Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 5, 2019
donativo

Israel revela el «Carmel», su vehículo blindado de combate del futuro


Tras un mes de experimentación, la Dirección para el Desarrollo de Armas e Infraestructura Tecnológica del Ministerio de Defensa (MAFAT, por sus siglas en hebreo)  expuso las tecnologías para el vehículo de combate del futuro de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Raphael, Elbit y la Industria Aeroespacial Israelí son las tres industrias que han llegado a la etapa final del desarrollo, cada una presentando su tecnología operativa avanzada propuesta para el futuro vehículo de combate, que será operado por solo dos tripulantes y está basada en capacidades de autonomía e inteligencia artificial.

La Dirección para el Desarrollo de Armas e Infraestructura Tecnológica del Ministerio de Defensa (MAFAT), junto con los oficiales de la comandancia del Cuerpo de Blindados de las FDI, realizó un primer evento demostración de este tipo de la plataforma «Carmel», el Vehículo Blindado de Combate  avanzado de tierra, que demuestra capacidades tecnológicas avanzadas con énfasis en las capacidades de autonomía y basado en la inteligencia artificial y la robótica avanzada. En la demostración estuvieron presentes el director del MAFAT, el comandante del Ejército de Tierra de las FDI y altos oficiales de seguridad.

El programa Carmel comenzó hace unos tres años como un proyecto de varios años para el desarrollo de tecnologías innovadoras para el Vehículo Blindado de Combate. El programa tiene como objetivo llevar al extremo la tecnología del campo de batalla futuro y desarrollar un concepto de combate completamente nuevo basado en las capacidades de maniobra autónomas y automáticas, inteligencia artificial, capacidades de detección, propulsión híbrida, etc.

La primera fase del programa Carmel presentó un desafío muy significativo para los desarrolladores: demostrar la viabilidad de que el vehículo de combate fuese operado por solamente dos combatientes en compartimientos cerrados. El Ministerio de Defensa eligió después de un largo proceso de examen a tres industrias: Raphael, Industria Aeroespacial de Israel (IAI) y Elbit Systems. Se pidió a cada compañía que desarrollara por separado prototipos, basados en un concepto tecnológico, que transformará el módulo de los tanques existentes y futuros de las FDI en una cabina avanzada (cabina de mando), donde la mayoría de las actividades se lleven a cabo en forma autónoma (viajar, detectar amenazas, adquirir blancos, defender y disparar). El combatiente en la cabina de mando ve toda la imagen de la batalla, la inteligencia, las amenazas y los objetivos, en 360 grados, en estantes cerrados, y solo debe tomar decisiones, que el sistema (todavía) no sabe tomar por sí mismo.

Las industrias de seguridad están comprometidas con el programa y ponen sus mejores recursos humanos para e infraestructura tecnológica en el proceso abierto y los desafíos planteados por los requisitos del proyecto:

Elbit Systems creó un prototopo tecnológico para el combatiente operado por el sistema de casco Iron Vision, basado en la tecnología que la compañía desarrolló para el avión de combate F-35. El vehículo blindado de combate presenta un concepto de combate innovador que, en esencia, es la conducción autónoma y el uso de aplicaciones de inteligencia artificial para ejecutar procesos rápidos de toma de decisiones y destrucción de blancos. El vehículo blindado de combate es operado por dos combatientes equipados con el innovador sistema de casco, que, como un avión de combate, les permite adquirir blancos, conducir y navegar a través de la dirección de la mirada, así como dirigir el sistema de armas en la línea de visión del equipo. El vehículo blindado de combate funciona como una célula de ataque independiente de alto poder de fuego, sirve como estación en una red para la detección multi-espectral y para la fusión de información, así como una plataforma para operar sistemas no tripulados externos: como un multicóptero que filma y fluye información, o un pionero robótico que realiza misiones de perfil altamente peligroso.

