Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes junio 12, 2020
donativo

Los palestinos y el virus de la normalización

Si Hamas se opone a cualquier forma de cooperación con Israel, ¿Por qué continúa permitiendo que los suministros médicos se transfieran de Israel a la Franja de Gaza casi semanalmente?


  • También se reveló que la hermana del alto funcionario de Hamas Musa Abu Marzouk había sido ingresado en un hospital israelí durante dos semanas para recibir tratamiento contra el cáncer.
  • Sin embargo, Hamas ahora dice que los «activistas por la paz» palestinos que hablaron con los israelíes a través de una videoconferencia en línea enfrentarán medidas legales para su «crimen».
  • Si Hamas no quiere ningún contacto con Israel, debería cerrar la frontera de la Franja de Gaza con Israel y negarse a suministros médicos o camiones de mercancías y combustible. Si Hamas no quiere ningún contacto con Israel, debería dejar de enviar a familiares de sus líderes para recibir tratamiento médico en Israel. Si Hamas no quiere ningún tipo de contacto con Israel, debería dejar de enviar médicos palestinos para recibir capacitación de israelíes.
  • Si los «activistas por la paz» se someten a juicio en la Franja de Gaza, la comunidad internacional y todos aquellos que se describan a sí mismos como defensores pro-palestinos tendrán una oportunidad de oro para llamar a Hamas por su hipocresía y mentiras. No hacerlo facilitará directamente la intimidación que Hamas y los extremistas palestinos aplican a cualquiera que busque un futuro mejor para los palestinos o la paz con Israel.

********************************

Rami Aman, un periodista palestino y «activista por la paz», ha estado detenido por Hamas desde el 9 de abril bajo la acusación de mantener una conversación por videoconferencia con israelíes para discutir la situación en la Franja de Gaza y el estallido de la pandemia de coronavirus.

Eyad al-Bozom, portavoz del Ministerio del Interior controlado por Hamas, dijo que se sospecha que Aman y otros palestinos que participaron en la videoconferencia con los israelíes «realizan una actividad de normalización con la ocupación israelí a través de Internet». Según al-Bozom, «mantener cualquier contacto con la ocupación israelí es un delito punible por ley y una traición a nuestro pueblo y sus sacrificios».

El arresto de Aman y sus amigos no sorprendió a ninguno de los que están familiarizados con las medidas represivas de Hamas contra los dos millones de palestinos que viven bajo su dominio en la Franja de Gaza. Además, el arresto de los «activistas por la paz» está en línea con la campaña contra la normalización palestina y árabe que prohíbe cualquier forma de contacto entre palestinos e israelíes.

Si bien Hamas dice que considera una conversación por videoconferencia entre jóvenes palestinos e israelíes como una «traición a los palestinos y sus sacrificios», la organización también ha dejado en claro que todavía busca la ayuda de Israel para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus.

A los ojos de Hamas y otros palestinos, una conversación por videoconferencia sobre la paz y la coexistencia es una «forma de normalización con la entidad sionista». Si eso es cierto, ¿Por qué Hamas continúa buscando asistencia médica de Israel para combatir la pandemia de coronavirus?

Días después  que Aman y sus amigos fueron arrestados, Hamas admitió que docenas de médicos de la Franja de Gaza han sido entrenados en las últimas semanas por médicos israelíes para enfrentar la epidemia de coronavirus.

Kamal Musa, portavoz del Ministerio de Salud controlado por Hamas, escribió en su página de Facebook que la reunión con los médicos palestinos se realizó en una base militar israelí cerca del cruce fronterizo de Erez entre Israel y la Franja de Gaza. «¿Por qué la vergüenza y el ajetreo de los medios después de la reunión de los médicos en el Paso de Erez ?» Musa se preguntó en la publicación, que eliminó poco después de su publicación en Facebook.

En su publicación eliminada, Musa también admitió que los equipos médicos israelíes han estado entrenando a médicos palestinos en la Academia Militar de Jericó en Cisjordania.

