Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes septiembre 16, 2019
donativo

Terrorismo no-yihadista en la red: Identificando amenazas potenciales


Introducción

Las democracias del mundo combaten contra el terrorismo yihadista y no-yihadista con las manos atadas a la espalda debido a una paradoja. Aunque está ampliamente aceptado que las malas acciones son impulsadas por palabras, que muy bien pueden estar respaldadas por la enmienda que protege la libertad de expresión y el resultado puede ser pasividad por parte de las autoridades hasta que ya es demasiado tarde para actuar.

Sin embargo, a pesar de su legalidad, el discurso de odio en la red puede ser una herramienta vital que puede alertar a las agencias de inteligencia y de cumplimiento de las leyes sobre los peligros potenciales. Este documento mostrará que el discurso de odio en la red puede y debe ser usado para frustrar ataques terroristas.

Dos conceptos erróneos dominan el discurso público sobre los terroristas yihadistas y sobre los terroristas no-yihadistas. Estos conceptos erróneos son compartidos no solo por aquellos no-informados sino también por políticos, académicos e incluso funcionarios encargados de hacer cumplir las leyes. Esto impide la posibilidad de comprender los ataques y a sus perpetradores, lo que hace más difícil frustrarlos. El primero es enmarcar a estos terroristas únicamente como «criminales» o «lunáticos», sin tener en cuenta sus motivos. La segunda es que los terroristas no-afiliados a una organización establecida actúan como «lobos solitarios».

El primer error es rápidamente refutado por aquello que estos individuos escribieron antes de cometer sus actos. Sus escritos revelan que siguieron un Ideal y lo articularon. Por más crueles, despreciables y repugnantes que sean sus ideales, aún deben ser considerados idealistas.[1] Persiguen una búsqueda de sentido en sus vidas y la encuentran en la forma de Misión que se adapta a su visión personal del mundo, por ejemplo, eliminando las amenazas al grupo con el que se identifican y/o vengando su humillación, o rectificando una injusticia percibida. Esto se afirma explícitamente en el manifiesto escrito por John Earnest,[2] quien llevó a cabo el ataque a la sinagoga Poway, California: «Mi acto de defensa es… la declaración que hice. Existe al menos un individuo europeo vivo que está dispuesto a tomar una postura contra la injusticia que el judío le ha infligido. Que mi acto inspirará a otros a tomar también una postura por igual».

Al igual que a los yihadistas, estos son fanáticos y sinceros creyentes en su ideología quienes sienten que actúan en defensa propia. Esta es prácticamente la clave para comprender su estado mental y la profundidad de su compromiso ideológico. Por lo tanto, lo que estos extremistas escriben en la red provee información vital sobre ellos y sobre las posibles acciones que pudieran tomar.

En cuanto a la segunda falsa idea: los lobos son animales altamente sociales, viven en manadas y lo mismo ocurre con estos terroristas. Generalmente operan en «manadas dentro de la red» vía Internet. Es aquí donde encuentran apoyo social, incluso si no son identificados por sus verdaderos nombres; es aquí donde encuentran a otros que comparten sus creencias; y es aquí donde se fortalecen sus convicciones.

De estos participantes en grupos extremistas en la red, algunos son impacientes, le prestan atención a sus propias voces internas, planean actuar y llaman a otros a tomar acciones inmediatas y violentas. A veces «hacen señales» en forma de textos o imágenes que insinúan sus intenciones, lo que hace posible que las agencias de inteligencia y de cumplimiento de las leyes identifiquen los signos tempranos de un peligro inminente y les permitan localizar a los posibles perpetradores junto a frustrar sus actos.

Aunque en los últimos años las autoridades han podido frustrar ataques terroristas yihadistas a través de una identificación temprana de contenido amenazante en la red, la similitud entre yihadistas y no-yihadistas – es decir, los supremacistas blancos – el terrorismo en la práctica no ha sido reconocido. Esto puede ser debido a que el terrorismo yihadista deriva de una tradición milenaria que generalmente es percibida como profundamente arraigada, mientras que el terrorismo de los supremacistas blancos tiene su base en las ideologías que han existido durante un siglo, quizá solo décadas. A pesar de su historia relativamente corta, los símbolos, los héroes y el lenguaje codificado desarrollado por los extremistas supremacistas blancos son tan efectivos como los de los terroristas yihadistas, y se propagan muy rápidamente a través de las redes sociales.

