Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes enero 30, 2023

La firme defensa de Israel de parte de un argentino cristiano

Con Luciano Mondino, analizando el conflicto israelo-palestino


Luciano Mondino (29), argentino residente desde hace unos años en Madrid,  es Máster en Política Internacional por la Universidad Complutense, Licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales por la Universidad Católica de La Plata y sus principales líneas de investigación son el terrorismo y el crimen organizado; la lucha contra la islamización de Europa y Hezbola en América Latina.Consciente de la importancia que tienen hoy  las redes sociales, se presenta como “ un batallador de Twitter en contra de la mentira y el boicot al sentido común”.

Es un gusto haberlo entrevistado. Esto es un resumen de lo mucho que podríamos hablar con él.

 

¿Por qué defiendo a Israel?

P: Luciano, comencé hace un tiempo a conocer las cosas que escribes en defensa de Israel , lo cual va de la mano de  serias críticas a los palestinos, entre otros temas. Y en un artículo recientemente publicado en la página Porisrael aclaraste en el subtítulo que eres un cristiano que expone las mentiras palestinas. Pues comencemos por eso…¿por qué? ¿Por qué este cristiano se molesta en defender tanto a Israel? 

R: Cuando hice la carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales no había estudiado casi nada de Medio Oriente. Me acuerdo que terminé ese año sabiendo, con suerte, algo sobre la guerra en Siria…era el año 2018 o 2019.

A partir de ahí, por curiosidad, empecé a estudiar sobre algunos temas bastante generales de la región y la verdad es que me encantó. En ese momento solamente había recibido la típica formación que recibimos todos los que estudiamos algo de las Ciencias Sociales: el temido sionismo llegó para robarle la tierra a los pobres palestinos.

Sin conocer nada, el relato parecía creíble…el problema es que cuando empecé a leer, escuchar y conocer la otra campana, me di cuenta que la poca información que tenía era absolutamente errada. Cuando empezás a conocer, escuchar y ver otra campana es que te das cuenta de que casi todo lo que te habían contado estaba muy desajustado con la realidad…y como decía Aristóteles, la única verdad es la realidad.

Después más tarde empecé a notar también que toda la información y producción académica que nos llegaba desde Medio Oriente en Argentina era profundamente antiisraelí y que con el solo ejercicio de investigar un poco se podía desarmar muy fácil el relato. Y así empecé.

Ahora quiero ampliar estos temas para la audiencia hispanohablante que es la que creo que menos información tiene respecto a Medio Oriente y sus conflictos.

P: Poca información y mucha distorsión de los hechos, sin duda ninguna. 

R: Así es. En el 2021, después de los ataques de Hamas a Israel, estaba ya casi en marcha mi viaje a Europa para estudiar el postgrado en Política Internacional y ahí fue donde me inscribí en todas las asignaturas de Oriente Medio.  Las cátedras universitarias que toman los temas de Medio Oriente en Argentina o en España suelen ser amplificadores del relato palestino y con cosas que eran, como digo, muy fáciles de desmentir.

P: Y todo esto es sobre la distorsión…volviendo a mi pregunta original ¿por qué defendés tanto a Israel sin ser judío? Aclaro que me consta que son muchos los amigos no judíos de Israel, pero es interesante entender su trasfondo.

R: Respecto a la pregunta del por qué defiendo a Israel siendo cristiano (un católico en verdad no muy practicante, pero con fe) es porque entiendo que muchos cristianos se olvidan de los lazos que nos unen con el judaísmo y cómo los palestinos han profanado también nuestra historia en Tierra Santa, se han apoderado de nuestras figuras (por ejemplo cuando Arafat dijo que Jesús era palestino o María era Nabatea) y que hoy los cristianos de Belén son expulsados por la Autoridad Nacional Palestina y Fatah, no por Israel.

Algunas veces me han señalado por contenido islamofóbico y no hay nada más alejado que eso. Quienes están tan preocupados por la libertad del pueblo palestino, tendrían que saber que los civiles árabes de Gaza son los únicos afectados cuando los propios misiles de Hamas caen en zonas residenciales de ellos. Fíjate que yo no hablo contra el mundo musulmán, sino contra los islamistas que es su extremismo político y religioso que es lo que arenga el germen violento. También las propias instituciones del Islam son profanadas y estoy seguro de que la abrumadora mayoría de los musulmanes quieren la paz.

