Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 2, 2022

Ex-ministro de Información de Kuwait escribe artículo en diario saudita: La responsabilidad por el sufrimiento de los palestinos recae en gran parte en su propio liderazgo


Sa’ad Bin Tefla Al-‘Ajmi

En un artículo el cual ha publicado recientemente en el diario saudita Independent Arabia, titulado «Si se hubiese establecido un estado palestino», Sa’ad bin Tefla Al-‘Ajmi, ex-ministro de información en Kuwait, escribió que los líderes palestinos tienen en su haber mucha de la responsabilidad por el continuo sufrimiento del pueblo palestino y por el hecho de que no se vislumbra ninguna solución a su eterno problema. Este enumeró varias razones para ello, incluyendo el cisma y la división sin fin dentro del liderazgo y el carácter corrupto y tiránico de las autoridades palestinas, ambos las autoridades de la Autoridad Palestina en Cisjordania como las autoridades de Hamás en Gaza. Al-‘Ajmi se preguntó el cómo sería un estado palestino independiente, dado que los modelos a emular de los palestinos son aparentemente Irak e Irán, cuyos gobernantes son responsables por el derramamiento de sangre y la ya generalizada destrucción. El hecho de que, desde la creación de la Autoridad Palestina, ni un solo árabe israelí ha renunciado a su ciudadanía israelí en favor de una palestina unida y el hecho de que tantos palestinos estén ansiosos por obtener un permiso de trabajo en Israel e incluso estén dispuestos en obtener trabajo en los asentamientos israelíes en Cisjordania, dijo Al-‘Ajmi, refleja su terrible situación bajo tutela del gobierno de la Autoridad Palestina y de Hamás.

Lo siguiente son extractos traducidos de su artículo:[1]

“Yo no creo que nadie que afirme ser defensor de la justicia pueda abstenerse de apoyar el derecho a la auto-determinación del pueblo palestino afectado por el desastre. Los partidarios de esta derecha palestina se dividen en tres categorías: los militantes que desean liberar todas las tierras palestinas desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo; aquellos que creen que los palestinos deberían formar parte de un solo estado junto a los judíos para eventualmente superarlos gracias a su ventaja demográfica y superioridad cultural; y la mayoría, que apoya la solución de dos estados, es decir un estado palestino junto a Israel, como forma práctica de actualizar el derecho del pueblo palestino a la auto-determinación.

“La actual administración estadounidense, encabezada por el presidente demócrata Joe Biden, renovó el llamado a actualizar la solución de dos estados, poniendo así fin al ‘Acuerdo del Siglo’ defendido por el predecesor de Biden, el presidente Donald Trump. Biden tiene previsto visitar Israel y los territorios palestinos este mes y reunirse con el presidente palestino Mahmoud ‘Abbas en Ramala. Algunos esperan que esta visita produzca un nuevo plan que reviva la solución de dos estados, pero muchos no ven esta solución como simple en el horizonte cercano o lejano. Las razones a ello no tienen que ver sólo con las demás. Estas principalmente tienen que ver con los propios palestinos, porque aquellos responsables de tomar las decisiones palestinas están divididos entre Ramala y Gaza y la arena palestina está dominada por la división. Y todo esto a pesar de la interminable serie de acuerdos y entendimientos que piden la unidad palestina y el establecimiento de un gobierno palestino unido que hable a una sola voz y exija la instauración de los legítimos derechos palestinos.

“Ante este cisma y esta guerra interna palestina total, ¿cómo puede un observador visualizar al hipotético estado palestino? ¿Y qué modelo árabe pueden presentar los palestinos para el estado que estos desean establecer?

“Las autoridades oficiales en Gaza actualmente elogian a Irán y levantan carpas de luto por sus mártires, desde el general iraní Qassem Soleimani hasta Abu Mahdi Al-Muhandis, (subcomandante de las milicias respaldadas por Irán en Irak. Y en Cisjordania erigieron un monumento en honor a Saddam Hussein y nombraron las principales calles en su honor. En otras palabras, para los palestinos, los modelos de heroísmo en la región, a quienes estos desean emular, son personas como Saddam Hussein y Qassem Soleimani. El primero ocupó Kuwait, calificándolo como un paso hacia la liberación de Palestina y el segundo afirmó que su país se apoderó de Irak, Siria y el Líbano como paso hacia la liberación de Jerusalén. Todos estamos familiarizados con la destrucción infligida por Saddam Hussein a toda la nación árabe, pero principalmente con el daño que este le infligió a la causa palestina y su percepción como causa justa. En cuanto a Irán, sangre inocente continúa fluyendo en los países que este ha tomado en nombre de la resistencia y la liberación de Jerusalén. Es difícil reconciliar las contradicciones en la lógica de la población palestina, cuando esta población admira el ‘heroísmo’ destructivo de Saddam Hussein, quien luchó contra su otro modelo a seguir, Irán, durante ocho largos años.

“Los palestinos experimentan opresión e injusticias en primer lugar por causa de la ocupación. Pero también entienden que su liderazgo tiene responsabilidad secundaria por su continuo sufrimiento y opresión. A pesar de la ocupación y la opresión, el principal deseo de todo palestino “realista” hoy día es obtener un permiso para trabajar dentro de Israel, incluso para trabajar en la construcción de los nuevos asentamientos israelíes en su suelo.

“Además, debe tenerse en cuenta que oponerse a Hamás en Gaza, o a la Autoridad Palestina en Cisjordania, puede resultar en desastres y pérdidas, tortura e incluso en la muerte. Todavía recordamos el asesinato del activista civil Nizar Banat, quien murió torturado el año pasado en una prisión de la Autoridad Palestina. Según investigaciones independientes, 57 activistas palestinos han sido torturados hasta morir en las prisiones de la Autoridad Palestina y en las prisiones de Hamás en Gaza. La organización Human Rights Watch también afirma que la Autoridad Palestina y Hamás emplean sistemáticamente la tortura en sus prisiones. En cuanto a la corrupción, incluso se ha llegado al punto de robarse el dinero de ayuda internacional que está destinado a los necesitados y se deberían establecer comités internacionales de investigación para de hecho investigar este tema.

“Algunos pueden pensar que este artículo es muy duro, mientras que otros pueden considerarlo de descripción ante la amarga realidad. Aquellos que cuestionan mi presentación de esta realidad deberían volver atrás y examinar algunos hechos y cifras: El número de palestinos con ciudadanía israelí (es decir, árabes israelíes) es actualmente 1.5 millones. En otras palabras, constituyen una quinta parte, o el 20%, de la población de Israel. ¿Cuántos de estos palestinos han renunciado a su ciudadanía israelí a favor de una sola palestina desde la firma de los Acuerdos de Oslo y la creación de la Autoridad Palestina en 1993? La respuesta es: ni siquiera uno”.


[1] Independentarabia.com, 8 de julio, 2022.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.