Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Kislev 5778 | jueves noviembre 23, 2017
donativo

Reglas islámicas en los colegios daneses


Al parecer algunos colegios musulmanes de Dinamarca están empleando a profesores antisemitas, reforzando la desigualdad de género, utilizando la violencia contra los estudiantes, ofreciendo una educación deficitaria en general y enseñando la yihad.

Hay 26 colegios musulmanes en Dinamarca. Aunque operan de forma independiente respecto a los colegios públicos, el Estado les proporciona una gran financiación —como hace con otros colegios independientes de Dinamarca— que cubre el 75% de su presupuesto. La demanda de colegios musulmanes en Dinamarca ha crecido en la última década, ya que los alumnos en dichos colegios han aumentado en casi un 50% desde 2007, y ahora dan servicio a casi 5.000 alumnos. (Se desconoce, sin embargo, cuántos niños musulmanes aprenden en las llamadas “escuelas del Corán”, donde después de las clases se enseña el islam y el árabe a los niños que no asisten a una escuela musulmana diurna. Las escuelas del Corán (como reveló el documental de la televisión danesa La sharia en Dinamarca) no están supervisadas por ninguna autoridad estatal o municipal.

Las autoridades educativas danesas están en este momento investigando siete colegios musulmanes por no cumplir las leyes sobre escuelas independientes, entre ellas la de que preparen a los estudiantes para la vida en la sociedad danesa, y la de enseñarles sobre la democracia y la igualdad de género. Esa cifra equivale a más de una cuarta parte de todos los colegios musulmanes. El primer colegio musulmán en Dinamarca abrió en 1980. Casi cuarenta años después, los políticos daneses parecen estar sólo empezando a comprender o a tomarse en serio los desafíos que varios de estos colegios representan para la sociedad danesa.

Las agencias de noticias danesas han expuesto algunos de esos desafíos este verano:

El director del colegio Al Quds de Copenhague, Walid Huyi, publicó imágenes antisemitas de la organización terrorista Hamás en su perfil de Facebook. Un profesor del mismo colegio, Nayi Dyndgaard, un converso, escribió comentarios antisemitas en Facebook.

Otro colegio, el Iqra, está siendo investigado por las autoridades escolares danesas por no preparar a los niños para formar parte de la sociedad danesa. El antiguo subdirector del colegio, el imán Shahid Mehdi, llevaba una página web en la que le decía a los musulmanes que no tuvieran amigos que no fuesen musulmanes. El colegio también le dijo a sus alumnos que tener un novio o una novia estaba prohibido.

El colegio privado Nord-Vest de Copenhague fue investigado por las autoridades danesas en una visita no anunciada, después de que se encontraran materiales didácticos que ensalzaban la yihad y animaban a los jóvenes a librarla.

El colegio también está siendo investigado por la venta de sus edificios a Ali Laibi Yabar en diciembre de 2016. Yabar es un destacado miembro de la asociación Almuntadar Muslim en Malmo (Suecia), la cual forma parte de la organización del ayatolá iraní Ali al Sistani, la fundación Imán Ali. Yabar sostiene que sólo compró los edificios con fines de inversión. A principios de septiembre, el exdirector del colegio, Luqman Pedersen, converso danés al islam, admitió a las autoridades que el colegio quiere crear una sociedad paralela musulmana; también les dijo que el plan del nuevo comprador era transformar los edificios en un centro cultural islámico, que incluiría la escuela.

Dos antiguas profesoras del colegio Nord-Vest, Henriette Baden Hesselmann y Gitte Luttinen Ørnkow, explicaron cómo los niños de la escuela hablaban de “ellos y nosotros” para referirse a los daneses. En un concurso escolar de poesía en 2008, varios niños compusieron poemas que narraban su deseo de apalear a los “cerdos daneses” y partirles manos y piernas. Las exprofesoras describieron una cultura escolar de intimidación y violencia, donde el director del colegio chillaba a los alumnos en árabe y les pegaba. Añadieron que todos sus alumnos reconocieron que también les pegaban en casa. El odio antijudío era inconfundible, como el profesor de geografía descubrió cuando casi tuvo que renunciar a dar una clase sobre Israel a causa de la hostilidad de los alumnos. A otro profesor se le dijo que no dibujara estrellas en los libros de los niños para señalar que lo habían hecho bien, ya que la estrella recordaba a la Estrella de David. A las niñas no se les permitía participar en las clases de natación, deporte o música.

Una de las antiguas profesoras dijo:

  • En general, se están censurando grandes partes de la enseñanza. Yo enseño religión, pero no tenía permitido enseñar el cristianismo. Era un imán iraquí invitado el que enseñaba el cristianismo. Me podía imaginar que algunos de los chicos a los que yo daba clase podían haber sido radicalizados.

Las profesoras intentaron alertar a los políticos y autoridades sobre algunos de los problemas que habían presenciado, pero nadie las escuchó.

A colación de estas revelaciones, varios partidos daneses de la oposición, incluido el Socialdemócrata, están intentando ilegalizar completamente los colegios musulmanes. Según Mette Frederiksen, líder del Partido Socialdemócrata:

  • No es una buena idea con los colegios musulmanes. Cuando eres niño en Dinamarca, es sumamente importante que crezcas en una cultura danesa y la vida cotidiana danesa. No importan las vueltas que se den, un colegio independiente basado en el islam no forma parte de la cultura mayoritaria en Dinamarca. […] Tampoco me gusta la falta de igualdad en los colegios y esas palabras llenas de odio contra nuestras minorías judías. Eso subraya que tenemos sociedades paralelas.

El Gobierno, de todos modos, no está mucho por la labor. Dice que teme que el cierre de los colegios pueda ser inconstitucional y contravenir la Convención Europea sobre Derechos Humanos.

Traducción del texto original: Islamic Rules in Danish Schools
Traducido por El Medio

 
Comentarios

La infección musulmana de la cultura cristiano-europea está mostrando sus primeros resultados. Como inicialmente el lavado de cerebro de los niños musulmanes está orientado a fomentar el odio antijudío, es tolerado por la sociedad europea. Luego, la contaminación se extiende a toda la sociedad, buscando su islamización. Y evidentemente, da resultado. En no más de quince años veremos su cristalización, transformando a Europa occidental en una sociedad culturalmente musulmana. Posiblemente los judíos europeos terminen trasladándose a Israel ó a USA. Algunos se convertirán, y ahí concluirá el judaísmo en Europa para satisfacción de todos aquellos que nunca ocultaron su antipatía antijudía.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.