Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 4, 2019
donativo

Rebe de Lubavitch al Jerusalem Post: no ​​hay gobierno de unidad para Israel

El Rebe respondió que debería ser un gobierno pequeño para ser un gobierno fuerte. "Sí, y cuida los problemas reales", agregó Levy


El Rebe de Lubavitcher, el rabino Menachem Mendel Schneerson, le dijo al ex editor de The Jerusalem Post , Yehuda Levy, en 1990 que creía que Israel necesita un gobierno estrecho .

Al hablarle durante una visita, Levy le pidió al Rebe que hiciera algo para que haya un gobierno fuerte en Israel rápidamente.

El Rebe respondió que debería ser un gobierno pequeño para ser un gobierno fuerte. 

«Sí, y cuidar los problemas reales«, respondió Levy.
El ex editor del Post le regaló al Rebe una Kaufman Haggadah, el libro utilizado durante la comida festiva de la Pascua, y el Rebe lo bendijo para traer buenas noticias no solo de»Yerushalayim (Jerusalén en hebreo), la ciudad santa».

El Rebe también expresó la esperanza  que pronto visitaría Jerusalén con el Mesías y que el Jerusalem Post anunciaría la visita.

Levy visitó al Rebe en Nueva York en junio de 1990 después que el gobierno de unidad nacional se viera obligado a renunciar en una moción de no confianza presentada por el Alineamiento (laborista) MK Shimon Peres en marzo de 1990. Peres procedió a tratar de no formar una estrecha izquierda. El ex primer ministro Yitzhak Shamir formó un gobierno de ala y un estrecho gobierno de derecha poco después de que Levy visitara el Rebe, según el sitio web de la Knéset.

De 1984 a 1990, Israel fue liderado por un gobierno de unidad nacional entre los primeros ministros Yitzhak Shamir (Likud) y Shimon Peres (Trabajo / Alineamiento), que acordaron una rotación, cada uno con dos años de servicio, según el sitio web de la Knéset. El gobierno de unidad se formó después de las elecciones que dieron como resultado bloques de derecha e izquierda de igual tamaño, por lo que ambos bloques no pudieron formar un gobierno mayoritario.

Unos 97 de los 120 miembros de la Knéset formaban parte del gobierno de unidad, por lo que hubo que hacer ajustes a las Reglas de Procedimiento de la Knéset para permitir que la oposición funcione correctamente.

También se formó un gabinete interno de 10 asientos y se dividió en partes iguales entre los partidos Likud y Labor para permitir que cada uno pueda bloquear la iniciativa del otro, si es necesario, de acuerdo con el Instituto de Washington. El gobierno abordó muchos problemas económicos y de seguridad y logró durar el plazo de cuatro años

Tanto el líder azul y blanco Benny Gantz como el primer ministro Benjamin Netanyahu han propuesto un gobierno de unidad nacional para resolver el actual estancamiento político, pero hasta ahora ambos no han logrado formar uno . El presidente Reuven Rivlin le dio a la Knéset la responsabilidad de otorgar el mandato de formar un gobierno a cualquiera de los 120 miembros de la Knéset o de ir a las elecciones, después de que Netanyahu y Gantz obtuvieron el mandato y no pudieron formar un gobierno

Traducido por Dori Lustron para Porisrael.org
 
Comentarios

En nada se parece, un gobierno ideado por hombres como son aquellos que rigen las naciones, a
un «gobierno de D.» en el cual los principios de equidad, justicia, respecto y transparencia son la pìedra angular … para ésto último, deberemos aún esperar el Advenimiento del Mesias o en su caso Su Retórno, ya que Solo Él es suceptible y capaz de encabezárlo y dárle forma …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.