Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo mayo 17, 2020
donativo

En vistas de la definición: Preguntas y Respuestas sobre la posibilidad de anexión de territorios


Mike Pompeo

 

¿Qué quiere Netanyahu y por qué Gantz estuvo de acuerdo? ¿Cómo se va a realizar una anexión? ¿Qué hará Trump? ¿Cómo van a reaccionar en el mundo árabe? Antes de la visita del Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, todas las respuestas a las preguntas candentes para aplicar la soberanía israelí sobre parte de Judea y Samaria.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llegará a Israel este miércoles, y los temas clave en discusión son el “acuerdo de siglo” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la intención israelí de anexar el Valle del Jordán y las comunidades de Judea y Samaria. ¿Qué incluye el programa? ¿Hasta qué punto es una decisión israelí? ¿Y cómo reaccionarán los palestinos y los países del mundo? Una guía ardiente para las preguntas candentes.

¿Cuál es el alcance de la anexión planificada por Israel?

Según el acuerdo del siglo, Israel puede aplicar la soberanía al 30% de Judea y Samaria cuando, en la primera etapa la soberanía se aplicará al Valle del Jordán, el Mar Muerto y más tarde a todas las localidades israelíes en Judea y Samaria, y después en un segundo paso, la soberanía se aplicará sobre otra parte de Judea y Samaria.

Recordemos que inmediatamente después del anuncio del Acuerdo del Siglo, Netanyahu anunció que Israel anexaría inmediatamente el Valle del Jordán y todas las comunidades israelíes en Judea y Samaria. Pero su declaración se hizo añicos esa noche después que el yerno de Trump, Jared Kushner, exigiera que Netanyahu pospusiese la anexión hasta después de las elecciones israelíes. Kushner también dejó en claro que se debía esperar una respuesta palestina antes de hacer un movimiento tan unilateral. Como compromiso, Israel y EE.UU. establecieron un comité para mapear el territorio de modo que los territorios que Israel anexará no serán a expensas del futuro estado palestino, es decir, no a expensas del Área C. La Comisión Conjunta ya ha comenzado su trabajo de mapeo, pero se ha congelado debido a la crisis de Corona.

¿Qué quiere Netanyahu y por qué Gantz estuvo de acuerdo?

Según el acuerdo entre Netanyahu y Gantz, el tema de la aplicación de la soberanía sobre partes de Judea y Samaria podría estar en discusión y aprobación por parte del gobierno y la Knesset a partir del 1 de julio de este año.

Gantz logró introducir una cláusula en el acuerdo de coalición mediante la cual todas las cuestiones de soberanía y el acuerdo del siglo: “El primer ministro y el primer ministro suplente actuarán en total acuerdo con los Estados Unidos, incluso en los mapas con los estadounidenses y el diálogo internacional sobre el tema. Todo esto mientras se esfuerza por salvaguardar la seguridad y los intereses estratégicos del Estado de Israel, incluida la necesidad de mantener la estabilidad regional, mantener los acuerdos de paz y luchar por futuros acuerdos de paz”.

La expresión “diálogo internacional” y “lucha por salvaguardar la seguridad y los intereses estratégicos, incluye la necesidad de mantener la estabilidad regional y los acuerdos de paz” se refiere a la cuestión de anexar el Valle del Jordán y la preocupación del partido Kajol Laván (Azul y Blanco) que todo esto conducirá a una grave crisis en las relaciones con Jordania e incluso la cancelación del acuerdo de paz. Gantz quería asegurarse en el acuerdo que no habrían pasos apresurados, por parte de Netanyahu, para causar una crisis en las relaciones con Jordania.

2020-05-13_0703

¿Cómo se supone que se va a ejecutar desde el punto de vista legal?

De la misma forma que se aplicó la soberanía israelí sobre Jerusalén en 1980 y cómo s aplicó la ley israelí sobre los Altos del Golán promulgada en 1981. Así, el gobierno de Netanyahu planea aplicar la soberanía sobre los territorios en Judea y Samaria en una decisión del gobierno y luego en la legislación de la Knesset. Netanyahu tiene una gran mayoría para aprobar la anexión, por lo que el obstáculo de la Knesset no será el problema. El verdadero problema será la comunidad internacional.

¿Cuál es la posición de la administración estadounidense? ¿Puede cambiar?

