Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
29 Tammuz 5777 | Domingo Julio 23, 2017
donativo

Querido Ministro De Asuntos Exteriores De Francia, Sr Ayrault


 

Traducción  para TEU: Vera Hachuel.

Me tomo la libertad de escribirle esta carta abierta, tras los últimos ataques terroristas palestinos, que se cobraron la vida de 4 israelíes  e hirieron a varios, en un terrible ataque similar al de Niza en julio, y días antes de su “Conferencia de paz de Medio Oriente “ que va Vd. a presidir en Francia.

Lo hago con respeto, desde un hogar francófono y profundas raíces en Francia y en su cultura.

Represento  la organización AJC  que ha tenido relaciones con Francia desde décadas al más alto nivel, y que, mismo cuando no hemos estado de acuerdo, ha rechazado a aquellos de la comunidad  judía que pedían boicot y lanzaban falsas noticias sobre la situación en nuestro país.

Y lo hago, si se puede decir, no menos ansioso que Vd. en encontrar una solución duradera al conflicto, basado idealmente en una solución de dos estados.

Para mí, el tema no es otro barrizal geopolítico con necesidad de solución. Como judío, también existe una relación metafísica a una tierra ancestral en una búsqueda inmemorial de paz, sin mencionar el hogar contemporáneo de muchos de mis más cercanos parientes y amigos.

Sr Ministro, entienda por favor por qué hemos expresado la esperanza que el encuentro de Paris sea cancelado.

Como dijo La Rochefoucault, “ es más fácil ser sensato para los demás que para uno mismo “

Con todo lo que está ocurriendo en Europa hoy… ¿Este es el único tema que merece tal inversión de esfuerzos y energía?

La UE está en peligro especialmente tras el voto Brexit de junio.

Los terroristas están mostrando la debilidad del acuerdo de Schengen

Sociedades paralelas marginadas han emergido en las ciudades y los suburbios de Francia, Bélgica y otras.

Los partidos populistas opuestos a la UE y a la Eurozona,  que promueven la xenofobia y el anti semitismo, están amenazando el orden establecido.

Ucrania, es una tierra ocupada parcialmente, como Chile, miembro de la UE.

Turquía, clave para el desafío de la migración europea, esta precipitándose hacia el autoritarismo.

Grecia y España, entre otros miembros de la UE, tienen alarmantes niveles de desempleo juvenil.

Pero, en vez de enfocarse en cualquiera de estos temas, el Ministerio de Asuntos exteriores organiza otro esfuerzo internacional para tratar un conflicto que todos saben, a priori, solo puede ser resuelto por los propios protagonistas, sin importar cuantos países viajaran a Paris para su conferencia.

Agregaría que, si Francia ha decidido de todas formas hacer una conferencia internacional  en este momento…¿Qué  tal una sobre Siria, la mayor tragedia de este siglo, y un país que Francia declaró, desde el acuerdo Skyes Picot de 1916, que descuartizó a Oriente Medio, conocer mejor que otros ?

O, ¿Qué  tal Libia? Donde la decisión francesa en 2011 de ayudar a la caída de Gaddafi consiguió su objetivo, pero dejó el país en harapos, terreno de cultivo para el jihadismo, y grave peligro para los intereses europeos.

O, ¿Qué tal sobre los Kurdos, un pueblo de Oriente Medio  con todos los elementos para ser nación, y uno de nuestros aliados más fiables, pero a quienes se les niega la posibilidad de soberanía porque sustituyen  los intereses geopolíticos de los grandes poderes?

O, ¿Qué tal una cumbre sobre la intromisión rusa en la UE, incluyendo el aporte financiero a los partidos extremistas, partidos políticos anti UE, la creación de falsos grupos medioambientales que se oponen a cualquier proyecto energético sin la presencia de Rusia y la manipulación malintencionada de los medios?

NO, la conferencia del 15 de Enero en Paris trata del conflicto israelo palestino, incluso si uno de las dos partes principales, Israel se ha opuesto a la idea; incluso si los EEUU, clave en todo avance en este frente, tendrá un cambio de administración y políticas 5 días después, aunque Francia, se debe decir, no se puede considerar un intermediario honrado.

¿Por qué? Bueno, a pesar de los fuertes lazos entre Paris  y Jerusalem en algunos ámbitos, cuando se llega a la arena internacional, Francia se coloca demasiado a menudo en el otro sitio.

Esto ocurrió en el ultimo voto de la ONU, con la Resolución 2334, también en la Asamblea General de la Organización de la Salud, en Mayo, cuando Francia votó a favor de una medida que extrañamente señalaba a Israel como al único país en el mundo acusado de debilitar la salud mental, física y medioambiental “  y cuando Francia no pudo hacer más que abstenerse a  la Unesco, en Abril, sobre una resolución que negaba cualquier conexión judía o cristiana con los lugares sagrados en Jerusalén.

Si la meta es avanzar en una solución de dos estados, entonces es ya hora de enfrentarse a los hechos.

Hecho Nº 1: Desde el informe de la Comisión Peel en 1937 hasta hoy, los palestinos y sus simpatizantes han, al fin y al cabo, rechazado todo compromiso sobre la mesa para encontrar una solución viable.

Hecho Nº 2; Cada esfuerzo que rodea la mesa de negociaciones cara a cara solo alienta a los palestinos a creer que pueden obtener todo lo que desean sin necesidad de conversaciones directas con Israel, y el inevitable compromiso que resultaría de cualquier acuerdo.

Hecho Nº 3: La incitación palestina no es un tema poco importante, para echarlo a las resoluciones de la ONU y a los discursos diplomáticos como si fuera un pie de nota o una ocurrencia tardía; es el corazón del problema. Hasta tanto y en cuanto los palestinos glorifiquen los bombas suicidas y el “martirio “, y nieguen la legitimidad del pueblo judío en Israel, no habrá solución alguna.

Hecho Nº 4: El papel de las naciones de buena voluntad debiera ser enviar un mensaje claro a los palestinos en el sentido que todos sus caprichos, sin importar el aspecto contra producente a la causa de la paz, no serán más consentidos. Israel ya ha tenido ciertamente su parte de mensajes claros desde la comunidad internacional, pero, desgraciadamente, no el otro lado.

Talleyrand, el Ministro de Exteriores legendario que ocupó su lugar antaño, dijo:

“El arte de ser hombre de estado es anticipar lo inevitable y acelerar el acontecimiento “

Lo inevitable no debiera ser más encuentros internacionales que terminen en una calle sin salida, sino más bien conversaciones cara a cara israelo palestinas.

Cuando todos despierten a la dura realidad, quizás la solución de dos estados se pueda acelerar

**David Harris. AJC Chief Executive Officer

**Edward and Sandra Meyer Office of the CEO

 
Comentarios

MUY BUENA CARTA AL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES FRANCES,LEELA Y TE VAS A CONVENCER,TAMBIEN COMPARTILA POR FAVOR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.