Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes julio 31, 2020
donativo

La otra pandemia: la economía a raíz del Coronavirus

La situación en Israel, analizada por el Profesor Michel Strawczynski, Director del Departamento de Investigación del Banco Central de Israel.


Para los interesados en los efectos económicos de la pandemia y el cierre impuesto debido a ella, es esta entrevista con el economista uruguayo-israelí Profesor Michel Strawczynski, quien se destaca desde hace años nada menos que en el Banco Central de Israel. Su análisis central es sobre la situación en Israel, aunque también toca aspectos de la situación mundial.

No publicamos el detalles de las medidas concretas de ayuda, porque estas van evolucionando. Optamos por dar el cuadro general, en este resumen de la entrevista original.

 

P: Michel, hace meses que el mundo, Israel incluido, habla de la pandemia, la vive, y advierte de los riesgos de salud. Pero también está claro que esto tiene un costo económico muy grande. ¿Cómo resumir-primero a grandes rasgos- el efecto del Coronavirus en la economía israelí? O sea ¿cuáles son los principales problemas? 

R. Se trata de una crisis relacionada a la salud de la población – especialmente con riesgos de vida para personas de edad avanzada. El dilema en la toma de decisiones es hacer todo lo posible por salvar vidas, sabiendo que ello ocurrirá a costo de un alto precio económico, el cual fue reflejado desde el primer minuto en la toma de decisiones por el departamento que dirijo. Considero que la toma temprana de decisiones activas en Israel fue importante – y nos permite llegar a una conclusión que queda clara en el caso Israelí: salvar vidas ocupó la primera prioridad.

La crisis comenzó en la primera mitad de marzo, y conllevó desde muy temprano el cierre de las fronteras y la limitación de actividades a aquellas que son consideradas básicas. Una cuota de trabajadores públicos (elegida de acuerdo a las funciones cumplidas) continuó trabajando y al resto se le impuso vacaciones forzadas como parte del cierre destinado a evitar el contagio. Pocos días después de iniciada la crisis, la Institución Nacional de Seguros comenzó a financiar las vacaciones de los empleados del sector privado, decisión que permitió a las firmas – grandes y pequeñas – evitar el gasto salarial, el cual constituye el mayor componente de los gastos variables. A pesar de ello, los gastos fijos (fundamentalmente el alquiler y los impuestos municipales) siguieron significando una dura carga financiera ante la situación de inactividad.

Esta situación es extremadamente frustrante para todos. A diferencia de eventos anteriores que existieron en Israel, en los que generalmente se usó el fondo de indemnización hacia el fin («a-posteriori») de las distintas crisis, en el caso del Coronavirus no fue posible esperar hasta el fin del evento y se comenzó a diseñar planes económicos y transferencias a las empresas e individuos prácticamente desde la primera semana. Lamentablemente, la implantación de planes de este tipo a nivel nacional fue muy frustrante también, porque si bien los planes existieron, llevarlos a la práctica requiere mucho tiempo – lo cual genera un entendible descontento que es expresado hoy en día a través de protestas.

El rol del Banco Central de Israel

P: ¿Qué propusieron ustedes en el Banco Central de Israel? Recordemos que Bank Israel es el asesor económico del gobierno.

R: El Banco Central propuso una clara propuesta de ayuda, tanto a los negocios como a las personas. Frente a la necesidad de toma de decisiones el Banco se expresó públicamente basado en dos claras posturas:

1) Recomendamos aumentar el déficit durante la crisis (que llegará a un 11 por ciento del PBI en el 2020 con deuda pública que remontara a un 75 % del PBI en el 2021)

2) Aumentar las sumas de préstamos y las garantías de gobierno, dado que la crisis significa un riesgo macroeconómico que no se puede asegurar y que el gobierno debe asumir en nombre de todos los agentes de la economía. Si bien Israel entró a la crisis con un déficit alto (que había sido identificado por nosotros antes de la crisis) – explicamos públicamente en dos conferencias de prensa que el momento de enfrentarlo es una vez que se forme el nuevo gobierno y la crisis sea superada. Durante la crisis, mi departamento estimó el precio económico, el cual actualmente se sitúa en la cercanía de los 100,000 millones de NIS, o sea más de 28.000 millones de dólares  (8 por ciento del PBI).

