Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

9 empresas israelíes convierten la basura en tesoros

En plena la lucha por la sustentabilidad Israel toma las cosas que tiramos y produce increíbles productos amigables con el planeta.


Empresas de Israel ofrecen excelentes productos y servicios generados con desechos. Foto: KarepaStock/Shutterstock

Mientras se lleva a cabo una lucha contra la contaminación del planeta ya hay personas defienden el concepto de sustentabilidad como una corriente principal para cuidar el medio ambiente.

La conciencia ya nos afecta como clientes cuando compramos, comemos y llevamos a adelante nuestra cotidianeidad. Bien, también hay industrias enteras que están cambiando la forma de tratar al planeta.

Aquí en Israel, los empresarios locales también están decididos a ofrecer excelentes productos y servicios amigables con nuestro entorno.

Conoce estas nueve iniciativas que hacen que el mundo sea un poco más verde. Y mejor.

 

1 UBQ

En EEUU ya usan contenedores de reciclaje hechos de materiales UBQ. Foto cortesía.

Ninguna historia sobre Israel está completa si carece de alguna conexión con el hummus.

Bien, Yehuda Pearl, el fundador de la famosa marca de hummus Sabra, también es el patrocinador de una empresa emergente de tecnología verde llamada UBQ.
Esta compañía desarrolló un sistema que puede tomar hasta el 80 por ciento de los desechos domésticos y convertirlos en sustitutos de plástico que luego se utilizan para fabricar productos de uso cotidiano.

Por ejemplo, los materiales de UBQ ya se usan en algunas sucursales de McDonald’s de Uruguay en lugar de plástico común. En el Estado de Virginia en EEUU los contenedores de reciclaje fueron creados con este concepto por la Autoridad de Gestión de Residuos de Virginia Central.

Las posibilidades parecen ser infinitas, y con suerte, el uso reducirá la cantidad de desperdicios en todo el mundo.

 

 

2-IMYIM

Kimonos IMYIM hechos con cortes sin desperdicio. Foto cortesía

La nueva marca de indumentaria IMYIM de Israel se enfoca en la moda ecológica y crea de forma sustentable increíbles prendas y accesorios de moda.

«Fundamos IMYIM luego de darnos cuenta de que la industria textil es una de las más contaminantes. A eso le sumamos nuestro deseo de crear una moda duradera y reflexiva», dijeron Mari Pelleg y sus hijas Ilan y Maya, las diseñadores detrás de la marca.

Las creadoras usan denim reciclado y cortes de algodón y lino de una forma en que se minimiza el desperdicio de tela para crear camisetas, chaquetas, kimonos y carteras.

«Sumamos nuestra experiencia en el mundo de la moda rápida al movimiento de la moda lenta. Estudiamos patrones y telas que beneficiarán a la planta y a nuestra clientela. Cuando creamos sin deshechos, mostramos que la moda mundial puede ser considerada y hermosa al mismo tiempo», aseguraron las diseñadoras.

 

3- HomeBiogas

La unidad de HomeBiogas convierte los restos de comida en gas natural. Foto cortesía de HomeBiogas

Más que nadie, HomeBiogas convierte los desperdicios en tesoros. Porque su sistema transforma los restos de comida en gas natural para cocinar y en fertilizante de jardín.

Es algo bien sencillo: se debe desechar las sobras de comida en un tanque especial donde las bacterias las digerirán convirtiendo todo en biogás que luego se canaliza al horno de la cocina. Además de reutilizar la basura doméstica, el sistema también reduce la necesidad de usar gas residual y fertilizantes tóxicos.

Aquellos realmente interesados ​​en la tecnología y uso del biogás pueden ir más allá e instalar el kit Bio-Toilet de la compañía, que funciona de forma similar al sistema de desperdicio de alimentos ya que convierte los desechos del inodoro en gas para cocinar en un proceso que no requiere la intervención humana.

4. Clariter

La planta de Clariter en Sudáfrica. Pronto abrirá otra instalación en Israel. Foto cortesía

Clariter es una empresa global de origen israelí creadora de una tecnología de reciclaje químico que tiene como meta hacer desaparecer el plástico.

El sistema de la compañía puede transformar más del 70 por ciento de todos los tipos de desechos plásticos en productos industriales como solventes, aceites y ceras que a su vez se usan como ingredientes para fabricar nuevos artículos de consumo como cera para lustrar automóviles o betún para zapatos.

De esta forma, en lugar de reciclar plástico lo transforma en productos libres de él para ayudar a limpiar el planeta de este tipo de desechos.