Musa no ha ofrecido una explicación de por qué eliminó la publicación sobre israelíes que entrenan a equipos médicos palestinos. La razón más probable es que teme que los palestinos usen el puesto para acusar a Hamas de participar en actividades de normalización con Israel al permitir que los médicos palestinos sean entrenados por Israel. Claramente, Musa temía que su puesto exponga la hipocresía de Hamas al tratar con Israel. ¿Cómo podría Hamas justificar tal cooperación médica con Israel mientras las fuerzas de seguridad de Hamas están arrestando a los «activistas por la paz» palestinos por el «crimen» de chatear en línea con jóvenes israelíes?

Si Hamas se opone a cualquier forma de cooperación con Israel, ¿Por qué continúa permitiendo que los suministros médicos se transfieran de Israel a la Franja de Gaza casi semanalmente? La semana pasada, se transfirieron 96 toneladas de suministros médicos desde Israel a través del cruce de Kerem Shalom hacia la Franja de Gaza. Además, unas 1.368 cargas de camiones procedentes de Israel ingresaron a la Franja de Gaza a través del mismo cruce fronterizo. La semana anterior, se transfirieron otras 88 toneladas de suministros médicos de Israel a la Franja de Gaza junto con 1.116 camiones de mercancías.

A principios de este mes, una máquina de PCR, un dispositivo médico avanzado utilizado para la detección del coronavirus, fue transferido a la Franja de Gaza con la coordinación del Ministerio de Defensa israelí. La máquina, que cuesta decenas de miles de dólares, fue donada por una organización internacional con la ayuda de la Organización Mundial de la Salud y duplicará la tasa de exámenes de la enfermedad en la Franja de Gaza.

La represión de seguridad de Hamas contra los palestinos que se atreven a dialogar con los israelíes obviamente no se aplica a los altos funcionarios de Hamas y a sus familiares en la Franja de Gaza. Estos funcionarios no tienen problemas para buscar tratamiento médico en Israel para ellos y sus familiares, incluso cuando su movimiento ha lanzado innumerables cohetes contra Israel.

En 2018, el Tribunal Superior de Israel dictaminó que cinco mujeres críticamente enfermas de la Franja de Gaza podían ingresar a Israel para recibir tratamiento médico urgente a pesar de una decisión del gobierno que impedía que los familiares de los miembros de Hamas ingresen a Israel. Las cinco mujeres apelaron ante el tribunal después de que sus solicitudes de buscar ayuda en Israel fueran rechazadas originalmente por su relación con los miembros de Hamas.

En 2014, el Hospital Ichilov de Israel confirmó que había tratado a la hija del líder de Hamas, Ismail Haniyeh. El hospital reveló que la hija de Haniyeh había sido ingresada durante varios días, y señaló que era uno de los más de 1,000 palestinos de la Franja de Gaza que el hospital trata todo el tiempo.

Durante el mismo año, también se reveló que la hermana del alto funcionario de Hamas, Musa Abu Marzouk, había sido ingresada en un hospital israelí durante dos semanas para recibir tratamiento contra el cáncer.

Sin embargo, Hamas ahora dice que los «activistas por la paz» palestinos que hablaron con los israelíes a través de una videoconferencia en línea enfrentarán medidas legales para su «crimen».

Claramente, en lo que respecta a Hamas, recibir asistencia médica de Israel no es un «delito», especialmente si los pacientes son miembros de la familia de altos funcionarios de Hamas. Vale la pena señalar que Hamas se ha negado públicamente a reconocer la ayuda médica que los familiares de sus líderes han estado recibiendo en Israel. Hamas también está ocultando a su gente en la Franja de Gaza el hecho que ha autorizado a los médicos palestinos a recibir capacitación de médicos israelíes. Tales informes son exquisitamente embarazosos para los líderes de Hamas, particularmente en un momento en que arrestan a jóvenes palestinos por conversar con israelíes.

