Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 5, 2020
donativo

No creas en la propaganda iraní sobre el duelo por Soleimani

Masih Alinejad es periodista iraní, autora y defensora de los derechos de las mujeres. Ella presenta el programa de entrevistas de Tablet en el servicio persa de Voice of America


En los próximos días, será difícil escapar de imágenes de grandes multitudes que se congregan en ciudades iraníes para llorar la muerte de Qasem Soleimani, el general iraní asesinado por un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos. Para cualquiera que esté mirando, tengo un consejo: no tome lo que está viendo al pie de la letra.

 

En noviembre pasado, miles de iraníes salieron a las calles de todo el país para protestar contra el régimen, en el mayor desafío al gobierno clerical en 40 años. Según Reuters, más de 1,500 personas fueron asesinadas por las fuerzas de seguridad, incluidas las unidades de la Guardia Revolucionaria de Soleimani, y al menos 7,000 fueron arrestadas. Internet estuvo cerrado por cinco días. Teherán aún no ha publicado sus propias cifras oficiales, lo que sugiere que la cifra de muertos podría haber sido aún mayor.

 

Los manifestantes tuvieron duras palabras para Soleimani y sus aventuras extranjeras, cantando contra la participación de Irán en Siria y su apoyo a Hezbolá. Eso fue un shock para el régimen, que retrata a Soleimani como el hijo adoptivo del Líder Supremo Ayatolá Ali Khamenei.

 

Por supuesto, las personas de toda la división política están preocupadas por la guerra. Nadie quiere que el presidente Trump bombardee los sitios culturales o históricos de Irán, ya que amenazó en un tuit el sábado. Yo misma denuncié el tweet en Fox News el domingo.

 

¿Pero qué hacer con las multitudes de dolientes que ondean banderas en las pantallas de TV? Sin duda, Soleimani tenía apoyo entre los intransigentes y los partidarios del régimen. Sin embargo, el régimen no se arriesga. En la ciudad de Ahvaz, donde un gran número de personas lloraron a Soleimani, el gobierno obligó a los estudiantes y funcionarios a asistir. Proporcionó transporte gratuito y ordenó a las tiendas que cerraran. Según los videos que me enviaron personas dentro del país, las autoridades están haciendo que los niños pequeños escriban ensayos alabando al comandante caído. Se alentó a los alumnos de primer grado que no sabían escribir a llorar por Soleimani.

 

Algunos iraníes han comparado los servicios funerarios para Soleimani con los que se llevaron a cabo para el líder nazi Reinhard Heydrich, el carnicero de Praga, asesinado por agentes aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Soleimani no era un funcionario benigno. En 1999, se encontraba entre los líderes de la Guardia Revolucionaria que exigieron que el entonces presidente Mohammad Khatami aplastara las manifestaciones de estudiantes universitarios o enfrentara las consecuencias. El actual líder supremo, Khamenei, elogió a Soleimani por su firme defensa del líder sirio Bashar al-Assad, quien ha asesinado a cientos de miles de su propia gente. Pocos sirios lo lloran.

 

Los medios de comunicación en la República Islámica están fuertemente controlados. Las reuniones públicas solo se permiten si son pro-régimen. Los críticos son encarcelados o fusilados. (Incluso yo, viviendo fuera del país, he recibido una amenaza de muerte en la televisión nacional iraní por mi cobertura del asesinato de Soleimani). Por lo tanto, no es difícil usar todas las herramientas y recursos del estado para organizar una procesión fúnebre.

 

Tengo más de 4 millones de seguidores en varias redes sociales y he recibido miles de mensajes, correos de voz y videos de iraníes en ciudades como Shiraz, Isfahan, Teherán e incluso Ahvaz, que están contentos con la muerte de Soleimani. Algunos se quejan de la presión de asistir a los servicios para él.

 

Hay muchas voces iraníes que piensan que Soleimani era un criminal de guerra, pero los periodistas occidentales rara vez se comunican con ellos. Irónicamente, los medios de comunicación occidentales son más escépticos ante tales eventos organizados por el estado en otros países, como Rusia o Corea del Norte, pero parece dejar su sentido crítico en la frontera cuando se trata de la República Islámica. Si bien es cierto que los corresponsales occidentales enfrentan condiciones desalentadoras cuando se trata de informar la verdad desde Irán, eso no debería disculpar las muchas veces que han mostrado credulidad injustificada hacia la versión oficial de los eventos.

 

¿Recuerdas todos los artículos que predijeron cómo los iraníes se unirían en resistencia a las sanciones del presidente Trump? Los mismos analistas que se perdieron las protestas de noviembre ahora predicen que los iraníes se manifestarán alrededor de la bandera.

 

Esto subestima enormemente la ira y el resentimiento por la represión. Las autoridades obligaron a muchas familias a pagar dinero de sangre para recibir el cuerpo de sus seres queridos de la morgue. Algunos incluso tuvieron que firmar formularios oficiales que renunciaban al derecho a celebrar un funeral público como condición para que los cuerpos fueran devueltos.

 

Hace dos semanas, los padres y otros nueve miembros de la familia de Pouya Bakhtiari, un ingeniero de 27 años que fue asesinado durante las protestas, fueron arrestados para evitar que tuvieran servicios funerarios. Dos días después, el 26 de diciembre, miles de fuerzas de seguridad que usaban vehículos blindados, cañones de agua e incluso helicópteros fueron desplegados para detener las ceremonias de duelo de algunas de las víctimas.

 

Estas familias de los asesinados no están de luto por Soleimani. En 2009, los Guardias Revolucionarios lideraron la represión de las llamadas protestas del Movimiento Verde contra las controvertidas elecciones presidenciales. Muchas de las madres de los asesinados en 2009, en 2017 y en 2019 se regocijan por la muerte de Soleimani. ¿Cómo puedo saber? Porque me han enviado videos de ellos mismos, hablando a la cámara, bailando o incluso compartiendo pasteles y dulces.

 

Yo y otros hemos estado diciendo durante años que las condiciones represivas actuales en el país no son sostenibles y que estallarían más protestas. Teníamos razón Y lo diré de nuevo: no te dejes engañar. Irán verá más protestas contra el régimen.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.washingtonpost.com/opinions/2020/01/06/dont-believe-iranian-propaganda-about-mourning-soleimani/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.