Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
24 Kislev 5778 | martes diciembre 12, 2017
donativo

Relaciones Arabia Saudita-Rusia: -Experto ruso: “Rusia tendrá que hablar con los sauditas desde una postura de fuerza”


http://saudigazette.com.sa/uploads/images/2017/10/04/532335.jpg

El 5 de octubre, 2017 el Rey saudita Salman se reunió con el Presidente ruso Vladimir Putin.[1] El líder ruso describió la reunión como “sustantiva, significativa y confidencial”. Putin declaró: “Esta es la primera visita del Rey de Arabia Saudita a Rusia en la historia de nuestras relaciones… Es un acontecimiento muy significativo”.[2] Este luego agregó: “Estoy seguro de que su visita dará un buen impulso al desarrollo de nuestras relaciones interestatales”.[3]

Los dos líderes abordaron las relaciones bilaterales y la situación en la región. En referencia a Siria, el Rey Salman dijo: “Debe lograrse una solución política que garantice la seguridad, estabilidad, la unidad e integridad territorial de Siria”. En cuanto al mercado petrolero, el monarca saudita dijo: “Estamos comprometidos a continuar una cooperación positiva entre nuestros países para lograr así la estabilidad en los mercados mundiales petroleros, facilitando de esta manera el crecimiento de la economía mundial”.[4]

Durante la visita del Rey, la compañía exportadora de armas de Rusia Rosoboronexport y la Compañía de Industrias Militares de Arabia Saudita firmaron un memorando por “la compra y producción local de productos militares”. También se firmó un contrato para la producción de rifles de asalto Kalashnikov AK 103 y cartuchos en Arabia Saudita. El canciller ruso Serguéi Lavrov y el Ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales saudita Khalid Al-Falih también firmaron un acuerdo sobre cooperación bilateral en el área de “exploración y utilización del espacio exterior para fines pacíficos”.[5] La agencia de noticias rusa Tass informó que una hoja de ruta sobre el tema de cooperación económico-comercial y científico-técnico para el período intermedio también fue firmada por el Ministro de Energía ruso Alexander Novak y el Ministro de Comercio e Inversión saudita Majed bin Abdullah Al-Qasabi.[6]

Novak, quien copreside la comisión intergubernamental ruso-saudita, dijo que los dos países tienen potencial para desarrollar la cooperación en materia nuclear, ya que Arabia Saudita tiene planeado lanzar un programa de energía nuclear. Novak dijo: “La energía nuclear puede convertirse en una de las fuentes básicas junto a un catalizador adicional para el desarrollo de varias industrias y tecnologías de innovación en Arabia Saudita. La cooperación en esa área sería una confirmación lógica y una prolongación de la cooperación estratégica entre nuestros países”.[7]

El vice-primer ministro ruso Dmitry Rogozin también dijo que Arabia Saudita mostró interés en comprar los sistemas de misiles S-400. “Las conversaciones sobre los S-400 van por buen camino, pero aún no hay nada decidido”, divulgo Rogozin.[8]

El Rey Salman invitó a Putin a visitar Arabia Saudita y Putin aceptó la invitación. El 6 de octubre el monarca saudita se reunirá con el Primer Ministro ruso Dmitry Medvedev. La visita finalizará el 8 de octubre.[9]

Lo siguiente son extractos de un análisis publicado por el grupo pensante ruso Club de Discusión Valdai, titulado “Qué Esperar de la Histórica Visita del Rey Saudita a Rusia”, escrito por el experto en el tema del Medio Oriente Nikolai Sukhov, investigador principal del Instituto de Estudios del Medio Oriente de la Academia de Ciencias Rusa (ACR):[10]Suslov sostiene que el mejoramiento de las relaciones con Rusia refleja el auto-empoderamiento de Moscú en el Medio Oriente gracias a su intervención militar en Siria y el frente diplomático que ha logrado establecer con Ankara y Teherán.

http://saudigazette.com.sa/uploads/images/2017/10/04/532335.jpg

La llegada del Rey Salman a Moscú (Fuente: Saudigazette.com.sa)

El Rey Saudita Salman con el Presidente ruso Vladimir Putin (Fuente: Kremlin.ru)

‘El liderazgo ruso está tratando de aprovechar un buen momento para suavizar las posturas sauditas en Siria’

“Ante la histórica primera visita del Rey de Arabia Saudita a Rusia, varios expertos dijeron que este evento pudiera retrasarse, tal como ya ha sucedido varias veces desde junio, 2015 cuando el Presidente Putin invitó al Rey Salman a visitar Rusia. Estas preocupaciones fueron alimentadas por la casi total ausencia de artículos sobre el tema en los medios de comunicación sauditas… [Sin embargo] la comunidad empresarial saudita está preparando una poderosa ‘fiesta de desembarco’ para Rusia, de hasta 700 personas, en esperanza de crear nuevos y existentes lazos de desarrollo con las empresas rusas.

