Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 16, 2021

La Fascinante Expansión De Los Estudios Judíos En La Universidad Bar Ilán

Entrevista al Profesor Ygal Levin


Orientemedio.news entrevistó al profesor Yigal Levin, jefe del Departamento Multidisciplinario de Estudios Judíos y miembro del departamento Israel y Golda Koschitzky de Historia Judía y Judaísmo Contemporáneo de la Universidad Bar Ilán, quien nos expone las fascinantes perspectivas de investigación en la disciplina de Estudios Judíos y las oportunidades de participación que hay

OMN – Profesor Yigal Levin, gracias por conversar con nosotros. ¿Cuál es el estado actual de los estudios judíos tanto en Israel como en la Diáspora? Los estudios judíos en Latinoamérica están en una profunda crisis y debemos trabajar para desarrollar nuevas formas de ver los estudios judíos.

YL – Cuando hablamos de «Estudios Judíos», en realidad hablamos de tres cosas diferentes, que por supuesto están relacionadas entre sí hasta cierto punto. El primero de ellos, son los estudios religiosos judíos, en otras palabras, el estudio de la tradición judía, textos, costumbres, leyes, idiomas, etc., como parte de la experiencia religiosa judía.

Esto generalmente se hace a nivel comunitario. Especialmente en la diáspora, muchas comunidades judías ofrecen algún nivel de educación religiosa a sus hijos y miembros adultos, ya sean clases semanales en la sinagoga, asistencia a escuelas religiosas desde el preescolar hasta el nivel avanzado, seminarios para la capacitación de los líderes religiosos, etc. Obviamente, el carácter de esta instrucción religiosa difiere de una comunidad a otra, dependiendo de la afiliación religiosa de la comunidad (ortodoxa, conservadora, reformista, liberal, etc.) y de la situación demográfica y financiera de la comunidad también. En Israel, esto también incluye la instrucción religiosa en los sistemas oficiales de escuelas haredi y estatales religiosas, para aquellas familias que eligen que sus hijos se eduquen allí.

El segundo tipo de «Estudios Judíos» es lo que yo llamaría «Estudios Judíos Culturales». En otras palabras, el estudio de la tradición judía, los textos, las costumbres, la ley, los idiomas, etc., no como parte de una experiencia religiosa o de educación para la práctica religiosa, sino como un fenómeno cultural de personas, en su mayoría judíos pero no exclusivamente, interesados en su historia y tradiciones como parte de su identidad. Esto se hace en una amplia variedad de formas, como clases, seminarios, programas en línea, etc. Obviamente hay diferencias entre Israel y la diáspora (por ejemplo, en la capacidad de estudiar textos en hebreo), pero también entre las oportunidades que existen en grandes comunidades judías como las del este u oeste de Estados Unidos, Inglaterra (pero menos en otras partes de Gran Bretaña), Francia (pero menos en el resto de Europa). La capacidad de estudiar en línea ha cambiado esto un poco, pero dado que también hay una motivación social para estudiar, los estudios en línea sólo pueden llegar hasta cierto punto.

El tercer tipo de «Estudios Judíos» son los Estudios Judíos Académicos: el estudio de la tradición judía, textos, costumbres, leyes, idiomas, etc. en un entorno académico, como parte del estudio de las Humanidades y las Ciencias Sociales en general: la religión judía como parte del estudio académico de las religiones, la historia judía como parte de la historia mundial, la lengua judía como parte del estudio de las lenguas, etc. En teoría, se supone que tal estudio académico está motivado por una sed académica de conocimiento y comprensión, en lugar de por creencias religiosas o por apego cultural, pero en la práctica, por supuesto, la separación entre estos tres tipos de estudios judíos es bastante artificial. Muchas de las personas que asisten a estudios judíos «religiosos» lo hacen por razones «culturales», y muchas de las personas que enseñan e investigan estudios judíos académicos se sintieron atraídas por este campo porque sentían que tenían un apego cultural o religioso al campo en primer lugar. Y, por supuesto, los estudiantes universitarios y los eruditos que estudiaron el Talmud u otros textos similares en su juventud tienen una ventaja sobre los estudiantes que vienen sin esos años de estudio.

 

OMN- ¿Cuáles son los principales objetivos del nuevo programa Internacional de Estudios Judíos en la Universidad de Bar Ilan? Por favor, háblenos sobre el programa y cómo podemos participar en él.

