Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 15, 2020
donativo

Dinamarca: La Lista de unidad debería luchar activamente contra el antisemitismo de la izquierda

Davy Antebi, Vice Embajador de Israel en Dinamarca


Hay que felicitar a Pernille Skipper (dirigente política danesa) por tomar el toro por los cuernos, ya que por primera vez admite públicamente que el antisemitismo también existe en la izquierda, mientras que al mismo tiempo admite que hay varios en la izquierda que usan el odio a Israel para camuflar el odio judío.

Este es sin duda un punto de vista audaz en sus círculos políticos. Jeremy Corbyn en Inglaterra nunca ha hecho algo así. De hecho, Pernille Skipper es la primera líder de la izquierda danesa, que está de acuerdo con los comentarios del primer ministro Mette Frederiksen de que el antisemitismo también proviene de la izquierda.

Por supuesto, las críticas a Israel son totalmente aceptables. Y, por supuesto, es cierto que los judíos de todo el mundo no son responsables de lo que está sucediendo en el Medio Oriente. Por lo tanto, también se debe suponer que Pernille Skipper tampoco apoya el boicot de artistas, científicos y turistas israelíes que viajan por todo el mundo.

Por supuesto, este no es el núcleo de la discusión, y Pernille Skipper lo sabe bien. Es bien conocida la retórica de izquierda que la crítica unilateral masiva contra Israel no es igual al antisemitismo. Sin embargo, Christian Juhl, diputado de la Lista de Unidad, es un defensor abierto del boicot total a Israel. Y no contra ningún otro país. Skipper sabe bien que nadie está tratando de amenazarla con el silencio, y que la Lista de Unidad no se atreve a criticar a Israel. La crítica de la Lista Unida debería estar en línea con la crítica de otros países del mundo.

Pernille Skipper ha visto Hebrón; ciudad que no se menciona es el segundo lugar más sagrado del judaísmo, donde los judíos han vivido durante varios milenios. La comunidad judía de Hebrón fue exterminada por los árabes en 1929 en una cruel masacre en la que 67 hombres, mujeres y niños fueron asesinados. ¿Escuchó la Lista de la Unidad cuando la UNESCO decidió absurdamente en 2017 decir que el judaísmo no tenía conexión con uno de los lugares sagrados de los judíos, las tumbas de los patriarcas y matriarcas en Hebrón?

Skipper afirma que ella y su partido están defendiendo a los judíos en Dinamarca y el resto del mundo, pero ¿por qué nadie de la Lista de Unidad salió e hizo una declaración crítica sobre la decisión de la UNESCO?

Tampoco se escucha a la Lista Unida comentar sobre el trauma de niños israelíes inocentes cuando han sido golpeados por más de 10,000 cohetes durante una década, teniendo que jugar en refugios y orinándose en la cama cuando suenan las sirenas de alerta a diario.

¿Y cómo puede un político en Dinamarca que afirma defender los derechos de los niños ir a un evento como «palestinos en Europa» celebrado en Brøndbyhallen el 27 de abril de 2019, donde la mayoría de los oradores llaman abiertamente a la destrucción de Israel?

Algunos expositores dijeron cosas como «uniremos todas las fuerzas con sangre en el campo de batalla». Y otros sobre «volver con mi cinturón de bombas y sacrificarme por Palestina», mientras que otros consideraron «el sionismo como malvado» y «los sionistas como cabilderos que intentan influir en los políticos europeos y estadounidenses». «El derecho de retorno se trata de regresar a todas las ciudades, pero también de poder mudarse a cualquier lugar de la Palestina histórica, no solo a las fronteras de 1967», dijo Rabih Azad-Ahmad, quien también es político del ayuntamiento en Aarhus para “Izquierda radical”.

 

Aprecio que Skipper sienta que se está volviendo contra ella y que teme ser llamada antisemita. Todos deberían sentirse así. Ahora ha dado un paso público en la dirección correcta, pero aún queda mucho por hacer. El partido debería luchar activamente contra el antisemitismo en sus propias filas y trazar una línea clara en la arena.

Fuente: Diario Berlingske (Dinamarca) / Traducción libre Bryan Acuña, supervisada por el Vice Embajador Antebi.

 
Comentarios

La izquierda europea, tan bien pagada siempre de si misma, como présta a boicotear a Israel, deberiá experimentar en «sus cárnes» ése boicot que pregona para los que no son de su cuerda, y la sensacion de desamparo que el tal conlleva …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.