Dentro de la administración estadounidense, se está celebrando una discusión sobre la anexión israelí y su alcance. Liderando la campaña y en el máximo apego demuestra estar el embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, quien tiene una fuerte influencia sobre Trump. Por otro lado, los líderes de la comunidad de Defensa e Inteligencia de los Estados Unidos advierten al Presidente de las implicaciones de un movimiento de anexión extenso por temor a dañar la estabilidad regional. Otros funcionarios del gobierno advierten a Trump que la anexión israelí en este punto pondrá fin a la posibilidad de que los palestinos regresen a la mesa de negociaciones y acepten discutir el acuerdo del siglo.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, reitera que la decisión de anexión es en última instancia una decisión israelí, pero no hay que estar seguro que Pompeo esté entusiasmado con una anexión israelí demasiado amplia, que dañaría la estabilidad regional, las relaciones con Jordania y los palestinos, finalizará el acuerdo de fin de siglo y también perjudicará los esfuerzos de Estados Unidos para movilizar una coalición contra Irán. Por otro lado, no hay que descartar que Pompeo intente llegar a acuerdos con Netanyahu sobre un proceso de anexión simbólica en Gush Etzion y no en el Valle del Jordán, ya que Gush Etzion también está en el consenso israelí y su anexión no sería motivo para romper la herramienta para Jordania.

Otra posibilidad es que Pompeo intente llegar a un acuerdo con Netanyahu sobre el alcance de la anexión, pero le pedirá que la medida se implemente en una fecha posterior, es decir, después de las elecciones estadounidenses en noviembre de 2020.

¿Cómo afectarán las elecciones estadounidenses al tema del momento de la anexión?

En los círculos de derecha en Israel, algunos argumentan que precisamente debido a las elecciones en los Estados Unidos, Trump querrá que Israel decida positivamente sobre la anexión, incluso antes de las elecciones, para mostrar un logro para los evangélicos. Por otro lado, si los norteamericanos creen que todo esto puede provocar inestabilidad regional puede que presionen a Netanyahu para que la detenga, lo que también podría percibirse como un fracaso en las relaciones exteriores, algo que dañaría a Trump en las elecciones presidenciales.

Hay algunos en Israel que creen que Trump envió a Pompeo a Israel para comprender exactamente lo que Netanyahu está planeando alcanzar con él para obtener una comprensión temprana de lo que puede ocurrir. Si los estadounidenses aprietan los frenos Netanyahu siempre puede, como solía hacerlo, echarle la culpa a ellos.

Netanyahu preferiría aplicar la ley israelí antes de las elecciones estadounidenses, suponiendo que bajo John Biden no podrá hacer ningún movimiento para evitarlo. Además, si la ley israelí se aplica antes de las elecciones, Biden no puede exigir que Israel lo modifique, pero solo puede decir que Estados Unidos cancela el reconocimiento de tal anexión. En tal situación, Netanyahu también podría aprovechar el veto estadounidense de Biden si se intentara imponer sanciones a Israel en el Consejo de Seguridad ya que Biden no podrá castigar a Israel por una decisión respaldada por un anterior presidente estadounidense.

¿Cuáles podrían ser las consecuencias del paso?

Parece que existe la posibilidad de un conflicto político agudo, tal vez sin precedentes, entre Israel y la comunidad internacional, que verá la anexión del cruce de la Línea Roja. Algunos creen que la mayoría del mundo en ese momento puede tratar a Israel como un estado leproso y piensen que se deben adoptar sanciones contra él, al igual que Rusia después de la anexión de Crimea. Por otro lado, en el pasado había bastantes factores que amenazaban a Israel y a los EE.UU. por otros pasos anteriores, decían que el cielo se caería pero, de hecho, no pasó nada.

El mejor ejemplo es la transferencia de la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalén, hace dos años. La crítica fue una condena pero nada realmente cambió. Incluso después del reconocimiento estadounidense de la soberanía israelí en los Altos del Golán, no sucedió nada más que condena. Lo mismo es cierto después de aplicar la ley israelí a los Altos del Golán y aplicar la soberanía a Jerusalén en el pasado más lejano.

2020-05-13_0714

¿Cómo están preparados los palestinos para la posibilidad de una anexión israelí?

