Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 21, 2021
donativo

Los hechos los desmienten


El reciente 29 de noviembre se cumplieron 73 años de la aprobación de la resolución 181 de la ONU, que partió el área denominada Palestina para crear “un Estado judío y un Estado árabe”. Ante la cantidad de inexactitudes que circulan en medios sesgados, más las calumnias en las redes sociales, resulta apropiado recurrir a la historia.

1947 La Partición de Palestina | Germinal
Tras aplastar la insurrección de Bar Kojba en el año 135 E.C., el imperio romano cambió el nombre de Judea, la provincia rebelde, por Palestina y expulsó a los judíos al exilio; ello está escenificado en el relieve del Arco de Tito en Roma. A través de la historia, la zona fue pasando por diferentes conquistas; una de las más largas fue la que se inició en 1516, cuando los turcos-otomanos capturaron Palestina y su dominio duró cuatro siglos. Con su derrota en la Primera Guerra Mundial, se disolvió el imperio otomano y la Sociedad de Naciones encargó el mandato del área palestina a Gran Bretaña. Cabe enfatizar que nunca existió un estado palestino y en 1922 ocurrió la primera partición de la zona, cuando los británicos otorgaron más del 70% de la “Palestina histórica” a la dinastía árabe hachemita, creando el reino de Transjordania que, luego sería Jordania.
En estos días han circulado engañosos mapas que adulteran la historia; omiten la región al este del Jordán donde hoy se ubica Jordania y mienten mediante un mapa de 1918, sobre la región al oeste del Jordán haciendo creer que era un inexistente país llamado Palestina. La tercera farsa: un mapa con la partición del 30% restante del área palestina, propuesta por la ONU en 1947, aceptada por los judíos, pero rechazada por los árabes. Un cuarto mapa muestra lo que fue Israel entre la Guerra de Independencia (1948) y la Guerra de los Seis Días (1967), ambos conflictos bélicos fueron iniciados por el mundo árabe con el propósito de “echar a los judíos al mar”, es decir, destruir al renacido Estado judío. Mientras Jordania controló Cisjordania no fundó el estado palestino.
Posteriormente, hubo intentos por alcanzar la paz y crear un Estado palestino, pero siempre se impuso la contundente negativa de grupos radicales palestinos a quienes no les debe interesar el bienestar de su pueblo, perdiendo oportunidades de lograr un estado próspero conviviendo al lado de Israel.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.