Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado junio 13, 2020
donativo

Coronavirus: más libelos palestinos contra Israel


  • Al hablar falsamente sobre los trabajadores enfermos que pasan de contrabando a través de los sistemas de drenaje de agua y los judíos caminando y escupiendo, el liderazgo palestino busca crear la impresión de que los palestinos están bajo ataque y, por lo tanto, deben defenderse, lanzando ataques violentos contra los israelíes con el pretexto de tratando de evitar que propaguen una enfermedad mortal.
  • Mientras tanto, la comunidad internacional parece alegremente imperturbable acerca de los continuos libelos del liderazgo palestino contra Israel y su continua incitación al asesinato.
  • La indiferencia de la comunidad internacional no es un buen augurio para futuras conversaciones de paz o convivencia entre Israel y los palestinos. Después de todo, ¿por qué querría cualquier palestino hacer las paces o vivir junto a un judío que, según los líderes palestinos, está propagando una enfermedad mortal y profesa tratar de matarlo?

***********************************

El fuerte aguacero de la lluvia la semana pasada llevó a las autoridades israelíes a abrir algunos sistemas de drenaje de agua en Cisjordania para evitar inundar las tierras agrícolas propiedad de palestinos. Israel, en otras palabras, quería evitar daños a los agricultores palestinos, cuyos cultivos habrían sido destruidos en las inundaciones.

Sin embargo, algunos funcionarios palestinos han explotado el movimiento israelí para afirmar , falsamente, que este era uno de los métodos de Israel para propagar el coronavirus entre los palestinos.

¿Cuál es la conexión entre los sistemas de drenaje de agua y el coronavirus?

Según los funcionarios palestinos, Israel abrió los sistemas de drenaje para permitir a los trabajadores palestinos (en Israel) «infiltrarse» en sus hogares sin tener que someterse a pruebas de detección del virus y ser puestos en cuarentena por la Autoridad Palestina. (La AP supone que la mayoría de estos trabajadores contrajeron la enfermedad después de entrar en contacto con israelíes).

«Israel abrió los sistemas de agua para facilitar el movimiento de los trabajadores», dijo Osama Qawassmeh, portavoz de la facción palestina Fatah. «Nuestra gente está luchando contra dos epidemias: el coronavirus y el colonialismo israelí».

La AP anunció recientemente que todos los trabajadores palestinos en Israel que deseen regresar a sus hogares deben someterse a pruebas de coronavirus y ponerse en cuarentena durante 14 días. Israel ha permitido que decenas de miles de palestinos trabajen en varios sectores, particularmente en la construcción y la agricultura.

En la víspera de la festividad de la Pascua judía a principios de este mes, miles de trabajadores palestinos comenzaron a regresar a sus hogares. Sin embargo, algunos de estos trabajadores buscaron evitar los puntos de control palestinos para evitar ser forzados a una cuarentena de dos semanas. Esos trabajadores optaron por regresar a sus hogares escondiéndose en los baúles de los vehículos o caminando por los campos para evitar los puntos de control palestinos atendidos por funcionarios de salud y seguridad.

El falso reclamo sobre los sistemas de drenaje de agua es parte de una nueva campaña de incitación palestina contra Israel, utilizando como pretexto el brote del coronavirus. El mensaje principal de la campaña palestina : Israel (o, para ser más precisos, judíos) está propagando deliberadamente el coronavirus entre los palestinos.

¿Por qué Israel haría tal cosa? Los funcionarios palestinos afirman que es porque Israel quiere que estos trabajadores propaguen la enfermedad en ciudades y pueblos palestinos.

Los funcionarios israelíes negaron vehementemente el cargo como un nuevo libelo, mentira y fabricación. Si Israel hubiera facilitado su regreso a sus hogares a través de los sistemas de drenaje de agua porque los trabajadores palestinos supuestamente portan el virus, ¿No temería Israel que cuando regresaran a sus trabajos en Israel, traerían la enfermedad de regreso y transmitieran la enfermedad a los israelíes?

Estos trabajadores ya tienen permisos para regresar a sus lugares de trabajo en Israel. Si están infectados con el virus, ¿Por qué Israel no solo revocaría sus permisos y les prohibiría regresar?