Foto: Ministerio de Defensa de Israel

Raphael ha desarrollado el «Transparent Cockpit» (cabina de mando transparente), que permite al personal una visión completa, periférica y espejada de 360 ​​grados de lo que está sucediendo afuera del vehículo blindado en el campo de batalla, sin cascos ni equipo de visión. La cabina de mando transparente es básicamente una combinación innovadora de pantallas táctiles avanzadas que están en interfaz entre sí y envuelven al equipo desde adentro, con una variedad de sensores únicos con capacidades electro-ópticas, que reflejan al equipo una imagen instantánea real y actualizada de lo que está sucediendo fuera del vehículo blindado. Sobre el vehículo blindado se han instalado todos los sistemas avanzados de Raphael: sistemas de detección y monitoreo, sistemas electroópticos, posiciones de armas, lanzadores del misil Gil (Spike), disparadores inteligentes, el sistema de comunicación BNET y, por supuesto, el sistema de defensa activa: Trophy. Estos sistemas, integrados en algoritmos operativos autónomos de inteligencia artificial, son capaces de detectar y neutralizar, al mismo tiempo, una gran cantidad de blancos, con precisión y una velocidad excepcional.

La Industria Aeroespacial Israelí ha desarrollado un prototipo tecnológico basado en la familia de herramientas robóticas y no tripuladas de la compañía, que se utilizan ampliamente en Israel y en todo el mundo. El sistema Carmel de la Industria Aeroespacial Israelí combina una vista panorámica con la operación a través de pantallas personales y joysticks, similar a los juegos de computadora. Los sistemas autónomos del vehículo blindado de combate también están controlados por un sistema de combate central y autónomo, que sincroniza los subsistemas y ayuda al operador humano a filtrar la información irrelevante y, por lo tanto, a centrarse en las amenazas y decisiones críticas que deben tomarse en tiempo real. El desarrollo basado en la inteligencia artificial permite la destrucción de blancos y amenazas, mientras gestiona un sistema de municiones efectivo, conduce por sí mismo en áreas complejas para el movimiento y administra un sistema de municiones eficiente, con énfasis en las capacidades de ataque y disparos letales precisos.

Estas soluciones operativas han sido probadas en las últimas semanas en una serie de escenarios operativos complejos, por un equipo especial de expertos de MAFAT en el Ministerio de Defensa. Las soluciones tecnológicas para el vehículo blindado de combate son multidisciplinarias e incorporan sensores de última generación, para conocer la situación, inteligencia artificial que permite el uso de operadores «virtuales», un innovador motor de toma de decisiones y más.

Paralelamente al esfuerzo de desarrollo en las tres industrias, el MAFAT en el Ministerio de Defensa está llevando a cabo un esfuerzo integrado para desarrollar tecnologías de apoyo adicionales, que no se reflejaron en la demostración actual, que incluyen: la propulsión híbrida para vehículos blindados de combate orugas, un revolucionario camuflaje activo, protección cibernética para vehículos blindados de combate, radares multitarea, un sistema de reconocimiento de camaradas, soluciones de protección y más. Algunas de las tecnologías que han madurado ya están integradas en la flota de los vehículos blindados de combate Merkavá, Namer y Eitan que desarrolla y fabrica la Dirección de Vehículos Blindados de Combate en el Ministerio de Defensa (MANTAK).

Carmel se basa en tecnologías revolucionarias e innovadoras a nivel mundial. Es una plataforma para examinar y demostrar capacidades desarrolladas en la industria israelí y es un foco de interés de muchos ejércitos e industrias en el mundo. Algunas de las capacidades de Carmel aún no se han visto y la mayoría de ellas nunca se concretaron y nunca se probaron en instrumentos de combate. El programa Carmel del Ministerio de Defensa coloca al Estado de Israel a la vanguardia de los programas avanzados de los vehículos de combate blindados del mundo, gracias a la adaptación de los requisitos para el campo de batalla futuro y la creatividad de las industrias de defensa en el país. El producto del desarrollo será una infraestructura tecnológica y de ingeniería para futuros equipos de combate terrestres tripulados y autónomos.