Entender la ideología, motivos y el discurso de estos extremistas supremacistas blancos puede ayudar a los organismos de inteligencia y de Cumplimiento de la ley a identificar más temprano y eficazmente a miembros individuales de los grupos de odio que merecen una atención especial. Dicha temprana identificación requiere detectar las señales más amenazadoras dentro del contenido extremista en las redes sociales, a través del continuo monitoreo por parte del personal experimentado relevante en estos casos. Esta es la misma metodología utilizada por las autoridades que combaten el terrorismo yihadista, y que tiene su base en su experiencia. La capacidad de identificar a unos pocos individuos que representan una amenaza más concreta reduce el enfoque y permite que los recursos humanos y de otro tipo sean asignados a frustrar amenazas reales y por demás graves.

Este documento examina información que pudiese haber alertado a las autoridades ante tres ataques en Occidente en el 2018 y 2019 – si se hubiesen asignado los recursos para identificarlo como ya se han asignado para identificar información que conducen a frustrar ataques terroristas yihadistas y si se hubiesen reconocido similitudes entre los ataques yihadistas y los de los supremacistas blancos. Estos ataques son los de Robert Bowers a la sinagoga de Pittsburgh en octubre, 2018;[3] el ataque a la mezquita de Nueva Zelanda de Brenton Tarrant en marzo, 2019;[4] y el de Poway, California perpetrado por John Earnest, en abril, 2019.[5]

Por ejemplo, dos semanas antes de que este atacara 2 mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, asesinando a 51 personas e hiriendo a decenas, Robert Bowers escribió en la red sobre la Sociedad de Ayuda al Inmigrante Hebreo (SAIH), a la que culpaba por la inmigración ilegal hacia los Estados Unidos desde su frontera sur – por dejar que entren «invasores hostiles para que cohabiten entre nosotros». Poco antes de lanzar su ataque, publicó: «A la SAIH le gusta atraer invasores para que asesinen a nuestro pueblo. No puedo quedarme sentado y ver cómo asesinan a mi pueblo. Al diablo con su óptica del mundo, entro».

¿Qué puede encontrarse en la red y dónde?

Los escritos de los supremacistas blancos no se encuentran muy dispersos en Internet; de hecho, sus «grupos en la red» pueden ser identificados, monitoreados, estudiados e investigados. El examen de las plataformas que utilizan y el mapeo a las actividades de los usuarios que publican contenido extremista y violento puede proveer información que identifique a los principales en los «grupos en la red». Por ejemplo, Bowers, Tarrant y Earnest se les veía muy activos en dos de las principales plataformas de supremacistas blancos, 8chan y GAB (para más información sobre las diferentes plataformas que promueven la incitación en la red, consulte el Informe Especial No. 44 de MEMRI – Incitación en la red contra judíos, gente de color, musulmanes y comunicad LGBTQ, 22 de marzo, 2019).

El primer indicador, más amplio, es el discurso violento, que se encuentra comúnmente en algunas de estas comunidades en la red.

https://8ch.net/pol/res/13298918.html

https://8ch.net/pol/res/13207181.html

 

El segundo indicador es la mención positiva de potenciales perpetradores de ataques realizados en el pasado por atacantes que piden que otros aprendan de ellos y sigan en sus pasos. Por lo tanto, toda actividad en la red centrada en tales ataques merece una atención especial. Esto incluye a aquellos escritores que revelan un estado mental que indica la voluntad de actuar y la necesidad de hacerlo de inmediato. Por ejemplo, John Earnest demostró su compromiso de llevar a cabo su ataque citando el manifiesto de Brenton Tarrant, quien también había mostrado rasgos similares:

«Tarrant personalmente fue un catalizador para mí. Me mostró que se podía hacer. Y que tenía que hacerse. ‘¿POR QUÉ NO SE HACE ALGO? ¿POR QUÉ NO SE HACE ALGO? ¿POR QUÉ NO SE HAGO ALGO?’- las palabras más poderosas en todo su manifiesto».

Al publicar su manifiesto en 8chan, Tarrant demostró su disposición de pasar de las palabras a los hechos realizando el ataque:

«Bueno chicos, es hora de dejar de publicar idioteces y de realizar un verdadero esfuerzo en la vida. Llevaré a cabo un ataque contra los invasores, e incluso transmitiré el ataque a través de Facebook… Si no sobrevivo al ataque, adiós, bendiciones y los veré a todos en Valhala!»[6]

A continuación se muestran ejemplos de publicaciones que apoyan y elogian a Tarrant, Dylann Roof[7] y a Earnest, incluso describiéndolos como santos:

