Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 14, 2020
donativo

Israel, los palestinos, el virus corona y la paz


  • Las enfermedades contagiosas, así como el agua, no conocen fronteras. No distinguen entre pueblos, países y religiones, ni reconocen los conflictos. No observan tratados, armisticios o cese al fuego. Afectan a todos los estados e individuos, lo que plantea desafíos de salud, económicos y sociales para todos.
  • La regulación internacional de enfermedades contagiosas por parte de la Organización Mundial de la Salud no es obligatoria y depende de la buena voluntad y la apertura de los estados para proporcionar información vital y oportuna a fin de permitir que la organización tome las medidas necesarias para detener la pandemia.
  • Cuestiones legales internacionales como la posible violación de los derechos humanos y la libertad de movimiento surgen ante las restricciones de viaje y comercio impuestas por los estados como un medio para detener la propagación del virus.
  • En Oriente Medio, israelíes y palestinos han desarrollado marcos de cooperación para prevenir la propagación de enfermedades contagiosas. Dicha cooperación no debe verse perjudicada por la incitación, el odio y la hostilidad.
  • La colaboración, la apertura, la buena fe y la genuina necesidad de proteger y sanar a las poblaciones de la zona frente a la pandemia de la Corona deberían llevar a la comprensión de que las buenas relaciones de vecindad tienen el potencial de mejorar la confianza mutua entre palestinos e israelíes, como Una base para la buena fe y la paz entre ellos.

****************************************

Efecto de Corona en la comunidad internacional y el individuo

En menos de dos meses, la actual pandemia de Corona se ha extendido a todos los rincones de la tierra y plantea una serie de desafíos únicos para todas las esferas de la sociedad nacional e internacional.

A nivel mundial, los miembros de la comunidad internacional, ya sean estados u organizaciones internacionales, deben seguir las advertencias, instrucciones y consejos profesionales de la Organización Mundial de la Salud, y demostrar las cualidades esenciales de la buena fe, la cooperación, la honestidad y la apertura. para combatir el virus Corona a nivel mundial.

A nivel interno, nacional, los estados individuales enfrentan los desafíos de instar, e incluso obligar, a sus ciudadanos a cumplir estrictas instrucciones de aislamiento para detener la propagación interna del virus, todo esto mientras intentan hacer frente a la provisión de servicios médicos esenciales. Servicios e instalaciones que sirven para tratar a los que sufren de Corona. Estos desafíos se ven agravados por los dilemas económicos y sociales resultantes que plantea el desempleo masivo, la sofocación del contacto social y la necesidad de explicar y educar al público. Todos estos constituyen desafíos prácticamente insuperables, incluso para los estados más avanzados tecnológicamente y económicamente.

En el nivel del individuo, el desafío no es menos oneroso, temeroso, confuso y frustrante, especialmente con el aumento interminable en el número de muertes y de personas infectadas, con pocas esperanzas de un final a la vista y el efecto psicológico que todo esto tiene en cada persona y familia.

Las enfermedades contagiosas, asi como el agua, no conocen fronteras. No distinguen entre pueblos, países y religiones, ni reconocen los conflictos. No observan tratados, armisticios o cese al fuego. No son cristianos, musulmanes ni judíos. No les importan las resoluciones de las Naciones Unidas. El agua simplemente fluye, o no fluye, y las enfermedades se propagan, a menos que se evite. La necesidad y la escasez obligan a los países a reconocer que, si bien pueden discutir e incluso luchar por muchos asuntos, nadie puede salir victorioso sobre las enfermedades y el agua.

Del mismo modo, siendo tan vitales y esenciales para la humanidad, los desafíos de combatir y controlar la propagación de enfermedades, así como el suministro de agua, tienen las cualidades y capacidades únicas y comunes de servir como catalizadores y como factores potenciales  alentando y mejorando la paz y la cooperación entre países, pueblos, regiones y continentes, por el bien de la humanidad.

Con el avance de la tecnología y el desarrollo en todo el mundo, existe una tendencia a pasar por alto una verdad muy básica de la sostenibilidad de la vida. La sociedad puede sobrevivir sin muchas cosas: diamantes, oro, zinc, petróleo y otros minerales y recursos, pero la Humanidad, en todos los niveles, no puede existir sin dos elementos esenciales: agua y salud.