P: ¿El Banco de Israel tomó decisiones en forma directa? 

R: Casi al comienzo de la crisis el banco intervino en los mercados financieros. Se inyectó liquidez en moneda extranjera, nos comprometimos a comprar 50 mil millones de shekel o sea algo más de 14.000 millones de dólares  en bonos gubernamentales (facilitando de esta forma la emisión de bonos del ministerio de finanzas) y además redujimos la tasa de interés del 0.25 al 0.1 por ciento. Iniciamos también un plan especialmente diseñado para la situación existente, según el cual otorgamos a los bancos un préstamo al 0.1 por ciento de interés anual, con la condición de que las sumas prestadas sean asignadas a empresas pequeñas. De esta forma logramos agregar fondos adicionales de 5 mil millones de shekel , unos 1400 millones de dólares,  para salvar pequeñas empresas.

Entre crisis y las fortalezas de la economía israelí

P: ¿Es cierto lo afirmado por el Primer Ministro diciendo que la economía israelí entró a esta crisis con fortalezas que le permitirán después salir de la pandemia? 

R: Hay dos elementos básicos de fortaleza económica previos a la crisis: 1) la tasa de desempleo era antes de la crisis muy baja históricamente, rondando el 3 por ciento; 2) El bajo nivel de deuda comparado con los países de la OCDE  – alrededor de un 60 por ciento del PBI. Este bajo nivel de deuda permite a las agencias internacionales retener el alto nivel de rating que posee Israel, a diferencia de otros países que antes de la crisis tenían altos niveles de deuda. Israel cerrará el 2020 con niveles de desempleo muchos más bajos que, por ejemplo, EEUU, Inglaterra, Irlanda y varios otros países desarrollados. La única advertencia al punto de partida en nuestro caso está relacionada al déficit fiscal, que previo a la crisis alcanzó el 4.5 por ciento – y por lo tanto no habrá más remedio que considerarlo en el 2021, año en el cual prevemos un crecimiento importante del PBI.

 

P: Una pregunta que es de hecho seguimiento de la anterior…¿Qué elementos en la economía israelí reflejan la firmeza de fondo, que vaticina una recuperación? 

R: El mercado de trabajo Israelí ha demostrado en varias ocasiones de crisis en el pasado una alta resiliencia. De acuerdo a las encuestas realizadas la semana pasada por la Dirección General de Estadísticas, el 9 por ciento de las empresas (26 por ciento en las firmas de hi-tech) aceptaron la reducción de sueldos como mecanismo efectivo para retornar al trabajo. El hecho que tenemos una de las poblaciones más jóvenes de la OCDE, nos ayuda en dos aspectos: 1) hay menos contagios; 2) nos permite crear una situación gradual de vuelta al trabajo una vez finalizada la crisis; esto es mucho más difícil para la gente de edad, dada la dificultad de flexibilidad frente a las nuevas circunstancias. En crisis anteriores muchos puestos desaparecieron como reacción a los cambios en el mercado de trabajo, muchas veces respondiendo al avance tecnológico anterior. Otro elemento fundamental que vaticina una recuperación en el caso Israelí es la composición de nuestras exportaciones, caracterizadas por la alta tecnología. En este rubro el trabajo a la distancia fue mucho más aplicable, y por lo tanto el daño fue menor comparado a otros rubros. Gracias a ello la crisis afectó menos la caída del PBI comparado con otros países.

¿Daño irreversible?

P: ¿Ha habido daños que te parece serán irremediables?

