Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 20, 2020
donativo

Hezbollah fracasó, pero amenaza con un nuevo intento

Detalles sobre cómo las FDI frustraron un ataque contra objetivos militares en la frontera norte. El golpe al prestigio de Nasrallah y la posibilidad de que en los próximos días el grupo terrorista insista en sus planes.


Aunque todavía no se conocen todos los detalles, ya es posible recrear lo que ocurrió este lunes en la zona de Har Dov, cuando fuerzas israelíes frustraron un intento de atentado de Hezbollah en la frontera con el Líbano.
Como se sabe, la historia empezó hace una semana cuando, según informes extranjeros, las FDI bombardearon cerca del aeropuerto de Damasco contra cargamentos de armas y municiones procedentes de Irán. Un miembro de Hezbollah, se presume que presente en el lugar para monitorear la transferencia de un cargamento hacia el Líbano, murió en el hecho.
Tal como acostumbra desde hace cinco años, Hezbollah prometió una venganza contra Israel y así demostrar a los iraníes que de los movimientos aliados a Teherán ellos son el más efectivo y poderoso de Medio Oriente. Esta “Doctrina Nasrallah”, ideada por el secretario general del movimiento, varias veces se implementó con éxito pero esta vez tuvo dificultades en su ejecución.

Nasrallah

Nasrallah falló en su intento de vengar la muerte de un miembro de Hezbollah en Siria.
(AFP)

La infiltración

Para evitar una respuesta israelí profunda en territorio libanés desde Hezbollah tomaron como precaución no atentar contra civiles sino apuntar a objetivos militares. Y el medio elegido fue tratar de disparar un misil antitanque tipo “Kornet” a un puesto de las FDI desde el área de Har Dov.
El misil “Kornet”, de fabricación rusa y que forma parte del arsenal de Hezbollah, puede ser guiado por un operador que se ubica a cierta distancia del lanzador. Pero para que el disparo sea exitoso el operador debe poder observar a su objetivo a través de unos binoculares, y esto solo puede realizarse a la luz del día o a través de unos dispositivos de visión nocturna de los que Hezbollah carece. Así, se puede estimar que el escuadrón terrorista buscó infiltrarse en la espesura y entre las enormes rocas que cubren el monte Dov, hasta llegar a una posición desde la cual pudieran observar un puesto o un tanque de las FDI.
Pero el ejército israelí estaba preparado para una situación como estay ubicó sus posiciones con un grado de exposición mínimo hacia los montes de la frontera, y logró identificar al grupo de terroristas inclusive antes de que cruzaran la línea azul, que según la ONU establece el límite físico entre Israel y Líbano.
Las FDI esperaron que el escuadrón penetrara en territorio israelí para no darle herramientas a Hezbollah para que “denuncie” un ataque contra civiles en territorio libanés. Y una vez que esto ocurrió tiraron a matar a los intrusos con ametralladoras, tanques y morteros. En las horas posteriores al hecho no quedó claro cuántos combatientes de Hezbollah participaron del evento, y si alguno de ellos fue herido por el fuego israelí. En las próximas horas seguramente se realizarán exploraciones con drones que permiten visualizar este terreno tan complicado y allí se podrán conocer más precisiones.

FDI

Hezbollah intentó atacar objetivos militares y las FDI evitaron daños del lado israelí.
(AFP)
¿Qué pasará ahora?
El entendimiento de que Hezbollah no pretende dañar áreas civiles generó medidas tranquilizadoras para que los ciudadanos del norte y la región del Golán, a quienes se les permitió salir de sus casas y viajar por las rutas de la zona.
Pero tal vez para Hezbollah el capítulo no esté cerrado ya que el ataque que habían planeado fue frustrado. Es posible que para encubrir este fracaso se tomen su tiempo para planificar y buscar alguna otra debilidad en la frontera, ya sea en la zona de Har Dov o en los Altos del Golán, aunque esta opción se estima menos probable.
El solo hecho de frustrar un ataque y que las fuerzas israelíes hayan resultado ilesas resulta en sí mismo un duro golpe para el prestigio de Nasrallah y su organización. Y para las FDI eso es más que suficiente. Pero el juego táctico y mental en la arena libanesa continúa.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.