Apoyo a Brenton Tarrant en 8chan, donde los usuarios escribieron «Presionen la F para dar sus respetos» y «Godspeed anon [es decir, anónimo]» (https://lulz.com/christchurch-brenton-tarrant-livestream-2787/)

 

Apoyo a los ataques de Earnest, Tarrant y Roof en GAB (https://gab.com/search/brenton%20tarrant/latest)

 

Apoyo a Brenton Tarrant en GAB representándolo con un halo, con un casco militar con la cámara Go-Pro con la que transmitió en vivo su ataque en Facebook y con el rifle que utilizo en el ataque y una copia de su manifiesto

(https://gab.com/Saboteur365/posts/Q00vR0x5elZuem5mSkdLMVVWcHNSQT09).

El siguiente diagrama muestra a Andrés Breivik y su ataque de julio, 2011[8] como inspiración principal de Tarrant; Tarrant escribió en su manifiesto: «Sólo me inspiré realmente en el Caballero de la Justicia Breivik». Luca Traini (2018),[9] Roof (2015), Anton Lundin Pettersson (2015)[10] y Darren Osbourne (2017)[11] también han demostrado haber inspirado a Tarrant – quien a su vez, junto a Bowers, inspiró a Earnest.

Téngase en cuenta que el intervalo entre el ataque anterior y los ataques posteriores refleja la intensidad de la influencia del ataque anterior. Las pautas más audaces entre Breivik y Tarrant y entre Tarrant y Earnest, indican la poderosa influencia del ataque de Breivik sobre Tarrant y del ataque de Tarrant sobre Earnest.

 

Advertencia temprana

Tal como lo hizo Tarrant, atacantes potenciales pueden revelar sus intenciones publicando imágenes de sus armas o mensajes sobre un ataque inminente que intenten llevar a cabo. Un día antes de su ataque Tarrant tuiteó imágenes de su rifle y revistas con los nombres de los atacantes anteriores junto a una dedicación, más de 24 horas antes de que comenzara a disparar y esto pudiera haber sido una alerta temprana.

Otro ejemplo es un individuo que publicó fotografías de un hacha y escribió: «No la coloco de vuelta en su estuche hasta que borro la sangre de la hoja. «Este mismo individuo también publicó fotografías que indican una comunidad de posibles víctimas, siniestramente etiquetada como «Yid watch – Judíos en la mira», que indica que los judíos son un objetivo. Esto puede sugerir intenciones serias:[12]

Un tipo adicional de información que puede ser una alerta temprana es la alusión a fechas específicas, en investigaciones realizadas sobre actividades yihadistas, comúnmente denominadas «días de alerta», que pueden tener un significado ideológico en las comunidades extremistas. Por ejemplo, las fechas yihadistas incluyen el aniversario de los ataques del 11-S, 2001[13] o el mes de Ramadán[14], siendo esta la tradición musulmana es el mes del yihad y el martirio, en particular Laylat Al-Qadr.[15] Las fechas de importancia para los supremacistas blancos incluyen el 1 de agosto «El Día de la Soga»[16]mencionado por Earnest en su manifiesto para alentar a sus seguidores a realizar ataques adicionales contra «traidores racistas», así como también las fechas de anteriores ataques, festividades religiosas y días de conmemoración. Tales fechas pueden provocar que los extremistas realicen ataques y los vinculen con elementos simbólicos.

Conclusiones

El odioso y agresivo contenido se encuentra fácilmente en la red y solo unos pocos de los que lo publican, lo comentan o comparten que en realidad planean llevar a cabo ataques. Sin embargo, el precio que la sociedad paga por tales ataques terroristas es muy alto, dictando una necesidad por lograr esfuerzos especiales para frustrarlos. Se ha demostrado anteriormente que en algunos casos esto es posible si, entre los miembros reconocidos de los «grupos en la red», podemos identificar a aquellos con una intención concreta de atacar.

Para lograr esto, existe la necesidad de estudiar intensamente el lenguaje que utilizan estos individuos y grupos, aprender a identificar los símbolos y códigos con los que se comunican y familiarizarse con sus fuentes de inspiración. De esta manera, es posible acercarse a un posible peligro inminente en uno de estos publicados.