YL – Como programa universitario, pertenecemos al tipo académico de estudios judíos (a veces también llamados «estudios judaicos» para diferenciarlo del tipo religioso). Los orígenes de los estudios judíos académicos se pueden encontrar en el siglo 19 alemán «Wissenschaft des Judentums», la idea de lo cual era que las fuentes judías tradicionales, como la Biblia y la literatura rabínica, pueden y deben ser estudiadas desapasionada y objetivamente, utilizando los mismos métodos críticos que se utilizan en el estudio de cualquier otro tema académico. Así que los estudios judíos académicos son parte del campo más amplio de las humanidades y, en menor medida, de las ciencias sociales. El campo floreció en la Europa anterior al Holocausto, después de la guerra el enfoque se desplazó a los Estados Unidos, y gradualmente las universidades israelíes se han trasladado al centro.

En todo el mundo y en Israel, los estudios judíos académicos de hoy se ven afectados por dos tendencias opuestas. El primero, es un declive global en el estudio de las humanidades. En todo el mundo, la gente está menos interesada en la historia, los clásicos, la lingüística, la filosofía, la filología y temas relacionados. En nuestro mundo de la tecnología, estos son vistos como menos prácticos, y el número de estudiantes ha ido disminuyendo de año en año. Y, por supuesto, los estudios judíos académicos han sufrido en consecuencia, en Israel y en todo el mundo. Los departamentos universitarios se han vuelto más pequeños, con menos estudiantes, lo que, por supuesto significa menos profesores, lo que significa menos oportunidades de trabajo para los graduados, lo que significa menos estudiantes. Por otro lado, hay un mayor interés en los estudios judíos «culturales», en las personas interesadas en la historia judía, los idiomas, la religión, el arte, etc. como parte de su patrimonio cultural. Las universidades deben aprender a cerrar esta brecha, a mantener los más altos estándares académicos y a evitar el populismo, por un lado, mientras que, por el otro, atraen a aquellos que están interesados en los estudios judíos, no porque quieran convertirse en académicos universitarios, sino porque lo ven como una forma de comprender su propia herencia.

Hoy en día, muchas universidades de todo el mundo son el hogar de algunos eruditos que estudian y enseñan algún aspecto de los estudios judíos. En la mayoría de los casos, estos académicos forman parte de los departamentos de humanidades. Así que un departamento de estudios religiosos en una universidad tendrá a alguien que enseñe clases sobre judaísmo, junto con alguien que enseñe islam, budismo o cristianismo. Un departamento de idiomas puede tener a alguien que enseñe yiddish. Un departamento de literatura puede tener a alguien que enseña literatura judía de un tipo u otro, y un departamento de filosofía puede tener a alguien que es un experto en algún aspecto de la filosofía judía. Una escuela de arquitectura podría tener a alguien que haya diseñado sinagogas. Y muchas universidades tienen una cátedra o un programa de Estudios Judíos, que permite a los estudiantes obtener un título, de lo que sea que esa universidad pueda tener disponible. Algunos de estos programas son muy fuertes, pero la mayoría tienen una selección muy pequeña y pobre de cursos y de instructores (incluso si algunos de los miembros individuales son académicos de primer nivel). Y en general, se están debilitando gradualmente.

La situación en Israel es algo diferente. Tanto debido a la mayor población de «audiencia», como porque en el pasado el gobierno apoyó los estudios judíos académicos (seculares) como parte de la empresa sionista de «construcción de la nación», las universidades israelíes desarrollaron grandes departamentos individuales de varios aspectos de los estudios judíos: Biblia, Talmud, Filosofía judía, Historia judía, etc. Estos departamentos suelen ser parte de una Facultad de Humanidades más grande. En Bar Ilan, estos departamentos son parte de una Facultad especial de Estudios Judíos (https://jewish-faculty.biu.ac.il/en), que incluye nueve departamentos disciplinarios (Biblia, Talmud, Historia Judía y Judería Contemporánea, Lenguas Hebreas y Semíticas, Literatura Judía, Filosofía Judía, Arte Judío, Estudios y Arqueología de la Tierra de Israel y Estudios del Medio Oriente). Cada uno de estos departamentos ofrece una amplia gama de clases y programas, incluidos estudios de licencitura, maestría y doctorado.

El programa del que estoy a la cabeza es el Departamento Multidisciplinario de Estudios Judíos. Nuestro programa permite a los estudiantes diseñar su propio título (solo BA) combinando clases de diferentes departamentos. Para que un estudiante que esté interesado en la Historia Judía, el Arte Judío y la Filosofía Judía y estudie algo de cada uno, y un estudiante que esté interesado en la filosofía rabínica pueda estudiar clases relevantes en los departamentos de Talmud, Filosofía Judía e Historia Judía. Así que nuestros estudiantes tienen acceso a más de 1000 clases individuales, impartidas por académicos de clase mundial, algo que no existe en ninguna otra institución.

