Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 7, 2022

Amnistía Internacional quiere acabar con el Estado judío

Este informe provocará un aumento de la violencia, los abusos y los boicots contra los judíos en Israel y los judíos que apoyan a Israel en la diáspora. Esto de una organización que el año pasado fue tildada de "sistémicamente racista".


La última exhibición grotesca de vitriolo anti-Israel entre las ONG es la publicación,  esta semana, de un informe de Amnistía Internacional que recicla tropos antisemitas y acusaciones de racismo cansadas, repetidamente refutadas pero deliberadamente provocativas. Esto de una organización que el año pasado fue tildada de «sistémicamente racista».

El título del informe, «El apartheid de Israel contra los palestinos: un sistema cruel de dominación y un crimen contra la humanidad», no solo es una mentira flagrante y sin fundamento, sino también un insulto a los sudafricanos negros que sufrieron tan terriblemente bajo un régimen de apartheid auténtico. Pocos leerán esta diatriba de más de 200 páginas de falsedades, distorsiones y medias verdades, pero muchos verán y absorberán su título, que ya ha sido pegado con avidez en periódicos de tendencia izquierdista y difundido a millones en las redes sociales. La BBC, por ejemplo, pregonó que «las políticas de Israel contra los palestinos equivalen a apartheid» en un artículo en línea , dando todo el peso a las afirmaciones de Amnistía, citando a varias personas que las apoyan,

¿Qué está provocando a ONG como Amnistía y Human Rights Watch, que publicaron un informe desacreditado similar el año pasado, a excesos cada vez mayores de propaganda antiisraelí? ¿Por qué la Asamblea General de las Naciones Unidas acaba de aprobar una comisión permanente de investigación sin precedentes sobre Israel por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU? El problema para estos lobbies antiisraelíes es que las cosas no van como ellos quieren. Tácticamente, su intención general de arrastrar a los israelíes al banquillo de los acusados ​​en La Haya parece estar fallando, con un Fiscal Jefe aparentemente menos entusiasta en la Corte Penal Internacional. Estratégicamente, lejos de la reducción deseada y la eventual eliminacion del estado judío, éste se está fortaleciendo cada vez más con un mayor alcance diplomático y económico global  habiendo un fracaso abyecto por parte del Boicot,

Sobre todo, los históricos Acuerdos de Abraham han sido un trapo rojo ante un toro para todos estos cuerpos, agitados en sus rostros nuevamente la semana pasada por el Hatikva que sonaba cuando el presidente de Israel fue recibido en el Palacio Real de Abu Dhabi por el jeque Mohammed bin Zayed. Esto no estaba en el guión, que exigía continuas concesiones no correspondidas a los palestinos por parte de Israel, lo que llevó a la imposición de un estado islámico en territorio israelí, antes de que se pudiera lograr una paz más amplia con el mundo árabe. Desafortunadamente para los empedernidos procesadores de paz y sus seguidores, el mundo árabe ha dejado atrás su propia oposición a Israel. Ven al país por lo que es: una fuente de estabilidad y prosperidad en la región. Comprenden los peligros de continuar con la intransigencia y la animosidad palestinas y les han negado un veto sobre el progreso, un veto que Amnistía y sus compañeros que rechazan a Israel quieren que se restablezca.

El borrador anterior del informe, obtenido por NGO Monitor y modificado apresuradamente, reveló sin darse cuenta el verdadero motivo detrás de la campaña anti-Israel de Amnistía. Incluía las palabras: «El sistema de apartheid se originó con la creación de Israel en 1948». Como dice la Liga Antidifamación, las acusaciones del informe de que «los crímenes de Israel se remontan al pecado de su creación en 1948, sirven para presentar al estado judío y democrático como singularmente ilegítimo en sus raíces fundacionales».

Según NGO Monitor: el propósito del informe es «caracterizar el derecho de los judíos a la igualdad soberana en su patria histórica como una violación del orden legal [internacional]».

No nos quede ninguna duda, este informe no es una crítica al Estado de Israel. Es un manifiesto escalofriantemente claro que declara a Israel una entidad ilegal sin derecho a existir. Página tras página, muestra una obsesión profundamente preocupante por corregir el supuesto error de 1948. Pide que Israel se inunde generación tras generación de descendientes de árabes que se fueron en 1948 y que esperaban regresar después de que cinco ejércitos invasores hubieran aniquilado Israel fuera del mapa. Tal afluencia de los llamados refugiados no tendría precedentes en ninguna parte del mundo. Significaría la terminación del Estado de Israel, una condición de conflicto perpetuo entre árabes y judíos bajo un solo estado palestino, y el fin del derecho del pueblo judío a la autodeterminación.

