Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 21, 2021

MATOT MASEI 5781


B’H

Números 30:2-36:13

Moshé enseña las leyes que rigen la anulación de promesas a los líderes de las tribus de Israel. Se lucha una guerra contra Midián por su rol en la destrucción moral de Israel, y la Torá da un recuento detallado del botín de la guerra y cómo fue distribuido entre la gente, los guerreros, los Levitas y el Sumo Sacerdote.

Las tribus de Reubén y Gad (más tarde acompañados por media tribu de Menashe) piden las tierras del este del Jordán como su porción de la Tierra Prometida, siendo estas tierras aptas para la cría de ganado. Moshé inicialmente se enoja con este pedido, pero más tarde concuerda con la condición de que ellos primero se unan y lideren a Israel en la conquista de las tierras al oeste del Jordán.

Los cuarenta y dos viajes y campamentos de Israel a través del desierto son listados, desde el Éxodo de Egipto hasta el establecimiento en las planicies de Moab, al otro lado del río, frente a la Tierra de Canaán. Los límites de la Tierra Prometida son enumerados y las ciudades de refugio designadas como lugares de exilio para asesinos involuntarios. Las hijas de Tzlafjad se casan dentro de su propia tribu de Menashe, de manera que las propiedades que correspondían a su padre no pasen por herencia a otra tribu.

 

¿POR QUÉ LA MEDIA TRIBU DE MENASHÉ?

 

Si repasamos el episodio en que Reubén y Gad piden las tierras al otro lado del Jordán, vemos que la tribu de Menashe no aparece junto a ellas. Sin embargo está escrito que esa tierra fue dada a las tribus de Reubén, Gad… ¡¡¡Y MEDIA TRIBU DE MENASHÉ!!! ¿Por qué?

La respuesta la tenemos en la parashá de la semana pasada, cuando las hijas de Tzlafjad piden la heredad de su padre. El amor de Iosef (quien pidió que cuando los Hijos de Israel fueran liberados de Egipto llevaran sus restos con él) y sus descendientes por la Tierra de Israel era tan grande que, al agregar Moshé media tribu de Menashe a las otras dos tribus, garantizaría que así se mantendría el vínculo entre éstas y las otras 9 tribus y media y con la Tierra de Israel.

 

ROSH JODESH AV (COMIENZO DEL MES DE AV)

El Shabat 10 de julio comienza el mes de Av, y el nueve de ese mes terminan las tres semanas con el día de ayuno por la destrucción de los dos Santuarios de Jerusalén y otras desgracias ocurridas a nuestro pueblo.

Está escrito que “Cuando entra Av hay que disminuir la alegría”. Pero el Lubavitcher Rebe dijo que “Hay que disminuir a Av con alegría”, pues sabemos que la alegría es el camino más adecuado para anular todos los decretos malos. Que este año realmente con nuestra alegría disminuyamos a Av y que el día 9 se transforme de día de llanto en uno de alegría con la llegada de nuestro justo Mashíaj, quien nos conducirá al tercer y eterno Santuario en la Jerusalén reconstruida y nos traerá la paz que hace tanto anhelamos

La expansión de la Tierra de Israel

Por Avrohom Altein

 

En el libro de Números, la Torá relata cómo los judíos fueron atacados por las naciones que vivían del lado Este del Río Jordán. Los judíos lucharon, y luego de ganar la guerra, se quedaron con una vasta extensión de tierra fuera de las fronteras, previstas originalmente, de Israel.

Ésta tierra tenía buenos pastos. Dos de las doce tribus, Reubén y Gad, poseían gran cantidad de ovejas. Decidieron quedarse del lado Este del Jordán, en vez de continuar a Israel junto con los otros.

Moisés estaba enojado. Él argumentó de que los otros judíos inferirían que verdadera razón por la cual Reubén y Gad no continuarían hasta Israel era porque tenían miedo de ser muertos por los poderosos Canaanitas. Ese temor se expandiría y rápidamente los judíos entrarían en pánico negándose a establecerse en Israel.

Para disipar ésta preocupación, Reubén y Gad prometieron acompañar a los otros judíos hasta Israel, y de hecho, en liderarlos para conquistar la tierra. Cuando los judíos se establecieran en Israel, volverían hasta su tierra del lado Este. Moisés aceptó su pedido, y le dio esa parte del territorio a Reubén y Gad. También le concedió parte de esa tierra a una porción de la tribu de Menashe, aunque no la habían pedido.

Eso es algo peculiar. Si Moisés estaba disgustado con Reubén y Gad porque consideró incorrecto para los judíos establecerse fuera de Israel, ¿por qué le dio un parte a la media tribu de Menashe?

Pero la verdad es que Moisés no estaba disgustado con ellos por haber elegido establecerse del lado Este, sino que estaba preocupado en que los otros judíos lo interpretaran como una decisión por falta de coraje y que eso se expandiera hacia los demás. Una vez que ese tema fue resuelto, Moisés no estuvo preocupado.

De hecho, había una razón noble e idealista en establecerse del lado Este. La Torá nos cuenta que la Tierra Santa se expandiría hasta incluir los alrededores, y en la era del Mashiaj, la Santidad de la Tierra de Israel abarcaría toda la tierra.

Cuando nuestros Sabios dicen que las fronteras de Israel se expandirán, la intención no es material. Sino que el propósito es que los valores espirituales que Israel encarna, inspirarán a todas las personas alrededor del mundo.

La intención de la tierra de Israel era que los judíos pudieran tomar ideas nobles sobre la vida, contenidas en la Torá, y traducirlas a la vida real.

Es una tarea difícil la de introducir al mundo el sistema valioso del Judaísmo, porque nuestras metas son muy divergentes. El mundo se basa en que “el tiempo es dinero”, y un judío vive con que “el tiempo es una oportunidad para hacer Mitzvot

Reubén y Gad dieron el primer paso en expandir la Santidad de Israel a través de convertir el Este del Jordán en parte de la Tierra Santa. Está en nuestras manos continuar esa tarea. Si vamos a ser el modelo de seres humanos y buenos judíos, también nosotros difundiremos “la mentalidad de Israel” y seremos una inspiración para el mundo entero. (www.es.chabad.org)

 

FACEBOOK: bit.ly/2NPF3YF

YOUTUBE: bit.ly/2OV485i

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.