Por lo tanto, gracias a la aviación y los viajes marítimos, el Coronavirus que surgió en un rincón remoto del mundo, en menos de dos meses, se ha convertido en la plaga de la mayor parte del mundo.

Requisitos y regulaciones internacionales

La Organización Mundial de la Salud (OMS), compuesta por 194 estados miembros, con más de 150 oficinas regionales en seis regiones, se estableció en 1948 con el objetivo, como se establece en su constitución, de «el logro por parte de todos los pueblos del más alto nivel posible de salud.»

La constitución de la OMS enumera actividades tales como dirigir y coordinar la autoridad en el trabajo de salud internacional, establecer y mantener una colaboración efectiva con los gobiernos, organizaciones internacionales, grupos profesionales y otras instituciones que se consideren apropiadas; asistir a los gobiernos, previa solicitud, en el fortalecimiento de los servicios de salud, y proporcionar asistencia técnica y, en casos de emergencia, la ayuda necesaria previa solicitud o aceptación de los gobiernos. 1

El 11 de marzo de 2020, después de haber mantenido, desde diciembre de 2019, que la epidemia de Corona constituía una «emergencia de salud pública de preocupación internacional», la OMS declaró que se había convertido en una pandemia, considerando su propagación mundial. 2

El proceso para hacer frente a la propagación internacional de enfermedades se estableció en el “Reglamento Sanitario Internacional” (RSI) de 2005 de la OMS, basado en la experiencia de la epidemia de SARS en China de los años ochenta.

Estas regulaciones sirven como base para toda la actividad de la OMS en la presente pandemia de Corona. Su propósito es «prevenir, proteger, controlar y proporcionar una respuesta de salud pública a la propagación internacional de la enfermedad de manera proporcional y restringida a los riesgos para la salud pública, y que evite interferencias innecesarias con el tráfico y el comercio internacional». También «proporcionan la base legal para documentos sanitarios importantes aplicables a viajes internacionales y transporte y protecciones sanitarias para los usuarios de aeropuertos internacionales, puertos y cruces terrestres». 3

Si bien el RSI impone una obligación moral a los estados de proporcionar toda la información de salud pública relevante y de informar cualquier evento que posiblemente constituya una enfermedad infecciosa en el transcurso de 24 horas, desde el punto de vista legal internacional, el RSI no es obligatorio y tiene solo el estado de  recomendaciones. Como tales, dependen básicamente de la voluntad de los estados de cooperar proporcionando, de buena fe, información abierta, precisa y oportuna.

El incumplimiento de las obligaciones del RSI no conlleva sanciones y, dada la naturaleza no vinculante de las recomendaciones, no hay consecuencias legales directas por su incumplimiento. 4 4

Una cuestión internacional grave adicional es la cuestión de la conveniencia y efectividad de las restricciones de viaje o comercio a los países que experimentan brotes de Corona.

Según un reciente aviso de viaje de la OMS del 29 de febrero de 2020:

Las evidencias muestran que restringir el movimiento de personas y bienes durante emergencias de salud pública es ineficaz en la mayoría de las situaciones y puede desviar recursos de otras intervenciones. Además, las restricciones pueden interrumpir la ayuda y el soporte técnico necesarios, pueden afectar las empresas y pueden tener efectos sociales y económicos negativos en los países afectados. Sin embargo, en ciertas circunstancias, las medidas que restringen el movimiento de personas pueden resultar temporalmente útiles, como en entornos con pocas conexiones internacionales y capacidades de respuesta limitadas. 5 5

Claramente, este problema está relacionado con consideraciones de derechos humanos al aplicar restricciones a los viajes y el comercio y ya ha provocado reclamos de que tales restricciones pueden constituir violaciones de los derechos básicos del público a viajar libremente. 6 6

Esta cuestión fue discutida en una opinión legal por un bufete de abogados australiano publicado el 17 de febrero de 2020, titulado «Consecuencias legales del brote COVID-19 en los contratos: fuerza mayor y frustración»: 7

Cualquier estado ha reaccionado con medidas de mitigación sólidas, incluido el cierre de las fronteras, la implementación de una serie de prohibiciones de viaje y la participación de una miríada de procedimientos internos de salud y bienestar interno.

Ya estamos viendo los impactos de COVID-19 (y las medidas de mitigación) en el comercio nacional e internacional, los flujos de capital, el turismo y la migración.

