Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes agosto 3, 2020
donativo

Al Parlamento Europeo


Mi nombre es Israel Winicki, ciudadano israelí, habitante de la ciudad de Beer Sheba. No represento a ninguna organización ni estoy a sueldo de nadie. Soy simplemente un ciudadano israelí que está harto de Europa, harto de su hipocresía, de su indiferencia ante la realidad que vivimos en Israel

Ustedes deberían cerrar la boca y esconderse en su  continente en decadencia.

Durante más de 2.000 años Europa se vio regada por interminables ríos de sangre judía. Expulsiones, Inquisición, libelos de sangre, cruzados, cosacos, las leyes zaristas, pogromos, y por último el Holocausto, esa masacre de la cual todos ustedes fueron cómplices si no por acción, por omisión. Sabían de los transportes y de los campos de la muerte, pero callaban. Gran Bretaña cerraba las puertas de la Tierra de Israel a los que intentaban escapar del infierno nazi, Suiza expulsaba a los que lograban cruzar la frontera, Suecia hacía buenos negocios con Alemania, el Vaticano proporcionaba documentos falsos a los criminales de guerra. Y así podría seguir.

Ahora, cuando tenemos nuestro estado ustedes no se resignan a que los judíos seamos libres y que nos defendamos.

Se rasgan las vestiduras por los “pobrecitos palestinos”, y lloran lágrimas de cocodrilo por su “miseria”, aunque saben muy bien que son sus propios dirigentes los responsables de esa miseria. Esos dirigentes que se han enriquecido obscenamente con el dinero de la ayuda internacional que ustedes les hacen llegar.

Cuando desde Gaza nos lanzan misiles (vivo en el sur de Israel y más de una noche estuve en un refugio con mi esposa, hijos y nietos porque nos bombardeaban), pero si Israel se defiende ustedes ponen el grito en el cielo “¡¿Cómo osan estos judíos defenderse?!”

Ustedes financian a la UNRWA, verdadero foco de corrupción y de apoyo al terrorismo (en el 2014 las fuerzas israelíes descubrieron en una escuela de la UNRWA misiles de Hamas, los entregaron a las autoridades de la ONU en Gaza y estas ¡DEVOLVIERON LOS MISILES A HAMAS!)

Ustedes saben que parte del dinero que recibe la AP es para pagar a terroristas presos o a familias de terroristas suicidas.

Ustedes financian escuelas de la AP donde se enseña a los niños que hay que convertirse en mártires matando judíos

y ahora llegamos al máximo de su hipocresía. Israel va a declarar su soberanía (no anexión, sino soberanía) sobre parte del ÁREA C (que según los Acuerdos de Oslo, le pertenece) y ustedes se ponen de parte de los palestinos.

En lugar de obligarlos a cumplir lo que ellos firmaron, con el aval de la ONU, la Federación Rusa y los EEUU y sentarse a la mesa de negociaciones, fogonean el conflicto amenazando a Israel. Los palestinos saben muy bien que mientras ustedes sigan con esa actitud, ellos van a poder seguir instigando a la violencia, fomentando el terrorismo y buscando la destrucción de Israel.

Como dije al principio, los campos de Europa han sido regados a lo largo de 2000 años con sangre judía. Pero lamento comunicarles que las palabras ¡NUNCA MÁS! No son simples palabras, sino una realidad.

Ya no vamos a extender el cuello para que la espada asesina nos corte la cabeza. El Holocausto nos enseñó una lección: ya no somos corderos.

Vamos a declarar la soberanía sobre aquello que nos pertenece, no sólo por derecho histórico, sino por el derecho que da el esfuerzo, el trabajo y la lucha. Y si eso les molesta señores ¡¡¡NO ME IMPORTA!!!

Los saluda

Israel Winicki, judío y ciudadano israelí.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.