El Rey saudita Salman con el Presidente ruso Vladimir Putin (Fuente: Kremlin.ru)

“La invitación inicial a visitar Moscú fue entregada al entonces monarca Abdullah durante la primera visita presidencial rusa a Arabia Saudita en febrero, 2007. El retraso repetido de la visita prevista puede ser visto como una indicación de los problemas que existían en las relaciones de los dos países.

El Rey saudita Salman con el Presidente ruso Vladimir Putin (Fuente: Kremlin.ru)

“La raíz de estos problemas se remonta a la guerra soviética en Afganistán, cuando las tropas soviéticas se enfrentaron a grupos armados patrocinados entre otros por Arabia Saudita. Hoy día algunos miembros de la élite saudita están convencidos de que su estado derrotó a la Unión Soviética y a su manera de ver, Rusia sigue siendo el bando derrotado. Esta es también la razón por la cual los líderes saudíes ven a su país como un ‘gran poderío’ sin ninguna ironía. Durante las décadas de 1990 y del 2000, varias fundaciones en el Golfo Pérsico, incluyendo a Arabia Saudita, han ayudado activa y generosamente a los insurgentes del Cáucaso del Norte. Esta reciente historia no contribuye a la confianza y creación de un clima positivo en las relaciones bilaterales.

“Luego de comenzado el conflicto en Siria en el 2011, las relaciones entre los dos países fueron suspendidas de hecho hasta el año 2015, cuando el Rey Salman asumió el trono y envió al Príncipe Heredero a la Corona Muhammad bin Salman a reunirse con el presidente ruso en junio del mismo año. Desde entonces, uno puede observar cierta cordura en las relaciones bilaterales. Entre los factores que influyeron en el acercamiento de Rusia y Arabia Saudita, la más significativa es la exitosa operación de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria. Es obvio que el vuelco en los acontecimientos en este país y el regreso del 85% del territorio al control gubernamental está forzando a los saudíes a hablar de “objetivos comunes” de Rusia y Arabia Saudita no sólo en Siria sino también en Irak, Yemen y Libia. Las victorias de Rusia aumentaron notablemente la autoridad de Rusia en la región incluyendo a Arabia Saudita. Sin embargo, la guerra en Siria sigue siendo la principal fuente de contradicciones entre Moscú y Riad. Se debe reconocer que la política exterior de las monarquías del Golfo es más bien reflexiva y depende de la situación cambiante. Hoy día, parecen haber llegado a un acuerdo con el fracaso de este proyecto y están dispuestos a coordinar sus acciones con Moscú. El liderazgo ruso también los reúne a mitad de camino, reconociendo las nuevas oportunidades y tratando de tomar una ventaja.

Medio de comunicación saudita La Gazeta Saudita cita al ex-canciller saudita Adel Al Jubeir en relación a la visita del Rey saudita a Rusia (Fuente: Twitter.com/Saudi_Gazette, 5 de octubre, 2017)

Medio de comunicación saudita La Gazeta Saudita cita nuevamente al ex-canciller saudita Adel Al Jubeir sobre la visita del rey saudita a Rusia (Fuente: Twitter.com/Saudi_Gazette, 5 de octubre, 2017)

“Ambos estados reconocen el papel y la importancia de cada uno de los otros geopolíticamente. Rusia posee estrechas relaciones con Turquía e Irán y no sólo en Siria, sino también en Asia Central con este último. Estos dos estados son rivales de Arabia Saudita en la región. En meses recientes, también hubo la crisis de Qatar, durante la cual, ambos aliados tácticos de Rusia tomaron el lado del estado desfavorecido. [El autor considera a Qatar como el ‘estado desfavorecido’]. Para la gobernante Casa de Saud, es importante fortalecer el poder político y los lazos económicos con Moscú para de esta manera debilitar su movimiento hacia Teherán y Ankara. En una entrevista con el diario Washington Post, Muhammad Bin Salman formuló sinceramente los objetivos de Riad en relación a Moscú, diciendo: “El objetivo principal no es que Rusia coloque todas sus cartas en la región detrás de Irán”.[11]

“Arabia Saudita también le atribuye una gran importancia al fortalecimiento de los lazos con Rusia en el contexto de las relaciones con los Estados Unidos, cuya política en el Medio Oriente ha sido percibida negativamente en los últimos años tanto por las élites gobernantes de las monarquías del Golfo como por su pueblo. El liderazgo ruso está tratando de aprovechar un buen momento para suavizar las posturas sauditas sobre Siria y poner fin al apoyo de los grupos islámicos de fundaciones sin fines de lucro y donantes privados en los países del Golfo.