En un mundo donde los mercados y las economías están intrínsecamente vinculados, donde las corporaciones y las cadenas de suministro operan a través de cientos de fronteras, y donde el mundo está conectado financiera, digital y socialmente como nunca antes, una pandemia (o algo parecido a esto) presenta un importante impacto financiero y un riesgo económico.

Corona en el Medio Oriente

Con un desafío tan inmenso para la sostenibilidad y el mantenimiento de la vida debido a la actual pandemia de Corona, los países y pueblos de Medio Oriente no tienen más remedio que cerrar las brechas políticas, religiosas e históricas entre ellos.

Según lo declarado por el director israelí de » EcoPeace Middle East», Gidon Bromberg, en una entrevista con el sitio web de Al-Monitor:

El brote mundial de coronavirus es … un claro recordatorio de la necesidad de profundizar la cooperación regional en temas ambientales. La construcción de muros y barreras induce a error al público a pensar que un lado puede desconectarse exitosamente del otro … La ciencia de la ecología y la biología está ahí para recordarnos que nunca podemos desconectarnos de un entorno compartido. 8

Del mismo modo, en un artículo titulado «Historia de la cooperación en salud y medicina entre Israel y Palestina», publicado en un informe de 2008 de la «Iniciativa de salud palestina / israelí» por Susan J. Blumenthal y Stephanie Safdi:

La cooperación en el campo de la salud es parte de un espectro más amplio de intercambios de persona a persona que operan en la región para generar confianza y comprensión mientras se prestan los servicios necesarios a pesar del clima político tenso. Así como las enfermedades pueden cruzar las fronteras fácilmente hoy, también pueden hacerlo las soluciones, lo que hace que la salud sea un puente importante para construir asociaciones, confianza y cooperación entre palestinos e israelíes. 9 9

Como tal, la lucha contra la propagación del Coronavirus ahora debe dejar de lado la hostilidad, la sospecha, la incitación y el odio, y servir como un factor central en la construcción de la confianza mutua, la unidad regional e internacional, la asistencia y la cooperación.

Los precedentes de tal cooperación en la esfera del agua se pueden encontrar en varios de los documentos del proceso de negociación de paz en Medio Oriente entre Israel, Jordania y los palestinos:

  • La Conferencia de Paz de Oriente Medio de Madrid de 1991 estableció un Grupo de Trabajo Multilateral sobre Recursos Hídricos presidido por los Estados Unidos, con Japón y la UE como coorganizadores. 10
  • La Declaración de Principios de 1993 sobre Acuerdos Interinos de Autonomía, en su tercer anexo que trata sobre la cooperación en programas económicos y de desarrollo, estableció un programa de desarrollo hídrico para la cooperación y gestión de los recursos hídricos. 11
  • El Tratado de Paz Jordania-Israel de 1994 contiene un Anexo II especial dedicado al agua, que establece un régimen bilateral para regular los flujos de verano e invierno, el almacenamiento y las medidas contra la contaminación. 12
  • Del mismo modo, el Acuerdo Provisional Israel-Palestino de 1995 («Oslo II»), Anexo III, Artículo 40, reconoció los derechos del agua palestina y estableció un régimen de supervisión israelí-palestino para la gestión del agua dulce, el control de las aguas residuales y el uso sostenible de los recursos disponibles. 13

En estos instrumentos, israelíes, jordanos y palestinos reconocieron la grave escasez de agua y la necesidad de desarrollar fuentes adicionales a través de la cooperación regional e internacional y la prevención conjunta de la contaminación. 14

En el campo de las enfermedades contagiosas, la base para la cooperación entre los palestinos e Israel se estableció en el mismo Acuerdo Provisional de 1995 entre ellos. En el Artículo 17 del tercer anexo de este acuerdo, el Protocolo sobre Asuntos Civiles, Israel y la OLP acordaron y se comprometieron a «intercambiar información sobre epidemias y enfermedades contagiosas, [cooperar] para combatirlos y … desarrollar métodos para el intercambio de archivos y documentos médicos ”(Párrafo 6).