El liderazgo palestino se reunirá mañana en Ramallah y presentará su plan en respuesta a la anexión. Según el plan, los palestinos amenazan con que la anexión parcial o total sea una línea roja e inmediatamente cancelarán todos los acuerdos firmados entre la OLP e Israel. La principal amenaza palestina a Israel es la cancelación de la coordinación de seguridad. Los palestinos también amenazan con cancelar todos los acuerdos firmados por la OLP con los países. Estados Unidos.

Las medidas palestinas en el caso de promover movimientos de anexión deben incluir una luz verde para manifestaciones violentas. Manifestaciones similares en los últimos años, tras el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y la transferencia de la embajada de los Estados Unidos a la misma, no han creado un impulso negativo significativo debido a la relativamente buena situación económica en la Autoridad Palestina.

¿Cuál es la posición de los estados árabes y qué pueden hacer?

Hasta el momento, el presidente egipcio Abd al-Fatah a-Sisi o el rey jordano Abdullah no han hecho ninguna declaración oficial sobre lo que harán si Israel se anexiona. El ministro de Asuntos Exteriores de los EAU expresó su preocupación por la anexión israelí.

En el escenario más dramático, Egipto y Jordania pueden cancelar los acuerdos de paz y cortar la relación diplomática. Pero se estima en Israel que no darán un paso tan extremo ya que los acuerdos funcionan a su favor. Aquí hay un papel importante de la opinión pública en el mundo árabe. Si se observan turbulentas protestas en la calle árabe, debe tenerse en cuenta que esto tiene implicaciones para los gobiernos, especialmente Arabia Saudita, Egipto y Jordania. Por otro lado, no es seguro que la anexión israelí en la era de la Corona sea de interés para la calle árabe, que cada vez más desprecia a los palestinos.

¿Cómo van a reaccionar en Europa?

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE se reunirán el viernes para discutir una política europea negociada: cómo proceder si Israel se anexiona partes de Judea y Samaria. Varios países, incluidos Francia, Bélgica, Luxemburgo, Suecia y España, están presionando para que se envíe a Israel un mensaje amenazante que establezca que si se anexiona a Judea y Samaria, la Unión tomaría medidas de castigo económico en su contra.

En lo que respecta a la UE, la anexión de territorios se considera un “cambio de juego”, lo cual es contrario al derecho internacional y no puede pasarse a la agenda. Las decisiones de la Unión deben tomarse en pleno consenso, y dado que Israel cuenta con una división entre los miembros de la Unión, estos tendrán grandes dificultades para llegar a un acuerdo sobre sanciones excesivamente severas. Sin embargo, altos funcionarios políticos dicen que las medidas tomadas contra Israel no deben tomarse a la ligera y que el estado podría verse perjudicado por una respuesta europea a la anexión.

¿Cómo cambiará la vida de los residentes?

Hasta ahora, los asentamientos han estado bajo administración militar y no han sido designados oficialmente como territorio israelí. Si el gobierno decide aplicar la soberanía sobre el territorio, la situación cambiará.

Hasta ahora, el soberano en los territorios de Judea y Samaria ha sido el ejército y, más precisamente, el Comando Central General. Todos los permisos para establecer un balcón, iniciar un negocio y comprar una casa se hicieron con el director militar controlado por el ejército. Todas las leyes que se promulgaron en Israel debían conformarse en forma de una orden firmada por el comandante en jefe, para que se aplicara en los territorios de Judea y Samaria. Una vez soberanos, los ministerios del gobierno y el poder judicial tendrán que hacer ajustes.

Otro punto importante es la compra de un apartamento. En la actualidad, cada compra de vivienda fuera de la Línea Verde está registrada con el Administrador de la Población en el tabú jordano y no en el tabú israelí (registro de propiedad), como es el caso en todo el país. La cosa tiene una gran importancia económica: el hecho que los propietarios de viviendas no puedan enumerar la propiedad que poseen en el Taboo en Israel ha llevado a algunos bancos a no otorgarles hipotecas debido al riesgo futuro de la propiedad. Además, los edificios y asentamientos en Cisjordania estaban expuestas a reclamos de organizaciones izquierdistas que afirmaban que ellos se encontraban en tierras palestinas.

Traduc ido por Hatzad hasheni

https://www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-5729778,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.