Cabe señalar que no existen muchas plataformas en las que se publiquen estas amenazas, lo que permite una búsqueda e identificación mucho más efectiva. En algunos, tales como 8Chan y GAB, un contenido extremadamente perturbador es publicado a diario.[17] Tanto Earnest como Tarrant eran muy activos en 8chan, publicando sus manifiestos antes de sus ataques. Bowers estaba activo en GAB; siete meses antes de su ataque, escribió de manera alarmante: «Los judíos son criaturas tan paganas. Su exterminio no puede llegar lo suficientemente pronto… La sinagoga de Satanás y su babosa descendencia pronto dejarán de existir».[18] Tal como fue señalado, justo antes del ataque, este publicó: «Voy a entrar»

Las autoridades han utilizado esta metodología durante años en su lucha contra el terrorismo yihadista. Implementar una metodología similar en la lucha contra el terrorismo no-yihadista puede contribuir significativamente a la sociedad en frustrar en pleno los ataques terroristas.

*Yigal Carmon es Presidente de MEMRI; Michael Davis es compañero investigador en MEMRI.


[1] Véase la serie de MEMRI Informe Diario No. 128 – No son ‘perdedores’, ‘escépticos’, ‘le rinden culto a la muerte’ ni ‘cobardes enfermos’ – sino más bien creyentes e idealistas que cometen horripilantes asesinatos por una causa y sacrifican sus vidas por un futuro utópico: un mundo gobernado por su fe, 5 de junio, 2017.

[2] Para más información sobre John T. Earnest, véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1454 – Manifiesto antijudío de John T. Earnest, el atacante de la sinagoga de San Diego, 15 de mayo, 2019.

[3] El 27 de octubre, 2018 Bowers disparó y asesinó a 11 personas e hirió a seis en la sinagoga Árbol de la Vida en Pittsburgh, PA.

[4] El 15 de marzo, 2019 Tarrant disparó y asesinó a 51 personas e hirió a decenas de otras en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda.

[5] El 27 de abril, 2019 Earnest disparó y mató a una persona e hirió a otros tres en la sinagoga Chabad of Poway en Poway, CA.

[6] https://pbs.twimg.com/media/D1q4N7HXQAEmPDs.jpg.

[7] En el 2015, el supremacista blanco Dylann Roof disparó y asesinó a nueve afroamericanos en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur.

[8] En el 2011, Anders Behring Breivik llevó a cabo dos ataques terroristas en Noruega. El primero fue una furgoneta que mató a ocho personas en Oslo en julio; en el segundo, disparó y asesinó a 69 campistas en un campamento de verano para jóvenes del Partido Laborista de Noruega en la isla de Utøya.

[9] En febrero, 2018 el activista fascista Luca Traini disparó e hirió a seis inmigrantes africanos en Macerata, Italia.

[10] El 22 de octubre, 2015 Anton Lundin Pettersson llevó a cabo un ataque utilizando una espada a una escuela en un vecindario de Trollhättan, Suecia, que tiene una alta población de inmigrantes. Este mató a tres personas, incluyendo a un estudiante e hirió a otro estudiante, recibió un disparo de la policía y luego murió a causa de sus heridas.

[11] El 19 de junio, 2017 Darren Osborne llevó a cabo un ataque arrollamiento contra musulmanes en Finsbury Park, Londres, asesinando a una persona e hiriendo a otras nueve.

[12] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 7999 – Incitación antisemita en la red – Revisión de cuenta: Facebook y usuario GAB publica contenido antisemita junto a fotografía secreta de judíos ortodoxos, publica sus fotografías y fotos de un hacha; este escribe: ‘Deseo matar’, 11 de abril, 2019.

[13] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Al-Qaeda celebra el aniversario No. 17 del 11-S en la red, 13 de septiembre, 2018.

[14] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8096 – Clérigos egipcios y artículos: Ramadán es el mes del yihad y victorias, 30 de mayo, 2019; véase también la serie de MEMRI Despacho Especial No. 6085 – Ramadán – El mes de la espiritualidad, devoción, yihad y martirio, 29 de junio, 2015.

[15] Una de las últimas 10 noches de Ramadán, en un día extraño, generalmente el 27.

[16] El Día de la Soga, celebrado por los supremacistas blancos el 1 de agosto, se refiere a la novela escrita en 1978 The Turner Diaries, del supremacista blanco William Pierce. Este describe las consecuencias de los ataques violentos y ejecuciones públicas de «traidores racistas» a la raza blanca europea – por ejemplo, «mujeres blancas casadas o que viven con individuos de color, con judíos o con otros hombres que no son de piel blanca».

[17] Véase la serie de MEMRI Informe Especial No. 44 – Incitación en la red contra judíos, personas de color, musulmanes y grupos LGBTQ, 22 de marzo, 2019.

[18] Adl.org/resources/reports/gab-and-8chan-home-to-terrorist-plots-hiding-in-plain-sight.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.