Presentar a Israel como un esfuerzo racista, como también buscan hacer otras ONG de izquierda e instituciones internacionales, nos lleva al punto de partida. La oposición estridente y viciosa a los judíos en la tierra, oposición que en los tiempos modernos se remonta a la década de 1920, se basó en puro racismo. Era la doctrina islámica que ningún otro pueblo podía ser soberano en una tierra que alguna vez había estado dominada por musulmanes. Por lo tanto, a los judíos, indígenas del territorio, nunca se les pudo permitir tener su propio estado y tuvieron que ser combatidos hasta la subyugación o la muerte. Como expliqué en el artículo, » Exponiendo la mentira del apartheid de Israel«, la naturaleza religioso-racista del conflicto fue transformada por la Unión Soviética en una lucha imperialista-nacionalista, para ganar una mayor aceptación y apoyo en el mundo democrático. Y ahora volvemos a una inversión inventada del conflicto racista original .

Como entendieron los soviéticos, las acusaciones de racismo provocan, con razón, aborrecimiento entre la gente civilizada. De ahí la atracción de Amnistía y sus compañeros de viaje por retratar a Israel como un estado de apartheid. Como explicó el abogado internacional Eugene Kontorovich esta semana, Israel = Apartheid no es más que una versión ligeramente actualizada del mantra Sionismo = Racismo impulsado por la Unión Soviética y adoptado inmoralmente por la ONU en 1975 antes de ser derogado.

Nuevamente, como los soviéticos, el objetivo principal de Amnistía no es el mundo árabe, es Occidente. Al igual que la propaganda de la Autoridad Palestina y Hamas, la intención es provocar indignación en todo Occidente, aislar y vilipendiar a Israel entre los gobiernos del mundo, los organismos internacionales, las universidades y las empresas.

Este informe también provocará un aumento de la violencia, los abusos y los boicots contra los judíos en Israel y los judíos que apoyan a Israel en la diáspora, en una era en la que los ataques antisemitas ya están en un punto álgido y van en aumento. Puede que ese no sea el objetivo de Amnistía al producir este documento retorcido, pero no pueden ser tan ciegos como para dejar de ver sus sangrientas consecuencias, que se han desarrollado durante décadas después de informes, debates, resoluciones y fabricaciones de medios distorsionados similares.

La definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) incluye: «Negar al pueblo judío su derecho a la autodeterminación, por ejemplo, afirmando que la existencia de un estado de Israel es un esfuerzo racista». El gobierno británico se ha adherido a la definición de la IHRA. Amnistía tiene su sede en el Reino Unido y la policía del Reino Unido ahora debería investigarlo por difundir estas graves mentiras antisemitas.

El coronel Richard Kemp es un ex comandante del ejército británico . También fue jefe del equipo de terrorismo internacional en la Oficina del Gabinete del Reino Unido y ahora es escritor y orador sobre asuntos internacionales y militares. Es miembro de la Fundación Caritativa Jack Roth en el Instituto Gatestone.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/18199/amnesty-international-israel

 
Comentarios

Se puede engañar a unos cuantos siempre, y a todos durante un tiempo, pero a TODOS SIEMPRE »
N O «, y ése es precisamente el riesgo que se cierne sobre esta desprestigiada organizacion (supuestamente humanitária) cuyos fínes son claramente politicos y no filantrópicos como pretenden hacérnos creer desde sus báses…su militancia «pro-palestina» (lease anti-israeli) asi lo demuestra, de igual modo que su fuerte implantacion ideológica …
Acusar a Israel de «apartheid» y «genocídio» indica a las claras, el grado de sectarismo que guiá a sus mentóres, y la obcecacion que les aníma en relacion al único Estado democrático, de médio oriente ..A-I es apenas otra cosa, que una correa de transmision del antisemitismo mas ráncio que circula por ahi, disfrazada eso si, de ONG comprometida con los derechos humanos, un anzúelo que algunos (demasiados todavia) parecen aún hoy en disposicion de tragárse ..

No llegó la hora de que Israel haga frente a esta sucia campaña de difamación y desprestigio, en esta ocasión impulsada por una ONG internacional, con algo más que explicaciones públicas emitidas por el canciller Yair Lapid? No llegó la hora en que Israel haga responsable a Amnesty International por las injurias gratuitas que ensucian su dignidad y honor? No llegó la hora en que Israel confronte a la Alta Comisionada de la ONU por los Derechos Humanos Michelle Bachelet por sus dichos e informe similares a lo manifestado por A.I.? Porqué Israel acepta pasivamente estas diatribas y libelos?

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.