Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 20, 2021
donativo

Periodista sirio: El mundo le dedica excesiva atención al Holocausto judío, mientras ignora el sirio


Hassan Al-Asoud (Syria-today.org, 22 de febrero, 2021)

Con motivo del Día de la Conmemoración del Holocausto en Israel el 8 de abril, 2021 el periodista sirio Hassan Al-Asoud comparó el Holocausto judío con la guerra que se ha estado librando en Siria durante la última década, a la que llamó el «Holocausto sirio». Este escribió que, si bien el movimiento sionista utilizó el Holocausto judío para ganarse la simpatía del mundo y establecer un estado a expensas de los palestinos, los sirios no se ganaron la simpatía internacional. Más bien, el mundo permanece indiferente ante el Holocausto sirio, cuyas consecuencias no son menos devastadoras que las del Holocausto judío. Al-Asoud también comparó al presidente sirio Bashar Al-Assad con Hitler, afirmando que este último devastó Alemania y Europa luego de ganar las elecciones, Assad, quien está devastando Siria, ni siquiera fue elegido para su cargo. Al-Asoud pidió a los sirios en la diáspora y en especial en los Estados Unidos, que trabajen juntos para obligar al mundo a poner fin al Holocausto sirio, el cual «permanecerá grabado para siempre en nuestra memoria».

 

Lo siguiente son extractos de su artículo:[1]

«El problema planteado por la presencia de los judíos en las sociedades en las que vivían, especialmente en las sociedades occidentales, es bien conocido por todos… y condujo a masacres. La última de estas masacres fue el Holocausto nazi, que ha sido aprovechado en las últimas décadas y uno de cuyos resultados más importantes fue el apoyo incondicional a la creación del Estado de Israel a expensas del pueblo árabe de Palestina. El desastre del Holocausto no es en lo absoluto un tema sencillo, aunque hay quienes niegan que haya sucedido… y aunque su impacto es excesivo, hasta el punto de que, en la mayoría de países europeos, las leyes prohíben iniciar un debate sobre sus causas o sus víctimas para descubrir la verdad… Pero nada de ello justifica lo que los nazis le hicieron al pueblo judío que ha estado viviendo en esa parte del mundo durante cientos de años.

«Yo planteo el tema del Holocausto, que sucedió gradualmente durante 12 años luego del ascenso al poder de Hitler como canciller de Alemania… para compararlo con el Holocausto sirio, que también ha estado sucediendo durante los últimos 10 años… Adolf Hitler se convirtió en canciller luego que su partido ganara en las elecciones libres parlamentarias… y trajo devastación a su país como resultado de su ciego y fanático nazismo. Al contrario, Bashar Al-Assad heredó de su padre la presidencia siria en el año 2000, sin ninguna legitimidad ni haber realizado elecciones. Pero él también transformó gradualmente a su país en un invernadero de usurpación y corrupción omnipresente, cuando su padre puso algunos límites a estos fenómenos y así evitó una explosión como la que ocurrió en el año 2011 es decir, la sublevación siria.

«La paradoja es que las primeras personas a quienes el Hitler sirio (es decir, Assad) volvió la mirada en el año 2011 fueron los líderes de Israel, a través de su primo Rami Makhlouf, quien dijo… en los primeros días de la revolución siria, que la seguridad de Israel dependía de la de Siria.[2] En esto contrastó con Hitler, quien acusó a los ciudadanos judíos de Alemania de causar la creciente crisis que prevalecía allí para ese momento con sus ganancias financieras y monopolios y que realizó otras acusaciones en su contra, justificadas o no, con el fin de exterminarlos.

«El mundo todavía vive bajo el impacto de ese Holocausto y la Organización Sionista Mundial aprovechó esto al máximo para obtener un apoyo internacional ilimitado y establecer un estado judío en suelo palestino. Inversamente, el mundo ha sido testigo de la situación de tragedia siria, que la Organización de Naciones Unidas ha calificado como la mayor tragedia humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, durante una década sin hacer nada al respecto. Estas son algunas de las estadísticas que han sido publicadas… sobre la última década en Siria: El número de personas desplazadas dentro de Siria es de 6.9 ​​millones; el número de refugiados sirios que se albergan en otros países es de 6.5 millones; el número de chicos que han abandonado la escuela es de 2.5 millones… las pérdidas en la economía siria superan los $500 billones… el número de civiles heridos en la guerra supera los 1.8 millones… cientos de miles de personas se encuentran desaparecidos o han sido desaparecidos por la fuerza y decenas de miles han muerto en los ataques perpetrados por el régimen sirio y sus aliados, Irán y Rusia…

«El estado de Israel ahora compite con algunas industrias internacionales y encabeza la lista de países que fabrican productos tecnológicos muy sobresalientes. Su ejército se ha convertido en uno de los más poderosos de la región, a pesar del área pequeña que comprende el país y sus recursos naturales limitados… Todo esto contrasta con las consecuencias del Holocausto sirio… cuyo alcance y magnitud no se reflejan adecuadamente ni siquiera en las cifras citadas anteriormente. ¿Necesito mencionar las divisiones sociales, nacionales, religiosas, sectarias y geográficas que sufre Siria? O la devastación de su infraestructura, el colapso casi total de sus industrias, los cambios demográficos y la migración forzada, o la destrucción de su patrimonio y cultura? ¿O los ejércitos que ocupan gran parte de esta? ¿O las organizaciones terroristas e independistas que controlan o influyen en algunas de sus regiones?

«De hecho, el futuro de Siria y de su pueblo es decenas o cientos de veces más oscuro de lo que imaginamos hoy, porque lo que vemos ahora es solo la punta del iceberg… Todos somos responsables de la ruina que enfrentamos, sin embargo todos son víctimas de la tiranía… Todos los que aprovecharon la revolución para obtener ganancias ahora se encuentran degradados y humillados y todos los que tomaron una postura neutral ahora se encuentran entre el martillo del hambre y el yunque de la degradación.

«Es hora de que los sirios recuperen su sobriedad. Es hora de sacudirnos el polvo de la impotencia, de la sumisión y la dependencia de los demás. Esto solo sucederá si unimos los esfuerzos de la diáspora siria, los hombres y mujeres leales de la patria viviendo en todo el mundo, en cooperación con los guardianes de la llama del nacionalismo dentro de Siria. Los sirios en el extranjero deben obligar al mundo a cumplir con los intereses sirios. Debemos comenzar por preparar una conferencia nacional siria inclusiva. Los sirios estadounidenses deben asumir una mayor responsabilidad, porque son la comunidad con mayor influencia en el principal centro de toma de decisiones del mundo. Son el motor sirio del cambio… Es hora de poner fin al Holocausto sirio, que permanecerá con nosotros y quedará grabado en nuestra memoria para siempre».


[1] Alsouria.net, 7 de abril, 2021.

[2] Es una referencia a una entrevista concedida por el empresario sirio y primo de Assad Rami Makhlouf al diario El Times de Nueva York en mayo del año 2011, en la que dijo: «Si no existe estabilidad aquí en Siria, no hay forma alguna de que haya estabilidad en Israel». El Times de Nueva York (Estados Unidos), 10 de mayo, 2011.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.