También acordaron que «los sistemas de salud de Israel y del lado palestino mantendrán buenas relaciones de trabajo en todos los asuntos, incluida la asistencia mutua para proporcionar primeros auxilios en casos de emergencia, instrucción médica, capacitación profesional e intercambio de información» (Párrafo 7) . 15

De hecho, a lo largo de los años, los profesionales de la salud israelíes y palestinos han colaborado eficazmente para prevenir y tratar enfermedades. Una revisión de proyectos de colaboración en la década de 1990 publicada por expertos de la Universidad Al-Quds y los institutos JDC-Brookdale y JDC-Israel en Jerusalén declara:

Durante dos años, los investigadores israelíes y palestinos estudiaron 148 proyectos cooperativos que reunieron a 67 organizaciones en su mayoría no gubernamentales y unos 4.000 palestinos e israelíes en el campo de la atención médica y la prevención de enfermedades. La mayoría de los participantes en estos programas de salud, judíos, musulmanes y cristianos con antecedentes seculares y religiosos y opiniones personales de izquierda y derecha, declararon que estaban muy satisfechos con el resultado y querían continuar trabajando juntos. 16

En 2005, las dos organizaciones de asistencia médica, la Media Luna Roja Palestina y el Magen David Adom de Israel, firmaron un Memorando de Entendimiento y un acuerdo sobre arreglos operativos destinados a mejorar la cooperación al llevar a cabo sus respectivos mandatos humanitarios, facilitando el movimiento de ambulancias y pacientes, intercambiando información, conocimiento y experiencia, y cooperación en temas de bancos de sangre. 17

Si bien el alcance de la colaboración conjunta en salud palestina e israelí ha disminuido a lo largo de los años debido a las limitaciones de viaje, los problemas de seguridad y las tensiones políticas entre los respectivos líderes y pueblos, la constatación que la colaboración médica y de salud es esencial y, a menudo, vital siempre ha existido y viene a la vanguardia en situaciones de crisis como la actual crisis de Corona.

Con el comienzo actual y la progresión del coronavirus en el Medio Oriente, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, en una conversación telefónica con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, sobre la pandemia del coronavirus, pidió a las dos partes que cooperen para enfrentar la enfermedad. «El mundo está lidiando con una crisis que no distingue entre las personas o el lugar donde viven», dijo Rivlin. «La cooperación entre nosotros es vital para garantizar la salud de israelíes y palestinos … Nuestra capacidad de trabajar juntos en tiempos de crisis también es un testimonio de nuestra capacidad de trabajar juntos en el futuro por el bien de todos». 18

En un artículo del 11 de marzo de 2020 en el Christian Science Monitor titulado, «‘Algo humano’: la lucha en Oriente Medio contra el virus provoca una unidad rara», el corresponsal israelí del periódico, Joshua Mitnick, recordó casos anteriores de cooperación entre la salud israelí, jordana y palestina. autoridades a través del establecimiento, hace quince años, de una organización para promover iniciativas conjuntas de salud pública: el Consorcio de Medio Oriente para la Vigilancia de Enfermedades Infecciosas. La organización patrocinó capacitación epidemiológica conjunta para médicos y enfermeras y promovió la colaboración en investigación y una red regional de profesionales de la salud pública.

Con respecto a la cooperación actual para lidiar con el Coronavirus, Mitnick afirma:

Los profesionales de la salud palestinos han recibido capacitación en hospitales israelíes, los laboratorios israelíes han analizado las pruebas de diagnóstico palestinas COVID-19 y los médicos de ambos lados están compartiendo datos.

A pesar de décadas de discutir sobre dónde trazar una frontera, la propagación de COVID-19 ha resaltado cómo Israel y las áreas palestinas en Cisjordania son, de hecho, una unidad en la batalla para preservar la salud pública. Manejar el desafío requiere que las partes colaboren y resistan la tendencia a enfocarse primero en lo político.

La colaboración en el Coronavirus incluye los ministerios de salud de ambos gobiernos, junto con el enlace militar israelí. En los últimos días, Israel entregó 250 kits de prueba de virus a Cisjordania y realizó sesiones de capacitación para trabajadores médicos palestinos sobre cómo protegerse. La Administración Civil de Israel, la autoridad militar en las áreas palestinas de Cisjordania, prometió suministrar equipos médicos y capacitación según sea necesario. 19

Al admitir el potencial para mejorar las relaciones positivas entre israelíes y palestinos, el Director General Asociado del Ministerio de Salud de Israel, Dr. Itamar Grotto, al referirse a la cooperación, confirmó que: “Esto se está haciendo porque no tenemos otra opción. Tenemos que trabajar juntos. Si está buscando un efecto positivo de este evento, podría señalarlo ”.

