Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
15 Iyyar 5779 | lunes mayo 20, 2019
donativo

Dura embestida de rabino del Muro Occidental contra Abbas por negar carácter judío de Jerusalem


ITON GADOL

24.08.2012

El rabino del Muro Occidental, Shmuel Rabinowitz, condenó ayer, jueves, en duros términos declaraciones del titular de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien el martes aseguró que Jerusalem “siempre será árabe, islámica y cristiana”.

“Las palabras de los dirigentes palestinos niegan la realidad y, al hacerlo, alejan las posibilidades de paz”, expresó el responsable de la supervisión general de la explanada y el complejo donde se sitúa la pared sagrada en un comunicado.

“Aquellos que desean regresar a Jerusalem al ciclo de negación y derramamiento de sangre y borrar su pasado judío en aras de una lucha política deben ser condenados”, agregó el religioso, para quien la ciudad santa “ya no se construirá sobre el odio”.

“El futuro de Jerusalem no se escribirá en base a la destrucción de su pasado, es una vergüenza que algunos líderes pretendan borrar la eterna historia” de la capital israelí, embistió con dureza Rabinowitz.

“Los malos espíritus tratan de apropiarse para sí mismos y para su fe de la santa ciudad del rey David “, pero “no testificaré sobre el carácter judío de Jerusalem; antiguas monedas que llevan los nombres de los reyes de Judea encontradas entre las ruinas de la ciudad lo harán, las paredes de esperanza construidas por Nejemías para renovar el asentamiento judío en Jerusalem hace más de 2.300 años dan testimonio, las plegarias, himnos y poemas litúrgicos pronunciados en Marruecos y España, las montañas de Etiopía y la estepa ucraniana y que dejaron grabado el recuerdo de Jerusalem en todos los corazones serán testigos”, escribió el rabino.

Rabinowitz agregó que “la plena libertad de religión y culto” ha sido establecida por el gobierno israelí “por primera vez en 2.000 años” y las palabras de Abbas son la prueba de que el pueblo judío no puede confiar en otro para asegurar el acceso a sus lugares sagrados.

“A través de 2.000 años, desde la expulsión de mis antepasados por la espada de Roma, Jerusalem ha sido destruida y reconstruida una y otra vez, y tras haber merecido retornar, elegimos detener el ciclo de destrucción y devolverle a nuestra amada ciudad su destino eterno, como dice en el Libro de Isaías: ‘Y será en el final de los días que la montaña de la Casa de D’s será establecida como la cima de las montañas y será exaltada por sobre las colinas, y todas las naciones correrán a ella’”, finalizó el rabino del Muro Occidental.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.