 

OMN – La educación universitaria en línea llegó para quedarse. Existen plataformas que te permiten realizar cursos a distancia, ¿Hay opciones como esta en el departamento? ¿Qué cursos tienes y cuáles planeas para el futuro?

YL – En el curso 2021-22, estamos lanzando una versión internacional de este programa, que se impartirá íntegramente en inglés. Dado que obviamente no podemos ofrecer las 1000 clases en inglés, hemos decidido centrarnos al principio en la Biblia, la Historia Judía, la Filosofía Judía y los Estudios y Arqueología de la Tierra de Israel, y tenemos la intención de expandir nuestras ofertas con el tiempo. Por el momento, nuestros nuevos estudiantes podrán elegir entre alrededor de 40 clases diferentes, en estas materias, así como clases individuales en yiddish, ladino, estudios de Oriente Medio y arte judío.

Nuestro programa no está diseñado principalmente como un programa en línea. Como un programa académico de grado completo, estamos menos interesados en que las personas se inscriban en clases individuales, y más en los estudiantes que vienen a Israel para un programa de grado de tres años. Sentimos que la experiencia de estar en Israel, de formar una comunidad de aprendizaje, de conocer realmente a personas de diferentes lugares y tradiciones (tenemos estudiantes de Israel, de los Estados Unidos, de Europa, del Lejano Oriente), interactuando con los estudiantes israelíes, es una parte importante de lo que queremos dar a nuestros estudiantes.

Nuestro programa también incluye eventos sociales y excursiones a sitios históricos y arqueológicos en todo Israel. Así que esperamos, si el COVID lo permite, que celebremos la mayoría de nuestras clases en persona. Sin embargo, algunas de las clases están planeadas para llevarse a cabo en línea, ya sea de forma sincrónica o asincrónica, por lo que los estudiantes de todo el mundo podrán «probar» el programa, lo que con suerte los alentará a solicitar el programa completo el siguiente año.

En Bar-Ilan, este es un departamento completo, que ofrece programas de grado que incluyen la historia, la geografía, la arqueología y otros aspectos de la Tierra de Israel desde la prehistoria hasta los tiempos modernos. Pero como la mayoría de los departamentos de Bar-Ilan, sus clases se llevan a cabo en hebreo (ofrece un par de clases en línea en inglés). Con el fin de incluir estos temas en nuestro programa multidisciplinario, creamos cursos especiales de inglés.

A pesar del hecho de que la mayoría de los programas de Estudios Judíos en Bar-Ilan están en hebreo, hay muchos eventos académicos que están abiertos al público en general, que están en inglés, y muchos de estos están en línea. Por ejemplo, el 30 de septiembre, el Departamento de Tierra de Israel y Arqueología celebrará una conferencia en línea sobre Jerusalén, y el 5 de octubre, el Departamento de Historia Judía tendrá una conferencia en línea sobre nombres judíos a través de los siglos. Ambos serán en inglés, y ambos estarán abiertos al público.

 

OMN – ¿Qué posibilidades de intercambio existen con el mundo académico de América Latina?

YL – En cuanto a las relaciones académicas específicamente con América Latina, puedo ver dos vías de cooperación. El primero es un intercambio de académicos: académicos latinoamericanos que vienen a Israel y académicos israelíes que viajan a América Latina, ya sea para conferencias, como profesores visitantes o para años sabáticos de investigación. Hay, en mi opinión, tres obstáculos principales: la financiación, el idioma y las oportunidades.

Dentro de la comunidad académica, la diferencia de idioma no es un problema, ya que la mayoría de los académicos, tanto en Israel como en América Latina, pueden entender y hablar inglés. Pero para un público más general, esto es un problema. En cuanto a las oportunidades, dado que los centros mundiales de estudios judíos de hoy están en Israel y en los Estados Unidos, no hay tantas oportunidades para que los académicos israelíes vengan a América Latina, como conferencias internacionales o puestos para post-docs o sabáticos. Por supuesto, se pueden crear tales oportunidades, pero eso requiere financiamiento, para lo cual se necesitan fuentes de financiamiento que estén interesadas.

Como he expuesto, las clases en línea tienen un papel limitado y lo seguirá siendo en el futuro previsible. Las clases en línea son, por supuesto, convenientes, y para una persona que está interesada en tomar una clase individual, obviamente una buena opción. Pero queremos más que eso. Queremos capacitar a la próxima generación de académicos. Queremos crear una comunidad real. Queremos que nuestros estudiantes disfruten de la experiencia completa que describí anteriormente. Para ello, tienen que venir a nosotros.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.