Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 4, 2019
donativo

Periodista palestino: Deberíamos adoptar la idea de ‘Abbas de establecer un fondo para ayudar a los judíos del Medio Oriente desencantados con Israel para que regresen a sus países de origen


En un artículo que consta de dos partes en el diario de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida, el periodista Muwaffaq Matar llamó a adoptar una idea presentada por el Presidente palestino Mahmoud ‘Abbas en un folleto publicado en el año de 1982, titulado «Necesitamos un Keren Hayesod árabe».[1] En este folleto de 14 páginas, ‘Abbas revisó las actividades del movimiento sionista basándose en Theodor Herzl, el fundador del sionismo moderno, haciendo énfasis en la organización Keren Hayesod, la cual fue establecida en 1920 con el fin de recaudar fondos para alentar la inmigración judía hacia Palestina y consolidar el asentamiento judío en el lugar. ‘Abbas concluyó el folleto declarando que Keren Hayesod había cumplido su propósito y que Israel ya no tenía ningún uso de este. Sin embargo, abogó por establecer un «Keren Hayesod árabe» que ayudaría a los judíos a abandonar Israel. Este escribió que el movimiento sionista había atraído a los judíos hacia Palestina con mentiras y falsas promesas y que sus vidas no habían sido más que «dolor, dificultad, ansiedad y pérdidas»; por lo tanto, muchos de ellos ahora deseaban huir de Israel y el ayudarlos a hacerlo los beneficiaría tanto a ellos como a la causa palestina.

Tras resumir los argumentos de ‘Abbas en el folleto, el periodista Muwaffaq Matar escribe que el Movimiento Sionista hizo empujar deliberadamente a los judíos a abandonar sus países de origen y emigrar hacia Palestina al infundir temor al antisemitismo y también iniciando acciones terroristas contra los judíos alrededor del mundo. Las mayores víctimas de sus actividades dijo, no fueron solo los palestinos sino también los judíos del Medio Oriente o sefardíes, es decir, los judíos autóctonos de los países árabes, a los que este llama «árabes judíos». Según él, los judíos asquenazis, es decir, judíos de origen europeo, se hicieron cargo de las instituciones estatales y de las posiciones de poder en Israel, mientras utilizaban a los judíos del Medio Oriente como peones y los establecían en las regiones fronterizas de Israel para servir como carne de cañón en el conflicto con los árabes. En consecuencia, estos judíos ahora se ven desilusionados con el sionismo y se sentirían muy felices en huir del estado de Israel. El desarraigo de los judíos de los países árabes agrega, fue el complot más peligroso en la historia de la humanidad, solo superado por el exterminio de los indios nativo-americanos.

Matar afirma que los judíos del Medio Oriente se han mantenido dedicados a su cultura y herencia árabe y anhelan retornar a sus países de origen árabes. Por lo tanto, corresponde a los árabes liberarlos de «los grilletes del imperialista estado racista [de Israel]» ayudándoles a hacer realidad esta esperanza. A este fin dice, los árabes deberían implementar la idea de ‘Abbas y establecer un «Keren Hayesod árabe» que recaudaría fondos para este propósito. Matar pide a los estados árabes que faciliten su regreso devolviéndoles las propiedades que estos dejaron cuando emigraron a Israel y permitirles regresar a sus ciudades y hogares. También pide a los palestinos que fomenten los lazos con los judíos del Medio Oriente para que allanen el camino y puedan retornar y señala que la OLP comenzó a hacer esto cuando fundó el Comité para Interactuar con la Sociedad Israelí en el año 2012.

Estas sugerencias para financiar la emigración de los judíos, que aparentemente fueron engañados para que vinieran a Israel y ahora anhelan irse – puede que tengan la intención de justificar la demanda de permitir que los refugiados palestinos regresen a sus hogares dentro de los territorios de 1948. Estas sugerencias corresponden a la intransigente postura palestina oficial sobre este tema, siendo este, el que todos los refugiados palestinos deben ser regresados a sus hogares de origen y se les otorgue compensación.

El folleto de Mahmoud ‘Abbas publicado en 1982 titulado «Necesitamos un Keren Hayesod árabe » (fuente: ia802804.us.archive.org)

Lo siguiente son extractos traducidos del folleto de ‘Abbas y del artículo de Matar.

Mahmoud ‘Abbas en su folleto de 1982: Un «Keren Hayesod árabe «será algo muy útil en nuestra lucha contra el movimiento sionista

En su libro publicado en 1982, ‘Abbas escribió sobre la necesidad de un equivalente árabe al Keren Hayesod: «La Agencia Judía se comprometió a consolidar las ideas de Herzl e implementarlas… Este tenía dos fondos principales: El Fondo Nacional [judío] y la organización Keren Hayesod… [Este último] fue financiado en Londres en 1920… Su función era recaudar fondos de los sionistas y no-sionistas con el objetivo de financiar el proyecto de crear una base sólida para el asentamiento [judío] en Palestina y para el establecimiento de la patria nacional judía… La mayoría de sus fondos fueron utilizados para establecer 820 aldeas y asentamientos y financiar a muchas empresas, incluyendo al Banco General de Hipotecas, la Compañía de Desarrollo de Tierras, la Compañía de Agua Mekorot, la Compañía Constructora Rasco, la Constructora Solel Boneh, la Compañía de Electricidad, el National Bank… la empresa naviera ZIM… y la aerolínea El Al..