Quizás para muchos el tema religioso no sea importante, pero no tenemos que olvidarnos que fue allí en esa zona del Medio Oriente en donde nació nuestra civilización y parte de nuestros pilares.

Saliendo del plano religioso y filosófico, la defensa a Israel es una defensa por la vida y por nuestra seguridad en momentos donde muchos de los gobiernos occidentales no se atreven a enfrentar al islamismo.

Aquí en Europa, el descontrol migratorio y la islamización hace que las comunidades islamistas, con cada vez más poder e influencia, sean como intocables. Para los europeos que defienden al terrorismo palestino, ¿se les ocurrió pensar lo que pasaría si Israel no luchara contra el terrorismo en el Sinaí o en puntos clave de la zona? Lo mismo para América Latina que hoy está intrusada por la República Islámica de Irán aprovechándose de países como la Argentina cuya justicia no pudo dar respuesta a los atentados de 1992 y 1994 ni al asesinato del fiscal Nisman en el 2015, ultimado horas antes de presentar su denuncia contra la entonces presidente Cristina Fernández por su encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA.

Hoy, para mi, Israel es un muro de contención que nos está ayudando al mundo entero en no padecer un terrorismo islámico desatado que agravaría mucho más la situación de ahora. El problema es que por distintos motivos, mucha gente no lo sabe o prefiere ignorarlo. La mentira siempre suele ser más cómoda, pero es insostenible en el tiempo.

P: O sea que en el sentimiento que te une a Israel hay muchos valores.

R:  Desde hace muchos años tengo muy buenos amigos judíos  de quienes aprendí mucho. Uno de los temas que más me interesó leer fue sobre la Segunda Guerra Mundial y la Shoa, algo que creo nunca podré dimensionar.

Podría decirte también que la causa de la defensa de Israel es una causa por la verdad y en contra de la manipulación. Para quienes nos formamos en el mundillo académico y colaboramos en los medios de comunicación y redes sociales, vemos que el discurso mayoritario es el que se acopla y se siente muy cómodo con el oxidado relato de los pobres palestinos que no tienen nada por culpa de los israelíes.

Quizás ese era un relato que podríamos habernos creído hace muchos años, pero ahora con el acceso a la información y la conectividad, se queda con la mentira sólo quien se siente cómodo con ella.

Me une a Israel la causa por la verdad y contra la mentira en momentos donde la verdad incomoda y en donde hablar con datos e información molesta. Hoy dejar en evidencia a quien no sabe puede ofender a propios y extraños.

P: ¿Has estado de visita en Israel alguna vez?

R: Tuve una posibilidad de visitarlo en el 2020, pero la pandemia aplazó todos los planes. Espero hacerlo pronto.

Un mundo de distorsiones en el tema palestino

P: Si bien has escrito sobre otras cosas también, te concentras en el tema palestino. ¿Cuáles son las distorsiones más comunes en lo relativo a la política israelí ante los palestinos?

R: Hay dos tipos de público receptivo del tema palestino israelí. El primero es el de los académicos, donde muchos de ellos por algún motivo que desconozco siguen hablando del tema como si estuviéramos en 1948…no hablan de nada más que no sea el típico relato de la ocupación o apartheid.

Es más, durante los últimos meses en mi carrera no escuché hablar nunca sobre los Acuerdos de Abraham y cómo el paradigma político de Medio Oriente comenzó a cambiar desde septiembre de 2020. Me animaría a decirte que si hiciéramos una consulta en las calles de Madrid, muy poca gente conocería lo que son los Acuerdos de Abraham…

Siguen presentando el tema como si los países del Golfo estuvieran hablando de Palestina las 24 horas del día y la verdad es que hoy el expansionismo de Irán (que además puede ser nuclear) es mucho más urgente para los países árabes musulmanes sunnitas que lo que pueda suceder en Gaza. Estoy convencido de que la causa palestina es ya para los árabes un lastre histórico que no saben cómo sacárselo de encima.

Además, la manipulación y los sesgos son muy dañinos. Si pensáramos sobre las acusaciones del apartheid que hay sobre Israel, además de ser infundadas y mentirosas, vamos a ver que en el fondo están banalizando lo que significó la segregación racial en Sudáfrica, sus daños y los muertos que el verdadero apartheid ha causado. La mentira en el mundo académico es nociva porque nos están educando a nosotros que vamos a ser, quizás, quienes en algún momento tengamos que tomar decisiones.