Además, si a estos trabajadores se les permitiera regresar a sus hogares en Cisjordania como parte de un plan israelí para «propagar la enfermedad», ¿No se infectarían los cientos de miles de judíos que viven cerca de pueblos y ciudades palestinas? ¿Qué pasa con los miles de soldados y policías israelíes estacionados allí? ¿No le preocuparía a Israel que los trabajadores palestinos también pudieran transmitirles el virus?

Incluso en este momento de crisis global, el liderazgo palestino no desea ser «confundido con los hechos», especialmente cuando estos hechos contradicen la narrativa particular que los palestinos buscan comercializar para el mundo.

La fabricación sobre Israel permitiendo que los trabajadores infectados regresen a sus hogares a través de los sistemas de drenaje de agua se produjo después de otra acusación falsa: que soldados israelíes y colonos judíos estaban escupiendo en lugares públicos en ciudades y pueblos palestinos para propagar el coronavirus entre los palestinos.

La falsa historia sobre la supuesta escupida, como la de los sistemas de drenaje de agua, fue repetida por altos funcionarios palestinos, incluido el primer ministro Mohammed Shtayyeh y su portavoz, Ibrahim Milhem. No hace falta decir que los palestinos aún no han proporcionado ninguna prueba de estas acusaciones, que se producen en un momento en que Israel y la AP están trabajando juntos para frenar la propagación del virus.

Uno podría haber esperado que la cooperación israelo-palestina contra el coronavirus marcara el comienzo de una nueva era en las relaciones entre las dos partes.

Uno podría haber esperado que esta cooperación y la asistencia de Israel a los palestinos hubieran tenido un efecto moderador en los palestinos, especialmente en sus líderes, que durante mucho tiempo han estado involucrados en una retórica vitriólica anti-Israel. Lamentablemente, parece que incluso la guerra conjunta contra la pandemia no ha cambiado los corazones y las mentes de la mayoría de los líderes palestinos.

«Israel no solo está exportando el virus a los palestinos», dijo un portavoz desafiante del gobierno de la AP, Ibrahim Milhem, a los periodistas esta semana, «sino que es un agente de esta epidemia, que se llama ocupación».

Al repetir tales acusaciones todos los días, los líderes palestinos no solo calumnian a israelíes y judíos, sino que también ponen en grave peligro la vida de israelíes y judíos al representarlos como responsables de la propagación del virus mortal. Este es el tipo de conversación que incita a un palestino a salir y asesinar al primer judío que conoce.

Al hablar falsamente sobre los trabajadores enfermos que pasan de contrabando a través de los sistemas de drenaje de agua y los judíos caminando y escupiendo, el liderazgo palestino busca crear la impresión de que los palestinos están bajo ataque y, por lo tanto, deben defenderse, lanzando ataques violentos contra los israelíes con el pretexto de tratando de evitar que propaguen una enfermedad mortal.

Las mentiras difundidas sobre Israel sin duda allanarán el camino para ataques más violentos contra los judíos. La próxima vez que un palestino salga a matar a un judío, él o ella dirá: «Tuve que hacer eso para evitar que estos malvados judíos propaguen el coronavirus entre mi pueblo. Mis propios líderes me dijeron que los judíos están propagando el virus». «

Mientras tanto, la comunidad internacional parece alegremente imperturbable acerca de los continuos libelos del liderazgo palestino contra Israel y su continua incitación al asesinato.

«No se equivoquen al respecto: la creencia  que los judíos o Israel son responsables del coronavirus es una amenaza grave y mortal», advirtió el Dr. Harold Brackman, consultor principal del Centro Simon Wiesenthal.

La indiferencia de la comunidad internacional no es un buen augurio para futuras conversaciones de paz o convivencia entre Israel y los palestinos. Después de todo, ¿Por qué querría cualquier palestino hacer las paces o vivir junto a un judío que, según los líderes palestinos, está propagando una enfermedad mortal y profesa tratar de matarlo?

Khaled Abu Toameh, un periodista galardonado con sede en Jerusalén, es becario de periodismo de Shillman en el Instituto Gatestone.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.gatestoneinstitute.org/15893/coronavirus-palestinian-libels-israel

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.