Es difícil encontrar palestinos en la Franja de Gaza que tengan el coraje de llamar a Hamas por su hipocresía. Aún más inquietante es que el número de palestinos que parecen apoyar el arresto de Hamás de Aman y sus amigos es mayor que los que han denunciado la represión.

Aunque Aman es periodista, el Sindicato de Periodistas Palestinos no vio la necesidad de condenar a Hamas por arrestarlo a él y a sus amigos. En cambio, el sindicato ha condenado las críticas a otro periodista, Hind Khoudary, por alertar a los funcionarios de Hamas sobre la videoconferencia, una medida que llevó a Hamas a arrestar a los «activistas por la paz». Poco después  que se publicara la videoconferencia en Internet, Khoudary publicó un comentario en Facebook denunciando el evento como una forma de normalización. Khoudary, ex investigador de Amnistía Internacional, etiquetó a tres altos funcionarios de Hamas para asegurarse que estuvieran al tanto de la videoconferencia.

Peor aún, varias facciones palestinas en la Franja de Gaza han apoyado el arresto de Aman y sus amigos, repitiendo su vehemente oposición a cualquier forma de normalización con el «enemigo sionista». Un grupo, la Asociación de Personalidades Independientes Palestinas, elogió a Hamas por sus acciones y dijo en un comunicado:

«Afirmamos nuestro respeto y aprecio por las fuerzas de seguridad [de Hamas] para enjuiciar a todos aquellos que se involucren en comportamientos que contradicen nuestros valores nacionales y perjudiquen los intereses de nuestra gente, y exigimos que los responsabilicen».

Los líderes de Hamas tienen todas las razones para no boicotear la ayuda y el tratamiento médicos israelíes en los hospitales israelíes. En lugar de invertir en el sistema de salud en la Franja de Gaza, Hamas ha preferido durante muchos años gastar millones de dólares en la fabricación de cohetes y la construcción de túneles para atacar a Israel.

Si Hamas no quiere ningún contacto con Israel, debería cerrar la frontera de la Franja de Gaza con Israel y negarse a suministros médicos o camiones de mercancías y combustible. Si Hamas no quiere ningún contacto con Israel, debería dejar de enviar a familiares de sus líderes para recibir tratamiento médico en Israel. Si Hamas no quiere ningún tipo de contacto con Israel, debería dejar de enviar médicos palestinos para recibir capacitación de israelíes.

Si Hamas no quiere ningún contacto con Israel, debe recurrir a los egipcios, que están sentados al otro lado de la frontera con la Franja de Gaza y exigir que Egipto y otros países árabes les brinden asistencia médica. La semana pasada, el alto funcionario de Hamas, Khalil al-Haya, advirtió que «todos los escenarios están disponibles» para que su movimiento obligue a Israel a suministrar equipos médicos a la Franja de Gaza para combatir el coronavirus. El funcionario de Hamas, en otras palabras, advierte que su movimiento recurrirá al terrorismo si Israel no ayuda a los palestinos en la Franja de Gaza. ¿Al-Haya emitiría una advertencia similar a los egipcios, que tienen el control del cruce fronterizo de Rafah con la Franja de Gaza? Por supuesto no. ¿Se atrevería él o cualquier otro líder de Hamas a amenazar a algún otro país árabe por no proporcionar ayuda médica a la Franja de Gaza? Por supuesto no.

Si los «activistas por la paz» se someten a juicio en la Franja de Gaza, la comunidad internacional y todos aquellos que se describan a sí mismos como defensores pro-palestinos tendrán una oportunidad de oro para llamar a Hamas por su hipocresía y mentiras. No hacerlo facilitará directamente la intimidación que Hamas y los extremistas palestinos aplican a cualquiera que busque un futuro mejor para los palestinos o la paz con Israel.

Khaled Abu Toameh, un periodista galardonado con sede en Jerusalén, es becario de periodismo de Shillman en el Instituto Gatestone.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.gatestoneinstitute.org/15918/palestinians-virus-normalization

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.