Después hay un segundo tipo de audiencia y está en los medios de comunicación que además son formadores de opinión. Acá entra mucho en juego: la financiación de directivos árabes, los sesgos antisemitas y luego los enquistados en la retórica de izquierda que en América Latina es fuertemente antiestadounidense y, por lo tanto, pasan a ser antiisraelíes. Esto último es clave para entender mucha de las posturas antisemitas latinas actuales.

P: Seguramente tendrás ejemplos concretos de estas distorsiones, que te han impactado en especial.

R: Las cosas más asombrosas que escuché en círculos académicos sobre Israel han sido cosas como que el gobierno israelí no permite que los palestinos tengan pasaporte; que Israel le corta el agua a los palestinos o que eran los propios israelíes quienes habían creado a Hamas para socavar a la Autoridad Nacional Palestina. Por supuesto que todo esto era rebatible con solo hacer una búsqueda en Google, pero si no lo buscas refutar entonces te quedas con lo que te dicen.

Ahora intento explicar de forma sencilla que lo que nos contaron durante mucho tiempo no era así y que tenemos que volver a reformular muchísimas de esas ideas preconcebidas. Es como un proceso de aprendizaje nuevo.

La verdad sobre el comportamiento palestino

P: ¿Cómo presentarías tú la forma en que los palestinos manejan sus asuntos? Sabemos que la reacción automática por sus problemas es culpar de todo a Israel. 

R: Palestina es la cara del fracaso de los árabes en no haber podido construir su estado en 1947 o 1948. Si se hubieran puesto manos a la obra en progresar como ha hecho Israel, se hubieran evitado más de siete décadas de penurias. No quisieron hacer nada más que la guerra y encima una guerra de exterminio.

Desde 1948 en adelante, casi todo lo que hicieron estuvo mal. Son un cúmulo de errores solamente influenciados por posturas casi testarudas de sus líderes desde entonces.

Si vamos a 1993, veríamos que ahí fue donde los palestinos ganaron el mayor estatus de estado de toda su historia.

P: Claro, la primera vez que tuvieron autogobierno fue como resultado de los acuerdos de Oslo con Israel.

R: En ese acuerdo lograron mayor autonomía que la que habían tenido con los otomanos, con Gran Bretaña, los egipcios y los jordanos. A pesar de eso, Arafat y sus herederos prefirieron profundizar el relato antiisraelí y construir un gran negocio a partir de eso.

Si en 75 años Israel pudo lograr una relativa paz con Egipto, Jordania, ahora con los países del Golfo, pero no pudo hacer nada con los palestinos que rechazaron u obstaculizaron todas y cada una de las propuestas de paz, entonces el problema no está en los israelíes.

Ahora no solo están rechazando su propia paz, sino que también les incomoda que Israel firme la normalización con otros países de la región.

 

P: ¿Te parece que el liderazgo palestino quiere un Estado, como dice, o eso es un mero eslógan y en realidad su objetivo es otro?

Mahmud Abbas (Abu Mazen), presidente de la Autoridad Palestina (Foto: Wikimedia Commons)

 

R: El tema es que no hay un solo liderazgo palestino.  En Gaza, Hamas y la Yihad Islámica (que son sunnitas y chiitas respectivamente) están en disputa con otros clanes que tienen dispersos. En Judea y Samaria, lo que llaman Cisjordania, la Autoridad Nacional Palestina hace algo y al minuto es el propio Fatah quien lo desautoriza. En el medio, surgen batallones como los de Jenín que ponen en riesgo la propia estabilidad ya vulnerable de la Autoridad Nacional Palestina…mientras tanto, los civiles israelíes y árabes en Gaza y las partes controladas por los palestinos en Judea y Samaria quedan como rehenes.

Han sido tantos años de relatos y mentiras, que ya la causa se convirtió en un sin sentido hasta para los propios árabes, especialmente los del Golfo, que ven con muchísima más preocupación lo que pasa con Irán que el destino de los palestinos. A fin de cuentas, son ellos quienes podrían acogerlos y tampoco lo hacen.