Conclusión

Al darse cuenta de la importancia vital de la cooperación, la colaboración, la apertura, la buena fe y la genuina necesidad de proteger y sanar a las poblaciones de la zona frente a la pandemia de Corona, es de esperar que esto conduzca al camino hacia una una mayor comprensión de que las buenas relaciones de vecindad tienen el potencial de mejorar la confianza mutua entre palestinos e israelíes.

La incitación continua al odio, ya sea a través de medios electrónicos y sociales o por líderes palestinos de alto nivel a través de mecanismos como Twitter, incluso en un momento tan importante como el presente, tiene el potencial de perjudicar y socavar los sinceros esfuerzos de todas las autoridades médicas profesionales en ambos lados para vencer al virus, en beneficio de los palestinos, israelíes y de toda la región.

* * *

Notas

https://www.who.int/governance/eb/who_constitution_en.pdf Véase también el sitio web de la OMS https://www.who.int/about/what-we-do

https://time.com/5791661/who-coronavirus-pandemic-declaration/

https://www.who.int/ihr/publications/9789241580496/en/

4 Pedro A. Villarreal, «El nuevo brote de coronavirus de 2019-2020 y la importancia de la buena fe para el derecho internacional» , Völkerrechtsblog , 28 de enero de 2020, doi: 10.17176 / 20200128-225858-0 . https://voelkerrechtsblog.org/the-2019-2020-novel-coronavirus-outbreak-and-the-importance-of-good-faith-for-international-law/

https://www.who.int/news-room/articles-detail/updated-who-recommendations-for-international-traffic-in-relation-to-covid-19-outbreak

https://ottawacitizen.com/news/local-news/Coronavirus-travel-bans-violate-international-law-and-put-the-world-at-risk-says-canadian-researcher

https://corrs.com.au/insights/legal-consequences-of-COVID-19-outbreak-on-contracts-force-majeure-and-frustration

8 Bufete de abogados Corrs, Chambers, Westgarth (Australia), 17 de febrero de 2020, que aparece en https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2020/03/israel-cogat-Coronavirus-crossborder-cooperation-environment .html # ixzz6HPRUSUIj

http://susan-blumenthal.org/wp-content/uploads/2015/07/Peace-Health-Book_pp1_9.9.08.pdf en la página 9

10 https://mfa.gov.il/MFA/ForeignPolicy/Peace/Guide/Pages/Madrid%20Letter%20of%20Invitation.aspx

11 https://mfa.gov.il/MFA/ForeignPolicy/Peace/Guide/Pages/Declaration%20of%20Principles.aspx

12 https://mfa.gov.il/MFA/ForeignPolicy/Peace/Guide/Pages/Israel-Jordan%20Peace%20Treaty%20Annex%20II.aspx

13 https://mfa.gov.il/MFA/ForeignPolicy/Peace/Guide/Pages/THE%20ISRAELI-PALESTINIAN%20INTERIM%20AGREEMENT%20-%20Annex%20III.aspx#app-40

14 Alan Baker: “Agua: una fuente de paz en el Medio Oriente”, Diplomat & International Canada , vol. 18, N ° 2, mayo – junio 200,7 http://diplomatonline.com/pdf_files/Diplomat%20MAY%20FINAL%20web.pdf

15 https://mfa.gov.il/MFA/ForeignPolicy/Peace/Guide/Pages/THE%20ISRAELI-PALESTINIAN%20INTERIM%20AGREEMENT%20-%20Annex%20III.aspx#app-17

16 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1118383/

17 https://www.icrc.org/fr/doc/assets/files/red-cross-crescent-movement/31st-international-conference/31-int-conference-mda-prcs-operational-arrangements-en.pdf

18 https://www.timesofisrael.com/liveblog_entry/president-rivlin-speaks-with-abbas-calls-for-cooperation/

19 https://www.csmonitor.com/World/Middle-East/2020/0311/Something-human-Mideast-fight-against-virus-elicits-rare-unity

 

 

Amb. Alan Baker

Amb. Alan Baker es Director del Instituto de Asuntos Contemporáneos en el Centro de Jerusalén y jefe del Foro de Derecho Global. Participó en la negociación y redacción de los Acuerdos de Oslo con los palestinos, así como en acuerdos y tratados de paz con Egipto, Jordania y Líbano. Se desempeñó como asesor legal y subdirector general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y como embajador de Israel en Canadá.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://jcpa.org/article/israel-the-palestinians-corona-and-peace/

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.