‘La más pequeña muestra de debilidad o cálculo erróneo pudiera destruir fácilmente el eje del amor’

“Riad ha incrementado las dificultades no sólo a nivel internacional, sino también internamente, ya que el creciente déficit presupuestario y el desempleo amenazan con provocar una explosión social, por lo que el factor económico juega un papel importante en el acercamiento entre Moscú y Riad. El interés mutuo en apoyar los precios del petróleo y prevenir su caída ayudó a superar los desacuerdos y acordaron reducir la producción de petróleo en diciembre, 2016. También se está filtrando información sobre la cooperación ruso-saudita en el sector petrolero, respecto a Rosneft, Sibur, Transneft, Lukoil y otras compañías en completar megaproyectos en Arabia Saudita y la participación de Arabia Saudita en proyectos rusos en la plataforma del Ártico.

“Estas perspectivas forman parte del programa de modernización Vision 2030 promulgado el año pasado.[12] Las empresas sauditas están listas para considerar cualquier sector de cooperación que haga posible la localización de la producción, la transferencia de tecnologías rusas y las inversiones rentables en la fabricación de productos en demanda tanto en Arabia Saudita como en el Medio Oriente integralmente. No es casualidad que cientos de empresarios sauditas sigan al Rey Salman en su visita a Rusia.

“Rusia cuenta con el dinero de los fondos sauditas, Arabia Saudita está invirtiendo activamente colosales sumas de dinero que este acumuló en décadas anteriores. En junio del 2016 el presidente de la compañía saudita Aramco Khalid A. Al-Falih y el Ministro de Energía y Minas saudita Khalid A. Al-Falih, junto al Fondo de Inversión Directa ruso declararon de que tienen la intención de crear un fondo de inversión conjunto de $1 billón. Este es un enfoque mucho más delicado que ofrece directamente el renunciar a seguir una línea política activa en el Medio Oriente a cambio de inversiones en la economía rusa, creada por un príncipe saudita en el 2013. Sin embargo, debería entenderse incluso hoy de que el volumen de inversiones cambiará proporcionalmente al estado de las relaciones bilaterales.

“No existe ninguna duda de que ha sido y sigue siendo difícil para nuestros dos países negociar, pero existe tal posibilidad, lo que confirma las recientes experiencias”. Moscú y Riad apoyaron la transición del poder en Egipto en el 2013, mientras que las compras de armas rusas del Cairo fueron posibles sólo con la ayuda financiera de Arabia Saudita. Por supuesto, el mayor éxito en las relaciones bilaterales fue el acuerdo de reducir la producción petrolera.

“En conclusión, es necesario mencionar que para lograr acuerdos verdaderos e implementarlos, el gobierno y la comunidad empresarial rusa tendrán que hablar con los sauditas desde una postura de fuerza, llevar a cabo el trato más difícil, incluso en temas que parecen insignificantes, mientras que al mismo tiempo deben considerar las peculiaridades culturales y psicológicas de sus socios. La más pequeña demostración de debilidad o error de cálculo pudiera fácilmente destruir el “eje del amor” del cual se está hablando en las monarquías del Golfo y retornar inmediatamente las relaciones ruso-sauditas a su bajo nivel anterior”.

[1] Véase Despacho Especial No. 7122 de MEMRI, En referencia a las relaciones Rusia-Arabia Saudita, el canciller ruso Lavrov dice: La histórica visita del Rey Salman a Rusia colocará nuestra cooperación en un nivel totalmente nuevo, 4 de octubre, 2017.

Véase también Despacho Especial No. 7128 de MEMRI, Experto ruso en el tema del Medio Oriente: El Rey de Arabia Saudita Bin Salman es un amigo, pero uno muy difícil, 27 de julio, 2017.

[2] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[3] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[4] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[5] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[6] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[7] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[8] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[9] Tass.com, 5 de octubre, 2017.

[10] Valdaiclub.com, 4 de octubre, 2017.

[11] Washingtonpost.com, 20 de abril, 2017.

[12] Portal Vision 2030: http://vision2030.gov.sa/en

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.