En lo personal, creo que el objetivo que muchos en el mundillo palestino tienen es la destrucción del Estado de Israel porque, como dije al principio, también es la demostración del fracaso de los árabes en haber podido construir su propio estado. No lo hicieron, prefirieron más de siete décadas de guerra y conflicto y estos son los resultados.

Aunque existan miembros de las autoridades palestinas que trabajan para la paz, especialmente desde los Acuerdos de Oslo en 1993, no creo que haya un compromiso total de ir hacia una normalización en las relaciones.

P: ¿No es exagerado alegar, como hacen algunos, que su ideología sigue siendo destruir a Israel?

R: No es exagerado porque lo demuestran todos los días y a toda hora. Lo demuestran repartiendo material antisemita y judeófobo en las escuelas de los territorios bajo control palestino; lo demuestran visitando las carpas fúnebres de algún terrorista abatido; lo demuestran cuando pagan los sueldos de prisioneros por atacar o matar civiles israelíes; y lo demuestran también cuando buscan detonar cualquier intento de normalización entre Israel y los otros países árabes.

Los Acuerdos de Abraham les genera mucho rechazo porque evidencia el ocaso del relato palestino hasta adentro de los propios países árabes que hace 75 años les habían jurado casi una fidelidad eterna al declarar la guerra de exterminio contra Israel y para lanzar los judíos al mar.

Esto que digo sucede dentro de los territorios bajo su control en Cisjordania, imagínate lo que ocurre en Gaza donde directamente gobierna un grupo de gente en cuya carta fundacional se habla de aniquilar judíos…Si la alternativa moderada es la Autoridad Nacional Palestina, entonces Hamas es algo indescriptible.

Después hay una pasividad del resto de los países que es incomprensible.

P: Yo siempre pensé que uno de los peores problemas es la incitiación al odio, la demonización, la glorificación de los terroristas, aunque formalmente Abu Mazen dice que se opone a la violencia. Con eso, será imposible logar realmente la paz inclusive si se llega a un acuerdo ¿verdad?

R: El problema central no está entre Israel y los palestinos, sino entre Israel y el terrorismo. Israel en Medio Oriente día a día juega las cartas por su supervivencia frente a grupos que martirizan la violencia.

En esa lucha contra el terrorismo hay dos instancias: una que es táctica, que en esto Israel ha demostrado y demuestra una enorme superioridad (su sistema anti misiles Cúpula de Hierro y sus fuerzas armadas), pero también una segunda instancia que es la lucha ideológica. En este segundo punto, estoy seguro de que no todo el mundo comprende (o quiere comprender) en verdad lo que se juega Israel frente a Hamas, la Yihad Islámica o Irán.

Para derrotar al terrorismo desde su ideología y para ayudar a lograr la paz en Medio Oriente, los gobiernos occidentales se deberían comprometer a terminar con la ayuda humanitaria que envían a los líderes palestinos y que van a parar a sus bolsillos o a financiar las bases de misiles que luego golpean a los israelíes.

Palestina desde 1993 es un territorio artificial que vive gracias a la ayuda internacional, sin embargo no hay una rendición de cuentas a los líderes palestinos de esas siderales sumas de dinero ni del manejo que esos fondos tienen. El resto de los países, en vez de aplaudir que Palestina (que no reúne las condiciones para ser un estado) sea miembro observador de la ONU, deberían exigirles mucho más a los palestinos de lo que se les reclama.

Entrenamiento de la organización terrorista Yihad Islámica

Los palestinos y su dinámica regional

P: ¿Cómo ves hoy la situación de los palestinos en la esfera regional? Por un lado, los Acuerdos de Abraham dejaron en claro que no se los espera. Pero eso, es a nivel gubernamental más que nada. Los pueblos siguen viendo en el tema palestino un elemento clave al que supeditan todo avance con Israel. Lograron insertar la idea que sin ellos no puede haber paz ni justicia. 

R: A dos años de los Acuerdos de Abraham hay un desafío central y es poder filtrar esos buenos avances diplomáticos gubernamentales (que en los países árabes queda en las Casas Reales) hacia los ciudadanos de a pie. Aquí el punto central es la educación y cómo los países árabes se van a comprometer en desandar mucho de este problema que es creado por ellos desde el momento en que se pasaron décadas demonizando a Israel y a los judíos como el origen de todos sus males.