R: Generalmente en casos de este tipo ocurre una re-conversión, que lleva a muchas firmas a cerrar y a otras nuevas a abrir. Poe ejemplo, en los start-ups, el daño ocurrió en las dos primeras etapas de avance – creación de propuestas y presentación de ideas frente a inversionistas – etapas que fueron gravemente dañadas. Eso significa que en el 2020 va a haber menos proyectos. Sin embargo, los proyectos mas avanzados siguieron funcionando, y el índice de NASDAQ recuperó un nivel relativamente bueno. Hay industrias que probablemente cambiarán para siempre, como los vuelos internacionales – quizás muchas conferencias se realicen a la distancia.

A nivel de las personas privadas y de los negocios hay temas que todavía deben dilucidarse. Se formo un comité («Comité Kaminitz») que intentará definir la situación legal de los contratos – desde contratos de provisión de productos, pasando por los vuelos suspendidos, y hasta los contratos de arrendamiento – que son críticos para la continuación de la economía. Nuestro departamento se pronunció en este comité incentivando a llegar a acuerdos entre las partes – cada situación según sus particularidades. En el trasfondo esta la ayuda otorgada por el gobierno, que al menos en forma parcial incluye un aporte directo en los costos fijos.

P: Más allá del estancamiento o enlentecimiento de la economía israelí estos meses ¿dirías que lo que ha sucedido cambiará cosas de fondo en la economía israelí o es sólo cuestión de números y grados de actividad que se vieron afectados temporariamente y luego recuperarán la normalidad?

R: Según nuestro pronóstico a fines del 2021 no retomaremos el nivel de empleo que había a fines del 2019. El PBI tampoco regresará en ese momento al punto que hubiéramos alcanzado sin la crisis del Coronavirus. O sea, que de acuerdo a este análisis, llegaremos al nivel de actividad económica normal con un retraso de más de 2 años. No todas las áreas volverán a la normalidad. Es importante que el gobierno esté atento al nuevo equilibrio, para ayudar a la economía de mercado a través de convenios multilaterales y cooperación con otros países para actuar con dinamismo en un escenario mundial cambiante. Además el desafío del nuevo gobierno será retornar al balance de sus cuentas, y a partir del 2022 evitar el aumento de la deuda pública.

Fuera de ello, mirando hacia el futuro la crisis del Corona nos dejará también algunos legados positivos. Probablemente usemos las comunicaciones a distancia con mucho más intensidad de lo que lo hacemos hoy en día, evitando viajes que en otras épocas no dudaríamos en efectuar. Paradójicamente, es probable también que cambios de este tipo mejoren la productividad. Por ejemplo, se admitió por primera vez a los trabajadores públicos trabajar desde lejos. Si en el nuevo equilibrio se permitirá a los trabajadores públicos, por ejemplo, un 20 por ciento de trabajo efectivo desde sus casas (lo cual significa un desafío pues requiere medios de computación), se ahorrará aproximadamente un día de pérdida de tiempo en las carreteras por los problemas de tráfico, se ahorrará el uso de combustibles, polución, accidentes de tránsito, etc. Si además se logra coordinar estos esfuerzos entre distintos sectores, es probable que logremos reducir los embotellamientos – con un efecto positivo en la productividad.

P: Michel, te agradezco muchísimo.  Esperemos que la economía se recupere lo mejor posible, tanto en Israel como el mundo en general, por el bien de la gente.

R: Gracias a ti.

 
Comentarios

La negligencia manifestada por el gobierno chino al no cerrar sus fronteras tras haber comprobado la aparicion de éste virus, y su posterior virulencia ,asi como su ineptitud a la hora de tratar de controlarlo, ademas de su falta de informacion a los demas paises en tiempo real, le convierten en principal responsable de los efectos devastadores producidos por esta pandémia en el mundo, y del previsible descalabro economico que nos aguarda a todos, y ya empezamos a detectar en nuestro entorno …
Los «úsos y costumbres» (higienicos y alimenticios) de un pais como China, su opacidad informativa, y vayan ustedes a saber, si incluso una cierta determinacion en propagar el contagio, por parte de sus autoridades, nos ha conducido a esta situacion, y al impase economico que le sucederá de consecuencias gravisimas para los sectores mas vulnerables de la sociedad y consiguientemente mas afectados …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.