«La importancia de esta revisión histórica sobre estos dos fondos radica en la idea detrás de este: la esperanza de que los árabes obtengan beneficios

de ello en su prolongada lucha contra el movimiento sionista, con énfasis en el examinar las actividades de la organización Keren Hayesod, que se encarga de transportar a los inmigrantes y deportados hacia la entidad sionista y proveerles empleos adecuados y soluciones de vivienda atractivas en Palestina.

«No existe ninguna duda de que el éxito del programa [sionista] en hacer que los judíos emigren [a Palestina] bajo la supervisión de Keren Hayesod… se debió a las condiciones de opresión y de emergencia experimentadas por los judíos de Europa durante la Segunda Guerra Mundial… Pero hoy día existe una disminución significativa en el número [de judíos] que emigran [a Israel] y un aumento significativo en el número de quienes emigran de este, lo que nos lleva a evaluar que la razón al establecimiento de la UIA se ha evaporado y este fondo ha perdido su valor y función… Lo que preocupa aún más al liderazgo israelí es que la mayoría de los que abandonan [Israel] pertenecen al grupo de los askenazis, es decir, judíos de ascendencia europea, cuyo nivel de conocimiento y [educación] científica y técnica es mayor que la de los [judíos] sefardíes, es decir, los judíos del Medio Oriente… La ideología sionista ha perdido su atractivo… Ahora que los judíos han vivido en Palestina durante muchísimos años… durante los cuales solo han conocido dolor, dificultades, ansiedad y pérdidas, muchas de ellos se han convencido de que es hora de partir hacia los rincones más alejados del mundo…

«La UIA se ha convertido en una institución… inútil y su trabajo finalizo. Sin embargo, los árabes necesitan [establecer] un fondo para cumplir el mismo propósito. Un fondo árabe debe comprometerse a reparar lo que el Keren Hayesod destruyó en la vida de los judíos y restaurar la situación anterior ayudando a quienes fueron engañados y tentados [a venirse a Palestina] y están interesados ​​en huir de [este] infierno… Hoy más que nunca, los judíos necesitan desesperadamente de la ayuda de los árabes, porque [los árabes] son ​​los únicos capaces de extender tal ayuda y también son los que tienen el mayor interés en rescatar [a los judíos] del abismo mortal en el que el movimiento sionista y el imperialismo global los ha arrojado. Los judíos, tanto en «Israel» como fuera de este, le abrieron los ojos a muchos de los que fueron engañados por las mentiras del movimiento sionista. [Una vez] las masacres racistas que obligaron a algunos de ellos a huir a Palestina llegaron a su fin…. y estas motivaciones dejaron de existir, todos ellos comenzaron a preguntarse cómo podían marcharse y dónde obtener los fondos para emigrar hacia otros lugares…

«El dinero árabe – y [muy ciertamente] existe – puede… beneficiar tanto a los judíos como a los árabes si es que le llega a los judíos que de verdad lo necesitan, para financiar su emigración. Esta acción en sí misma es una lucha genuina, no menos importante y vital que las otras formas de lucha hoy en la arena palestina, ya que así como nosotros necesitamos de armas y [esfuerzos] de información, también necesitamos un programa de este tipo… Debemos establecer un Keren Hayesod árabe. ¿Somos nosotros capaces de ello?»[2]

Escritor palestino: un «Keren Hayesod árabe» rescatará a los judíos del Medio Oriente del infierno del sionismo

Tal como se dijo, el periodista Muwaffaq Matar publicó un artículo de dos partes sobre la necesidad de establecer un «Keren Hayesod árabe», inspirado en los comentarios escritos por ‘Abbas en su folleto. En la segunda parte del artículo este escribió: «Los judíos… y en particular los árabes y los sefardíes del Medio Oriente [judíos], que fueron engañados por los askenazis europeos, fueron víctimas del movimiento sionista y la mayoría de ellos comenzaron buscando formas de liberarse de sus grilletes un tiempo después de llegar a nuestra tierra ya ocupada. Los árabes judíos y los [judíos] sefardíes del Medio Oriente entendieron que el movimiento sionista los había convertido en herramientas, por las esperanzas y sueños prometidos a ellos por la Agencia Judía comenzaron a desvanecerse inmediatamente después de que abandonaron sus países de origen. Estos muy [pronto] comenzaron a darse cuenta del verdadero objetivo de la Agencia Judía [en traerlos a Palestina], aunque solo fuese porque se establecieron en las regiones fronterizas, para poder absorber el fuego mientras los askenazis (judíos europeos) estaban ocupados tramando planes para hacerse cargo de trabajos, con el propósito de instalarse como los prominentes responsables de [tomar decisiones] en las instituciones [del estado] y luego en los ministerios del gobierno. Poco después la ola [de judíos] comenzó a huir del así llamado paraíso sionista…

«Hoy día, 37 años después de la publicación de la primera edición del folleto del Presidente Mahmoud ‘Abbas y ocho años después de la publicación de su segunda edición, creo que debemos establecer [tal] fondo árabe, es decir, un Keren Hayesod árabe, con el fin de rescatar a los árabes judíos del infierno sionista y reasentarlos en sus países de origen. [Los judíos fueron desarraigados de estos países] como parte del complot [sionista], el cual es considerado el complot más peligroso en la historia de la humanidad seguido por el crimen de exterminio a los indios en lo que hoy se conoce como los Estados Unidos de América.