En la actualidad Clariter opera en Polonia y Sudáfrica pero planea construir cinco nuevas plantas en los próximos años, incluida una en Israel.

5. Leket Israel

La gente elige las verduras que Leket Israel distribuirá entre los más necesitados.

Una de las ONG más conocidas del país, Leket Israel, muestra de qué manera la.

Leket funciona como un banco nacional de alimentos. Su misión es rescatar toneladas de frutas y verduras cada año que son donadas por granjas y distribuirlas entre los más necesitados. También recolecta comida de hoteles, restaurantes y bases militares, así como productos alimenticios no perecederos de los fabricantes.

Todas las semanas, la comida que Leket reúne se reparte entre unas 200 ONG que luego la derivan a cerca de 175.000 israelíes.

 

6. GreenPax

GreenPax fabrica almohadillas de seguridad recicladas que absorben los golpes. Foto cortesía

GreenPax tiene una solución bilateral que cuida tanto al planeta como a los niños pequeños.

Como subsidiaria de la empresa Pashut Yarok (Simplemente Verde, en hebreo) que instala césped sintético y superficies de juegos que absorben los golpes, GreenPax crea superficies que utilizan residuos de espuma de polietileno de fábricas.  «En lo referido a la producción, recogemos desechos de espuma de polietileno de diferentes fábricas del país y el exterior, algo que es molesto para ellas por su volumen y peso», explicó la compañía.

Esas fábricas solían deshacerse de los desperdicios arrojándolos a vertederos o quemándolos, dos métodos perjudiciales para el medio ambiente. Hoy, la esa basura se somete a un proceso de compresión y pegado que termina siendo almohadillas de seguridad absorbentes de golpes para parques infantiles y preescolares.

 

7. Havie

Havie crea indumentaria y billeteras con artículos militares usados. Foto: Or Kaplan

Durante mucho tiempo años, la moda de Israel evocó al estilo militar. Hoy, la ropa de fajina usada se recicla y crea artículos increíbles.

Havie, la empresa de los hermanos Archie y Denis Ryabko, agarra viejos uniformes, equipos y tiendas de campaña de las Fuerzas de Defensa de Israel y los convierte en camisetas, delantales, bolsos y billeteras.

Los artículos tienen así una nueva oportunidad mientras mantienen gran parte de su identidad anterior. Se fusiona así lo antiguo y lo moderno.

El taller de los hermanos se encuentra en el barrio hipster Noga en el sur de Tel Aviv. Los productos se envían a todo el mundo.

 

8. SG Tech

¿Quién no conoce el chiste de las hamburguesas de vaca y los gases de efecto invernadero? Bueno, la realidad es que está lejos de ser algo gracioso porque los excrementos del ganado liberan metano y óxido nitroso, dos gases que contribuyen al calentamiento global.
Si tenemos en cuenta la cantidad de ganado que hay en el planeta, estamos hablando de mucho gas.

Una solución para esto es convertir el gas de vaca en biogás pero esto también crea subproductos como el digestato, que es un agua residual que contiene altas concentraciones de nutrientes y sales. Cuando este material se filtra en los acuíferos, los contamina y provoca la salinización de los campos.

Con esto claro, la compañía israelí de tecnología limpia SG Tech aborda la cuestión con una solución inteligente basada en algoritmos que les permite a los agricultores tratar adecuadamente los desechos de su ganado, incluido el digestato, mientras el medio se vuelve autosuficiente desde el punto de vista energético. Hablábamos de convertir basura en tesoros, ¿verdad?

 

9. NUFiltration

La acción de NUFiltration es tan israelí cómo es posible. Lo que esta compañía hace es reunir el mundo de la medicina, el agua y el medio ambiente para ayudar a los países en desarrollo. Y lo hace reciclando filtros de diálisis desechados para conseguir agua potable.

El concepto fue ideado por el profesor Yoram Lass de la Universidad de Tel Aviv, que se preguntó si los filtros médicos que pueden eliminar partículas no deseadas de la sangre humana también podían hacer lo mismo con el agua.
Así, Lass le planteó la idea se acercó a Mino Negrin, un empresario de tecnología del agua y juntos crearon la maquinaria para recolectar, esterilizar y distribuir filtros de diálisis reutilizados.

Los filtros ya se entregan en zonas rurales de todo el mundo donde su operación y sencillo mecanismo ayudan a ofrecer agua a comunidades remotas. Entre otros usos para los filtros se destacan su aplicación en piscinas y las plantas de saneamiento.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.