y esta es la prueba más difícil de la firmeza del pueblo jordano unido. Uno de los aspectos más importantes de esta firmeza es que [los jordanos] no permiten que ningún defensor de la cultura de agresión y de odio envenene la cultura moderada y de amor a la paz que disfrutamos y deseamos [mantener] por el bien de todas nuestras futuras generaciones».[9]


[1] Véase por ejemplo, Al-Rai (Jordania), 7 de octubre, 2019; ammonnews.net, 13 de octubre, 2019.

[2] Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1448 – Preocupación en Jordania por el tema del ‘Acuerdo del Siglo’ y posible daño al estatus especial de Jordania en Jerusalén, 8 de abril, 2019.

[3] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8079 – Artículos en el medio de comunicación Jordanian Press llama a una nueva Intifada en Cisjordania, a fin de frustrar el ‘Acuerdo del siglo’, 22 de mayo, 2019; Despacho Especial No. 8044 – Periodista jordano: Los líderes de Israel están implementando ‘Los Protocolos de los Sabios de Sión’ en su totalidad, 2 de mayo, 2019; Despacho Especial No. 7954 – Alabanzas y admiración en la Autoridad Palestina y Jordania por el terrorista palestino que asesinó a israelíes en Cisjordania, 22 de marzo, 2019; Despacho Especial No. 7811 – Columnistas en diario jordano ‘Al-Dustour’ alaban los ataques terroristas en Cisjordania y la disposición a morir como mártires de los palestinos, 12 de diciembre, 2018; véase también Al-Dustour (Jordania), 30 de septiembre, 2019.

[4] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8236 – Respuesta de un importante periodista jordano a los llamados a cancelar el Tratado de Paz Jordania-Israel: Los responsables a la toma de decisiones deben proceder con mucha precaución; cancelar el Tratado puede provocar la cancelación de la custodia de los lugares sagrados en Jerusalén, 22 de agosto, 2019. Despacho Especial No. 7829 – Ex ministro jordano condena el incidente de la bandera israelí: Si Israel hubiese hecho lo mismo con la bandera jordana, hubiésemos ‘levantado el infierno en contra de Israel’, 3 de enero, 2019; Despacho Especial No. 7251 – Importantes columnistas jordanos advierten contra el cancelar el tratado de paz con Israel, 27 de diciembre, 2017.

[5] Al-Rai (Jordania), 25 de marzo, 2019.

[6] Naksa («revés») es un término árabe dado a la derrota árabe en la guerra de 1967 contra Israel.

[7] La ​​batalla de Karameh entre Israel y las fuerzas combinadas de la OLP y el ejército jordano que ocurrió el 21 de marzo, 1968 es considerada por Jordania como una victoria ya que el lado israelí sufrió muchas pérdidas y no logró todos sus objetivos.

[8] La Conferencia de Madrid de octubre, 1991 patrocinada por los Estados Unidos y la URSS con el objetivo de promover la paz entre Israel y los palestinos junto a los árabes, llevó a conversaciones entre Israel y Jordania que finalmente dieron lugar al tratado de paz Jordania-Israel de 1994.

[9] Al-Rai (Jordania), 25 de marzo, 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.