Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Una compañía de Israel predice la propagación de COVID-19

El sistema ya está integrado con las plataformas de hospitales y servicios de salud del país. La empresa fue fundada por Kira Radinsky, una estrella tecnológica local.


Diagnostic Robotics fue fundada por tres egresados del Technion: Yonatan Amir, Kira Radinsky y Moshé Shoham. Foto cortesía

Los israelíes que reciben la información sobre los controles diarios de coronavirus a través de mensajes de texto pueden agradecerle a empresa emergente local Diagnostic Robotics por desarrollar el cuestionario de vanguardia que rastrea la propagación del virus con una asombrosa precisión y genera recomendaciones adecuadas y viables

«Hace unas semanas detectamos datos preocupantes provenientes de Migdal HaEmek, Tiberíades y Ashkelon. Al otro día de enterarnos, el Gobierno emitió una orden de cerrar esas ciudades», le contó Kira Radinsky, cofundadora y directora de tecnología de la compañía, ISRAEL21c.

Diagnostic Robotics ya envió su cuestionario a millones de israelíes, incluidos unos 2.000 pacientes infectados con coronavirus. El promedio de respuesta es de cerca del 80 por ciento. «La gente entiende la importancia de los datos precisos para el tratamiento de la enfermedad», explicó Radinsky.

En estos días, la empresa trabaja en una campaña de medios para ayudar a crear aún más conciencia.

El “Dream Team” del Technion

La compañía está basada en una década de investigación llevada a cabo por Radinsky, de 33 años y nacida en Ucrania, que se ha convertido en una de las principales estrellas de tecnología de Israel.

En el Instituto Technion de Haifa, Radinsky desarrolló un software para predecir desastres naturales como brotes de enfermedades, violencia social y catástrofes climáticas. Con éxito, sus algoritmos predijeron brotes de cólera en Angola y Cuba.

Radinsky trabajó algunos años en eBay y allí su trabajo consistió en predecir qué artículos comprarían algunos tipos de clientes. Cuando surgió la oportunidad de volver a la industria de la salud, la científica no lo dudó y así fue cuando se asoció con dos de sus colegas del Technion: el experto en robótica Moshé Shoham y el graduado Jonathan Amir.
En 2019, el trío recaudó 24 millones de dólares. Con Amir como director general, la empresa ya cuenta con un equipo de 100 analistas de datos, economistas, ingenieros, médicos y diseñadores.

Herramienta multiuso

Mientras los socios desarrollaban sus soluciones, el coronavirus ni siquiera era ciencia ficción.

Los jóvenes ya tenían la intención de usar análisis predictivos e inteligencia artificial para reducir la carga de atención médica en salas de emergencias superpobladas. “Esto tenía que ver con dirigir a los pacientes al sector médico más relevante, ya sea emergencias, clínica o consultas remota», explicó Radinsky.

En la actualidad, el software de Diagnostic Robotics analiza el historial médico de un paciente y el caso médico actual utilizando tecnologías inteligencia artificial que integra con datos de salida sensorial múltiple como análisis de sangre y resultados de electrocardiogramas junto a otros miles de millones de registros médicos y las historias clínicas de pacientes de todo el mundo.

Cuando comenzó la pandemia de COVID-19, el sistema ya estaba trabajando con varios hospitales y servicios de salud de Israel. Rápidamente, los fundadores de la empresa se dieron cuenta de que con apenas unos ajustes, la plataforma con la que contaban podía usarse para clasificar a pacientes posiblemente infectados con el nuevo coronavirus.

“Un mes antes de que el virus llegara a Israel, decidimos adaptar nuestros sistemas existentes para rastrear su propagación en el país. Durante los últimos dos meses trabajamos día y noche para dar los últimos re toques a una plataforma digital que es una ventanilla única para controlar la enfermedad», manifestó Radinsky.

El sistema, llamado COVID360, ya está integrado a las plataformas de los cuatro servicios de salud de Israel del Magen David Adom, la red de emergencias locas. Y todo se ha hecho de forma gratuita.

El cuestionario en cuestión

La recopilación de datos comienza con un enlace a un cuestionario anónimo disponible en hebreo, árabe, inglés, ruso y español. Los destinatarios deben responder todos los días.

«La plataforma analiza los síntomas clínicos de un paciente y el estado de salud para ver si se necesita generar un perfil de riesgo personalizado para COVID-19 y, en ese caso, dar orientación sobre los próximos pasos a seguir», describió la científica.

Para los médicos y los servicios de salud hay disponible un panel especial que permite el monitoreo remoto y la evaluación de los riesgos.

“¿Ha dado un servicio presencial a más de diez personas en las últimas dos semanas? ¿Tiene una o más de las siguientes condiciones preexistentes? ¿Midió su temperatura? en las últimas 24 horas?”. Estas son algunas de las preguntas centrales del cuestionario que le permite al sistema COVID360 incorporar fuentes de datos valiosos adicionales, como viajes interurbanos, densidad de población y distancias entre áreas que pueden ayudar a identificar cómo una ciudad infectada influirá sobre otra.

El Ministerio de Salud brinda datos sobre el historial de mortalidad por región y si bien el cuestionario no recopila datos personales como nombres o números de teléfono, sí les pide a los usuarios que compartan su domicilio.

Para hacer más fácil todo, el cuestionario es de simple acceso a través de un enlace web que llega a un teléfono inteligente.
Sin embargo, no todos en Israel están absolutamente actualizados por lo que las preguntas también están disponibles en formato de mensajes de texto  hasta con clásicas llamadas telefónicas.

Una de las grandes opciones que ofrece el sistema COVID360 es un mapa de calor que muestra dónde se mantienen las infecciones por el coronavirus. Este indicador ayuda al Ministerio de Salud a decidir qué áreas deben bloquearse o liberarse.

Un mapa de calor muestra las áreas de Israel más afectadas por COVID19, 13 de abril de 2019. Imagen cortesía de Diagnostic Robotics

Con el uso y gestión de datos históricos, Diagnostic Robotics también pudo determinar que la causa de la infección masiva en la ciudad de Bnei Brak se debió a las grandes reuniones de gente para festejar Purim y no a los servicios de oración improvisados ​​que tuvieron lugar en las semanas posteriores.

¿Se puede ver el fin de la pandemia?

Hay algo que nadie, ni siquiera Diagnostic Robotics, puede predecir: cuándo terminará la pandemia.

«Por ahora solo tenemos información completa de las últimas semanas. Para predecir a dos semanas futuras, necesitamos al menos cinco veces esta ventana. Más simple: deberíamos retroceder unas diez semanas», le explicó Radinsky a la revista Globes de Israel.

Una vez que el brote inicial comenzó a extenderse fuera de China, Diagnostic Robotics predijo que llegaría a Israel, EEUU.

El sistema COVID360 también puede describir la progresión de la enfermedad ya que al encuestar a millones de israelíes confirmó que hay una brecha promedio de cuatro a cinco días entre la infección y la aparición de síntomas.

La solución de Diagnostic Robotics opera formalmente solo en Israel pero Radinsky aseguró que la compañía está comenzando a implementar la plataforma en otros países.

“Quizás lo más importante es que si alguien necesita ayuda y nuestro sistema puede ser útil para ellos, los estaremos ayudando», finalizó la especialista tecnológica.

Más información sobre la solución COVID360, aquí.​

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.