Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Programa de tv israelí revela datos desconocidos sobre la acusación de Nisman a la Presidente argentina

Material que le entregó ex agente del Mossad, puede haber llevado a su muerte


El muy esperado programa “Uvda” de la periodista Ilana Dayan en el Canal 12 de la televisión israelí, reveló este jueves cuáles eran las pruebas contundentes con las que en el 2015 el Fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman pensaba denunciar a la entonces Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.  Se trataba de documentos que daban detalles precisos sobre los millones de euros transferidos por Irán a cuentas del hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner,y de otros,   en un banco iraní muy importante en Chipre, las Islas Seychelles y las Islas Cayman. “Era la prueba de oro que Nisman esperaba: dinero iraní que la familia Kirchner había recibido a su bolsillo privado”, aseguró la periodista israelí Ilana Dayan, nacida en Buenos Aires y radicada en Israel junto a su familia cuando tenía 6 años de edad.

l Fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman. En la otra foto el ex representante del Mossad Uzi Shaya

 

¿A cambio de qué? De lo que había sido la verdadera y única razón del Memorando Estratégico entre Argentina e Irán suscripto en el 2013: no investigar conjuntamente la explosión en la AMIA, como habían alegado, sino todo lo contrario. En las palabras de Nisman: “Cristina decidió darle impunidad a Irán, desvincularlo de la causa y que no sean más investigados”.

Lo singular de este programa de “Uvda” es la fuente: una entrevista exclusiva y sin precedentes con el otrora agente del Mossad en Argentina Uzi Shaya, quien contó por primera vez sobre el contacto que había tenido con Nisman en relación a su investigación del atentado y sobre el material que le entregó con la información. Ese material, oro puro en cuanto a su valor para inculpar directamente a la Presidenta,  puede haber sido lo que precipitó los acontecimientos de modo tal que terminó en la muerte de Nisman.

Pero la particularidad de esta fuente, Uzi Shaya, es que las pruebas en cuestión, firmes y clarísimas contra Cristina al parecer, no las entregó en nombre del Mossad ya que en ese momento ya se había retirado. Su trabajo, después del Mossad. era con una empresa investigadora de Estados Unidos, de Paul Singer, que prestaba servicios al  Fondo de Riesgo Limitado Americano “Elliot Management”.La intención del fondo era cobrar los miles de millones de dólares que Argentina debía y que Cristina, que rehusaba pagarlos, llamaba de «fondos buitre».

Uzi Shaya, ex agente del Mossad

 

Uzi Shaya consiguió la información clave y la entregó a Nisman para que la pueda usar contra Cristina,aclarando luego que fue por iniciativa suya, sin conocimiento del Fondo, dado que conocía a Nisman de años antes, por la investigación del atentado. El fondo, aclaró, no sabía que él contactaría al Fiscal.

Con ello, se juntaron dos causas, por distintos motivos: el deseo de Nisman de poder hacer que Cristina pague por su encubrimiento de Irán-que Irán había pagado con las transferencias millonarias en cuestión-, y el deseo del fondo Singer de presionar a Cristina para que devuelva el dinero que Argentina debía.

En realidad, Nisman sintió que le serviría enormemente el material que había recibido en un sobre de Uzi Shaya en un encuentro planeado casi sin anticipación, en el lobby de un hotel en Madrid. Pero de hecho, también estaba siendo usado por Shaya, que en la entrevista habla claramente de su sensación desagradable al respecto. Es que diez días después del encuentro, Nisman era hallado muerto en un baño de sangre en su departamento en Puerto Madero. Shaya empezó a pensar que el material que entregó a Nisman, fue el que selló su muerte. “Ahí es que la conciencia empieza a trabajar”, dijo en la entrevista con una amarga sonrisa .

Shaya aclara que las investigaciones de Nisman y su determinación a llegar a la verdad habían comenzado mucho antes de conocerlo él. Pero no minimiza el papel que puede haber tenido el material que le entregó, en la determinación del trágico desenlace, con su muerte. Aunque comenta que él le dio elementos para que Nisman pueda investigar y decidir, suena al menos incómodo  al preguntársele acerca del hecho que ese material tan valioso no le fue entregado por un tema de seguridad sino por el interés económico del Fondo Singer que quería  presionar a Cristina para cobrar la deuda. “Era un negocio, no  un Estado…y eso no es algo por lo que vale la pena morir”, declaró.

En este punto hay ciertas contradicciones en las declaraciones de Uzi Shaya. En un momento dice que aunque él no se lo contó a Nisman, el fiscal sabía que él asesoraba al Paul Singer. Pero pocos minutos después comenta que “para Nisman, él estaba hablando con un representante del Mossad”.

 

El programa de Ilana Dayan, para el que la periodista viajó a Buenos Aires en especial,  incluyó diversas entrevistas valiosas, que giraron en torno al testimonio del ex representante del Mossad. Habló el colaborador de Nisman, Diego Lagomarsino, que fue quien le entregó a Nisman el arma, a su pedido, y quien lo vio horas antes de su muerte/ asesinato. También la madre del fiscal Sara Garfunkel, que encontró a su hijo muerto en el baño. Y Diana Malamud, que perdió a su esposo en el atentado de la AMIA , el periodista Marcelo Longobardi y  Miguel Ángel Toma, ex jefe del Servicio de Inteligencia argentino.

Sara Garfunkel, la madre de Nisman. Le pidió que no tome la causa AMIA, por ser judío.

 

En el 2003, Toma visitó Israel, se reunió con el entonces jefe del Mossad Meir Dagan y con el entonces Canciller y hoy Primer Ministro Biniamin Netanyahu.

 

Miguel Angel Toma, ex Jefe de Inteligencia argentino

 

“Nisman se convirtió en la piedra en el zapato, el obstáculo al que había que remover”, declaró Tuma, describiendo cómo lo veía la presidencia argentina al fiscal. La parlamentaria Silvina Bullrich contó cómo consideró que la mejor protección que podía recibir Nisman, era declarar ante el Congreso de la Nación, para que se sepa abiertamente y quede todo en evidencia tal que no pueda osar atacarlo.

Pero no llegó.

Diez días después de su encuentro en Madrid con Uzi Shaya y de la recepción del sobre con la información que buscaba, muy poco después de volver a Buenos Aires y antes de la fecha planeada para la denuncia en el Congreso-que publicitó abiertamente en los medis-ya no estaba con vida. Al entender la importancia del material que tenía en sus manos,  Nisman interrumpió aquel esperado viaje de 3 semanas con su ex esposa y sus dos hijas para celebrar los 15 años de la mayor y voló a Argentina antes de lo pensado. “Nunca pensé que el momento que tanto esperé llegaría tan rápido”, escribió a su entorno más cercano.

“No tengo dudas de que Nisman fue asesinado, esto está clarísimo”, opinó el ex agente del Mossad Uzi Shaya. No es el único en así creerlo.

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.