Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 11, 2020
donativo

Las Reacciones En España Del Acuerdo De Paz Entre Israel Y Los Emiratos Árabes Unidos


 

El 13 de Agosto de este año saltó la bomba informativa del año y quien sabe de la década. Una bomba con mucho contenido pacifista y esperanzador. En esta fecha, se anunció un histórico acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos que garantizaba la total normalización de las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países. Sin duda, es una noticia de mucho alcance y que ha sido aplaudida en muchos países del mundo y también en distintos países árabes o con mayoría musulmana.

Como residente en España, me ha llamado la atención la cobertura mediática que se ha hecho desde los medios de comunicación españoles en general de este tema. Así cómo muchas portadas de medios de países del Golfo y de otros países han expresado su satisfacción por el acuerdo, aquí en España las reacciones de medios y de políticos han sido diferentes.

Incluso el eminente profesor palestino Mohammed Dajani ha elogiado el acuerdo de paz entre Israel y los Emitatos Árabes Unidos y ha dicho que puede ser muy beneficioso para el pueblo palestino a largo plazo. Ha criticado duramente el rechazo de la clase dirigente palestina a dicho  acuerdo. De hecho, una buena parte del mundo árabe o musulmán ha visto con buenos ojos este acuerdo a excepción de Turquía, Irán y la Autoridad Palestina.

Por ese motivo, ha sido indignante poder leer artículos publicados en España por Jordi Joan Baños para el diario La Vanguardia, por Eugenio García Gascón para el medio digital www.eldiario.es  o de Juan Carlos Sanz para el diario El País, entre otros muchos artículos,   que se alinean con las tesis más extremistas antisionistas y critican abiertamente el acuerdo de paz, diciendo que es muy negativo para las aspiraciones soberanistas palestinas y añadiendo que este acuerdo está basado en intercambios armamentísticos y que sólo obedece a los intereses personales de Trump y Netanyahu para sus aspiraciones electorales. Aluden que el pacto es una farsa,  en lugar de elogiarlo cuando además siempre se han manifestado supuestamente a favor de una paz regional en la razón. Aducen que es un acuerdo de paz muy frágil e hipócrita que es totalmente interesado y producido sólo para satisfacer intereses comerciales de unos pocos.

Tampoco se ha comentado con suficiente cobertura aquí en España que este acuerdo puede provocar otros acuerdos de paz de Israel con otros países como Bahrein, Arabia Saudita o Marruecos entre otros.

Había que destacar las reacciones de políticos como Pablo Iglesias, actual vicepresidente segundo del gobierno español y líder de la formación política Podemos que se ha mostrado muy contrario y reacio a este acuerdo que según él hunde las pretensiones soberanistas del pueblo palestino. Cabe mencionar cómo casualmente sólo en esta ocasión ha criticado duramente la dictadura imperante y la ausencia de derechos humanos en los Emiratos justo cuando llegan a un acuerdo con Israel y justo cundo este país ha sido el país elegido por el rey emérito español Juan Carlos para vivir luego de irse de España al ser investigado por la justicia española por temas de corrupción. Cuando menos curioso.

Llamativa ha sido igualmente la reacción de Josep Borrell, dirigente político español ex ministro de Asuntos Exteriores y actual responsable de esta área para la Unión Europea en la cual sólo se refiere a este acuerdo de paz como una mala noticia para los intereses palestinos. Sus declaraciones sorprenden especialmente cuando hay otros dirigentes árabes o intelectuales palestinos que no opinan que este acuerdo sea malo para el pueblo palestino.

Hace escasos días se anunció que Serbia iba a trasladar su embajada de Israel a Jerusalem y que Kosovo será el primer país europeo con mayoría musulmana de establecer relaciones diplomáticas con Israel. Pues para la mayoría de la prensa española, todo ha sido una imposición de la administración de Trump y que sólo obedece a intereses económicos.

La verdad es que los medios de comunicación españoles en general tienden a amplificar y exagerar al máximo las malas prácticas del ejército de Israel (que efectivamente existen) y a minimizar totalmente las viles acciones premeditadas de las organizaciones terroristas palestinas. Esto provoca que la sociedad española en su conjunto tenga una opinión muy tergiversada y una hostilidad manifiesta hacia Israel, único estado judío del planeta. Y como se ha comprobado y hasta aprobado en muchos parlamentos del mundo, el antisionismo es una forma contemporánea de antisemitismo. Y si a esto añadimos el desprecio y la infamia de algunos periodistas a los acuerdos de paz que firma Israel, hace que el cóctel de odio sea explosivo.

Es paradójico comprobar como algunos países árabes o musulmanes están cambiando su perspectiva hacia Israel en plan positivo y que aquí en España y otros países europeos sigan demonizando a Israel  excusándose en su rechazo a Trump o Netanyahu. Cambiar el sesgado enfoque de los medios de comunicación españoles es una tarea difícil pero no imposible. Puede representar un reto muy bonito y necesario para disminuir los prejuicios existentes contra Israel y los judíos.

En los últimos años se están haciendo algunos esfuerzos para reducir este sesgo informativo pero por desgracia los prejuicios están bien insertados en buena parte de los periodistas españoles (y europeos) y a veces no es fácil hacerles cambiar sus crónicas parciales (donde siempre los israelíes son los malos y los palestinos los buenos). Pero no hay que dejar nunca de intentarlo.

 
Comentarios

Por enésima vez, volvemos aqui a denunciar el comportamiento parcial y tendencioso, de una parte de los médios españoles en relacion a Israel, al hilo de los acuerdos alcanzados entre este pais y los EAU …nada nuevo bajo el sol, pues los mismos pseudo-periodistas de siempre, se aferran a sus hipotecas ideológicas, antes que honrar su compromiso deontológico de hacer resplandecer la verdad, y de constituirse en notários de los hechos …les puede mas su férrea pertenencia a una ideologia de sesgo marcadamente izquierdista, y un ódio apenas velado hacia Israel, que el amor a su profesion y el respecto que deberian inspirárles sus lectóres, oyentes o televidentes , a los consciente y reiteradamente privan de una informacion veraz, contrastada y desprovista de maniqueismos partidistas y trasnochados …
De nuevo la izquierda medíatica, se erije en portavoz de los enemigos de Israel, en manipuladóra a tiempo pleno, y de paso en «moralizadora» (hace falta tener poca verguenza!!) volviendo con ello a evidenciar, ese absurdo complejo de «superioridad moral y democrática » con el que se ha investido a si misma de forma vitalícia …
RNE, la SER, La Vanguardia, El Pais son apenas la púnta de un iceberg medíatico corrompido, y corruptor, cuando de hacer honor a la verdad se tráta, dejando a un lado las componendas, los apriorismos y el seguidismo a una linea editorial notoriamente prejuiciosa y dañina para la justa imágen de Israel, y para el derecho que asiste a la opinion pública en general, de ser debidamente informada y no manipulada como entre este colectivo «periodístico» sucede habitualmente …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.