«Debemos recordar siempre que el movimiento sionista no logró su objetivo de exterminar al pueblo palestino, pero los herederos de sus complots no se han detenido y no dejarán de [perseguir] otros dos objetivos: El [primero], desarraigarnos a nosotros los palestinos de nuestra tierra y expulsarnos y el [segundo], desarraigar a los árabes judíos y a los ciudadanos [judíos] de otros países de sus países de origen y obligarlos a emigrar al estado ocupante de ‘Israel’… [Los sionistas] les presionan [a emigrar] al evocar el odio hacia los judíos (antisemitismo) alrededor del mundo y los ecos de los atentados contra las instituciones judías en [diversas] ciudades alrededor del mundo donde existen grandes comunidades judías. Se ha demostrado que estos atentados son el resultado de conspiraciones de altos funcionarios de la Agencia Judía y del Mossad…, destinados a llevar a las víctimas hacia el infierno [sionista].

«Hoy exigimos un plan árabe y un fondo árabe con el fin de apoyar a los árabes judíos que desean retornar a sus países, a sus raíces y a su cultura, que no han sido afectados a pesar de todos los planes de occidentalización sionistas. Esta gente no solo recuerda su herencia árabe y oriental, sino que lo vive, con todos sus detalles y capas y anhela a sus países de origen – Irak, Yemen, Marruecos, Siria, Túnez, Egipto y Libia – tanto que lloran por el pasado y anhelan saborear la felicidad que poseían antes que la mano conspiradora de la Agencia Judía y las autoridades imperialistas los alcanzaran… Nosotros deseamos liberar a los árabes judíos de todos los grilletes que les obligaron a unirse… a las filas de nuestros enemigos. Ya comenzamos a hacer esto, oficialmente… en el 2012, cuando la OLP fundó el Comité para Interactuar con la Sociedad Israelí, aunque… en la práctica, la interacción comenzó muchos años antes, antes de que la idea ganara terreno entre los palestinos e incluso entre los árabes. El elemento entre nosotros y [los judíos del Medio Oriente] comenzó con algunos contactos y actividades limitados dentro de [los dominios del] arte y de la cultura que reflejaban su conexión con sus países de origen y su devoción por la cultura que estos heredaron, [la devoción] que promueve el acercamiento entre nosotros y ayuda a eliminar las muchas barreras impuestas por la política de sus hermanos [Askenazi]. A [estos últimos] le decimos con amargura: ‘Alá no les perdonará. Ustedes nos perjudicaron [tanto] a nosotros como a ellos.

«Los sionistas se enfurecen por cualquier acercamiento entre nosotros y los árabes judíos, pero no se emocionan tanto cuando existen contactos [entre los árabes] y los askenazis (judíos europeos). La razón es clara y perfectamente simple: los árabes judíos han permanecido siendo árabes en su esencia, su cultura, su historia e incluso en su futuro final, el cual estos solo pueden imaginar en sus países de origen…

«Los palestinos somos las primeras víctimas [del movimiento sionista] y los árabes judíos, que fueron expulsados ​​[de sus países de origen] a través de una presión sistemática y organizada de engaños y terrorismo, son lo segundo…

«Los árabes judíos de Israel necesitan la ayuda de los árabes, que pueden formular un plan práctico, con un itinerario y destinos [específicos], para liberarlos de las cadenas del estado imperialista racista que se aprovecho de ellos de manera brutal, de su fe, su mentalidad, su personalidad y su presencia física y luego los descartaron como desechos industriales o como una pila [de basura] olvidada durante más de un siglo de conflictos y confrontaciones.

«Las autoridades árabes puede que cancelen todas las leyes… [que impiden que los árabes judíos] regresen a sus ciudades árabes y a sus hogares y vecindarios, para vivir en paz y tranquilidad. [Los líderes árabes] también pueden beneficiar a la causa palestina ayudando a los árabes judíos a recuperar sus propiedades y [mejorar] su imagen ante la sociedad [árabe] para que de esta manera faciliten su asimilación sin dificultades políticas o culturales. La democracia es una idea tremenda que garantiza igualdad, justicia y asimilación, pero el dinero es el medio para alcanzar objetivos en el terreno y es por ello que necesitamos un ‘Keren Hayesod árabe’».[3]


[1] Una segunda edición del folleto fue publicado en el 2011.

[2] Ia802804.us.archive.org.

[3] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 8 de septiembre, 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.