Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 23, 2021
donativo

Fascismo franquista / neonazismo duro de matar en España: Nuestro enemigo es el judío.


La Guerra Civil española ha dejado cicatrices hasta el presente, dividiendo familias y movimientos ideológicos de extrema derecha a extrema izquierda.

Las tropas de Hitler y Mussolini y el suministro de armas llevaron a Franco al poder como preludio de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque el gobierno fascista había declarado neutralidad, continuó la cooperación militar con la Alemania nazi. Aproximadamente 47.000 voluntarios españoles, procedentes en su mayoría de franquistas falangistas, lucharon, principalmente, en el Frente Oriental contra la Unión Soviética, primero como División / Legión Azul y luego en las Waffen SS.

Los aliados advirtieron a Franco que la Legión Azul era una violación de la neutralidad española, especialmente después de su papel en la batalla de Krasny Bor el 13 de febrero de 1943, a unas 12 millas al sureste de Leningrado (San Petersburgo).

Este año, el sábado 13 de febrero – 78 aniversario – unos 300 marcharon por Madrid hasta el cementerio de La Almudena, rindiendo homenaje a la División Azul, convocada por los grupos neonazis: Juventud Patriota (Juventud Patriótica), España 2000 y La Falange.

Con pancartas en honor y gloria de los caídos, con los brazos extendidos en el saludo hitleriano, cantaron canciones fascistas. Un ponente afirmó: “Es nuestro deber luchar por España y luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. Nuestro enemigo siempre será el mismo, incluso con diferentes máscaras … El judío es culpable y la División Azul luchó por eso «.

En el monumento se colocaron coronas diseñadas con esvásticas nazis.

El Centro Wiesenthal ha seguido, durante más de treinta años, la línea de escape nazi de España a América Latina, descubriendo a los nazis que residen en la Costa Blanca, presentes en los juicios de los editores neonazis con sede en España y en las subastas de objetos de interés nazis.

Lo más preocupante de la marcha de la “División Azul” es la abrumadora participación de los jóvenes. Es evidente que existe un colapso educativo que requiere un plan de estudios sobre los peligros del neofascismo en España y la incitación al odio y la violencia antisemitas que lo acompaña, que no puede confundirse con la libertad de expresión.

Lamentablemente, el fascismo / neonazismo de Franco todavía muere con fuerza en la España contemporánea.

 

***Sobre el autor: Shimon Samuels es Director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal. Se ha desempeñado como Director Adjunto del Instituto Leonard Davis de Relaciones Internacionales en la Universidad Hebrea de Jerusalén, Director Europeo de ADL y director de AJC en Israel. Nació en Reino Unido y estudió en Reino Unido, Israel, Estados Unidos y Japón.

 
Comentarios

Por mas que lamente y recháce de plano un acto de este naturaleza, considero que el tal no pasa de tener un caracter «anedótico» al no reflejar ni de lejos, un sentir mayoritario en el seno de la sociedad española de la que formo parte, y constituir tan solo, el arrebato de un grupúsculo nostalgico del pasado, que a falta de representacion parlamentária, se presta a este tipo de manifestaciones deplorables …
En cuanto a Franco, su relacion fue ambígua en relacion a los judios, y no puede a mi juicio quedar solventada por un par de cliches …recordemos por ejemplo que la primera sinagoga y centro comunitario en España, se abrió a principio de los años cincuenta, en pleno periodo franquista , y que en aquellos años fue votada una ley que garantizaba la libertad religiosa y de culto …asi mismo podriamos mencionar, el contingente de judios huidos de la Shoá que atraversaron España, rumbo a los puertos de Lisboa, o Barcelona, para desde alli embarcar hacia America o Israel respectivamente …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.