Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 5, 2020
donativo

El efecto del coronavirus en la economía global


El brote de 2020 del nuevo coronavirus (COVID-19) pasará a la historia por su impacto masivo en la economía global y en la salud pública, tanto física como psicológica. En algún momento, la vida volverá a la normalidad, pero ya no será la misma que antes. Las personas han estado comprando por el pánico en las últimas dos semanas mientras se despiertan de lo poco preparados que están para una crisis. Como resultado, muchos están reconsiderando sus hábitos de gasto y las necesidades que deberían tener a la mano. Algunas de estas adaptaciones temporales se volverán permanentes a medida que las personas descubran que las prefieren a las viejas formas de hacer negocios.

China está siendo severamente afectada por el brote del devastador coronavirus (COVID-19). Los sectores de manufactura y servicios chinos cayeron a mínimos históricos en febrero, las ventas de automóviles chinos cayeron un récord del 80% , y las exportaciones chinas cayeron un 17,2% en enero y febrero. Los datos oficiales confirman una desaceleración generalizada en la actividad económica de China, una tendencia que también es visible a través de los barómetros informales, como los bajos niveles de contaminación y la disminución del tráfico marítimo. La recuperación económica del país será difícil ya que la demanda de otros países continúa disminuyendo mientras intentan hacer frente a la propagación del virus dentro de sus propias fronteras.

Entre las otras economías globales importantes, la OCDE pronostica las revisiones de crecimiento a la baja más significativas en países profundamente interconectados con China, especialmente Corea del Sur, Australia y Japón. Es probable que Europa y Japón ya estén en territorio de recesión, dado su débil desempeño en el cuarto trimestre y su alta dependencia del comercio. Mientras que Estados Unidos entró en la crisis con viento de cola , algunos analistas pronostican una contracción del PIB estadounidense en el segundo trimestre.

A medida que la cadena de suministro global se desacelera, el mundo comienza a prestar más atención a su dependencia de China, y cualquiera que haga negocios con ese país está sintiendo la presión. Como resultado, una tendencia que probablemente seguirá al brote de coronavirus será un alejamiento de la dependencia de China y hacia una mayor autosuficiencia tanto a nivel industrial como personal. Las industrias que han dependido en gran medida de China, como la fabricación, probablemente reconsiderarán sus lazos comerciales y trasladarán partes de sus operaciones a otros lugares para diversificar el riesgo.

Una variedad de bancos e instituciones financieras han ofrecido los peores escenarios para 2020, ya que la propagación del virus afecta la economía global y afecta a los mercados financieros. La extensión del daño dependerá qué tan rápido se contenga el virus, los pasos que las autoridades tomen para contenerlo y cuánto apoyo económico estén dispuestos a proporcionar los gobiernos para detener el impacto de la epidemia y las consecuencias inmediatas. Bitcoin (BTC) se ha movido en gran medida en línea con el mercado de valores y volvió a caer por debajo de la marca de $ 10,000 a medida que los temores de coronavirus golpearon los mercados globales. En general, sin embargo, el sentimiento del mercado de bitcoin sigue siendo positivo a la luz de la próxima reducción a la mitad de la recompensa en bloque y la recuperación esperada que históricamente siempre ha seguido a la mitad.

Los mercados mundiales son los primeros en reaccionar ante una crisis. Cuando se hizo evidente que el coronavirus no iba a desaparecer pronto, los mercados bursátiles de todo el mundo se vieron afectados. Después que los CDC emitieron una advertencia pública sobre el coronavirus, el Índice S&P 500 tuvo su peor semana desde la crisis financiera mundial de 2008, cayendo en más del 11% en la última semana de febrero. Por el contrario, el rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años de referencia alcanzó un mínimo histórico a medida que los inversores se mudaron de activos riesgosos a activos de refugio seguro. El oro también experimentó un repunte, lo que se sumó a su fuerte repunte desde comienzos de año. El precio del petróleo se ha deslizado un 18% desde el comienzo del brote. Cuando la cadena de suministro global espera una desaceleración del uso, el petróleo suele ser el primero en caer en valor a medida que disminuye la demanda.

El turismo y las industrias relacionadas con los viajes estarán entre las más afectadas, ya que las autoridades fomentan el «distanciamiento social» y los consumidores se quedan en el interior. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo advierte que el coronavirus podría costar a los transportistas aéreos globales entre $ 63 mil millones y $ 113 mil millones en ingresos en 2020, y el mercado internacional de películas podría perder más de $ 5 mil millones en la taquilla. Del mismo modo, las acciones de las principales compañías hoteleras se han desplomado en las últimas semanas, y los gigantes del entretenimiento como Disney esperan un golpe significativo en los ingresos. Restaurantes, eventos deportivos., y otros servicios también enfrentarán interrupciones significativas. Las industrias menos dependientes de una alta interacción social, como la agricultura, serán comparativamente menos vulnerables pero aún enfrentarán desafíos a medida que la demanda fluctúe.

El impacto financiero positivo más importante del coronavirus se verá en el trabajo a distancia , y podemos esperar ver un auge en las aplicaciones de software independiente, trabajo remoto y software remoto como Zoom y Slack. Algunas corporaciones han comenzado a ofrecer al personal opciones de trabajo desde casa para competir con nuevas empresas impulsadas de forma remota. Esta tendencia está a punto de acelerarse en los próximos meses a medida que las empresas soliciten a cada vez más empleados que trabajen desde casa. La teleconferencia es un ganador obvio, quizás demasiado obvio para capitalizarse; Zoom Video Comunicacionesy a cotiza a 1.250 veces las ganancias. Un stock más asequible es Dell Technologies, que se beneficiará cuando los empleadores actualicen las computadoras portátiles utilizadas por los trabajadores remotos. El teletrabajo dañará permanentemente la demanda estadounidense de gasolina.

Según Datawrapper, los ganadores del precio de las acciones hasta la fecha (%) debido al coronavirus son Zoom Video Communications con una relación precio / ganancias de 1.250, seguido de Netflix (89), Amazon (83), Cerner (44), Thermo Fisher Scientific (34), K12 (26) y Quest Diagnostics (18).

El Dr. Frank Musmar es un especialista en gestión financiera y de desempeño y un asociado no residente en el Centro BESA .

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://besacenter.org/perspectives-papers/coronavirus-global-economy/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.