El general de brigada Yaniv Rotem, jefe de Investigación y Desarrollo de MAFAT en el Ministerio de Defensa manifestó: «Junto con las tres industrias, pudimos demostrar que los vehículos blindados de combate del futuro pueden ser operados por solo dos soldados, dentro de un compartimiento cerrado, lo que llamamos ‘estantes cerrados’ y de hecho llevar a cabo todas las misiones del vehículo blindado de combate, tanto la conducción autónoma como la operación de todas las misiones con solo dos combatientes”.

«De hecho, nos encontramos en víspera de un cambio revolucionario del concepto de maniobras terrestres y queremos ver cómo concretamos esto en un futuro cercano en las FDI, justo antes de las discusiones del programa multianual. Además, destacaré que muchos ejércitos en el mundo están interesados ​​en esta capacidad, todos quieren ver cómo es el futuro vehículo blindado de combate. Hoy estuvieron con nosotros, aquí, nuestros buenos amigos del Ejército de EE.UU., muy altos oficiales vinieron a ver qué los logros hemos alcanzado. Mañana y pasado mañana, representantes de muchos otros países vendrán aquí para ver los logros. Estoy seguro de que servirá como un terreno fértil para la cooperación en este tema”.

“El evento de hoy es una buena oportunidad para agradecer la excelente colaboración entre el ala de desarrollo, MAFAT, y el Cuerpo Blindado, el Comando de las Fuerzas de Tierra, y Dirección de Vehículos Blindados de Combate del Ministerio de Defensa (MANTAK). Todos hemos trabajado juntos por más de tres años, para conseguir esta capacidad. En el último mes hemos completado todos los experimentos, y hoy hemos realizado una demostración muy exitosa. Todas las industrias han tenido éxito. Somos uno de los líderes mundiales en este campo y vamos hacia una nueva era. Voy a aprovechar la oportunidad para decir que las industrias de defensa, una y otra vez, muestran la capacidad de resolver todos los desafíos que enfrentamos».

El general de brigada Guy Hasson, jefe del Cuerpo de Blindados de las FDI, aseveró: «Hoy, hemos completado un largo proceso en el que, en cooperación con el Cuerpo Blindado y el Ejército de Tierra, hemos caracterizado nuestras necesidades operativas en el campo de batalla futuro. Como parte de esta caracterización, hoy, se introdujeron plataformas que muestran las tecnologías más avanzadas disponibles, que intensifican la letalidad del equipo de combate terrestre, tanto en el futuro previsible como en el lejano”.

«Mientras tanto, me gustaría decir algunas cosas. Primero, la gran oportunidad que tenemos de tocar las tecnologías, que prontamente estarán llegando, es una gran oportunidad para el Cuerpo Blindado, incluso para introducir tecnologías avanzadas en nuestros tanques modernos: el tanque [Merkavá Mk] 4 Barak que saldrá de la línea de producción durante los próximos tres años. Pero también la capacidad de mirar estas tecnologías y ver hacia dónde apuntamos las herramientas del vehículo blindado de combate del futuro. La otra cosa que me gustaría decir es la gente: conocimos a gente muy joven aquí que operaba las herramientas y detectamos una intuición muy alta en los muchachos jóvenes para operar sistemas muy avanzados, siempre que los sistemas tengan capacidades autónomas muy altas e inteligencia artificial de una u otra forma”.

«Tenemos en claro que el hombre también tendrá que cambiar. Aunque la naturaleza de la guerra no cambiará y la fricción en tierra seguirá siendo una fricción importante y el combatiente en tierra enfrentará una gran incertidumbre, presión y coraje; y sin embargo, el hombre tendrá que cambiar, tendrá que ser una persona que entienda más de sistemas, establezca sistemas y tal vez  un poco menos operador del sistema. Desde el punto de vista del Cuerpo Blindado, esta es una gran oportunidad para saltar por un momento, tal vez cinco o quizás diez años hacia adelante, para tratar de imaginar cómo nos veremos en una década y tal vez en las próximas dos décadas”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.