En este punto sí quiero ser optimista: si vemos los países del Golfo, vamos a ver dos tendencias. Primero que hay mucha población joven (porcentajes mayores de gente que no llega a los 35 o 40 años como Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos) y segundo, hay una tendencia a los cambios generacionales en los líderes árabes que me parece muy interesante. En este sentido, la última cumbre de la Liga Árabe en Argelia fue paradigmática: se habló de todo, menos de la cuestión palestina. El líder chino, Xi Jinping, llegó a Riad, capital saudí, y Bin Salman no habló del tema palestino dentro de los asuntos islámicos (sí habló de Irán).

También es verdad que en los países árabes la dinámica política no se rige como en los países occidentales, sino que allí se hace lo que los reyes digan. No obstante, si no se repiensa la educación, entonces los cambios van a tardar y mucho.

Ahora bien, queda todavía en marcha toda una estructura que es amplificadora de esos mensajes equívocos y un ejemplo creo que estuvo en el Mundial de Qatar 2022. Dejando de lado el hecho de que le dieron la organización del mundial a uno de los señalados como cajero del terrorismo internacional, la selección de Marruecos y su hinchada se cansaron de mostrar la bandera palestina y en eso las redes sociales se convertían en un hervidero. Hubo también acoso y hostigamiento a periodistas israelíes por el solo hecho de ser israelíes…en pleno 2022.

P: ¿Hay solución a esta problemática?

R: Creo que una forma de acompañar esos cambios y avances gubernamentales es que quienes queremos luchar contra la mentira nos animemos a debatir dónde sea, cuándo sea y con quién sea. Hay muchas personas que nunca han escuchado nada del tema y que se interesan cuando ocurren eventos particulares, especialmente cuando el terrorismo islámico golpea y los títulos de los medios de comunicación informan sobre ello.

A nivel general, sí creo que hay algunas cosas que pueden ayudar y es pensar en una posibilidad de reformular los Acuerdos de Oslo hacia una versión más realista y que considere todos estos puntos que estuvimos hablando: ¿cuántas propuestas de paz van a seguir rechazando los palestinos? Hace muchos años, Israel les ofreció el 93% de lo que pedían y ni siquiera así aceptaron…entonces no es ilógico pensar que algo más hay detrás de esto.

También es necesario que el resto de los países occidentales se comprometa no con el sionismo sino con el sentido común. Hoy el Estado Islámico se está volviendo a organizar en Siria, en Irán hay un hervidero que puede implosionar y los Ayatollah pueden hacerse con las armas nucleares…¿Occidente puede seguir pensando en financiar la irrealidad de los palestinos en nombre de una ayuda humanitaria que no llega a las personas?

Probablemente en los territorios bajo mandato palestino haya una ebullición cuando Mahmoud Abbas muera y todo el resto se lance a una guerra de sucesión que tendrá significativas repercusiones, pero hasta ese entonces no queda más que seguir reclamando que los palestinos se sienten a la mesa de negociación conforme han firmado en los Acuerdos de Oslo.

P: Hay por supuesto mil temas más para destacar. ¿Algo que te parezca ineludible mencionar?

R: La sucesión de Abbas es un tema que me parece interesante, especialmente porque son modelos de cleptocracia muy corrupta en donde los líderes nunca quisieron crear un mecanismo de alternancia. Cuando Abbas, con 87 años, muera, entonces se activará una carrera que probablemente anuncie el caos en Cisjordania.

El padrinazgo de estos grupos es la República Islámica de Irán que, además de problemas internos en medio de las protestas, puede empezar a atravesar un desgaste externo por su apoyo a Rusia en los ataques a Ucrania. Creo que a partir de un futuro cercano vamos a ver más activos a los tentáculos de Irán (Hamas, Yihad Islámica Palestina, Hutíes en Yemen y Hezbola en el Líbano/América Latina y otras milicias en Medio Oriente) buscando golpear en esos países.

P: Te agradezco muchísimo por tu tiempo y por ordenar tan bien conceptos que deben tener claros todos aquellos que quieren defender la verdad.

R: Muchísimas gracias por tus palabras y tu interés, y siempre a tu disposición.

 
Comentarios

Todo esto es cierto, y algunos lo venimos repitiendo ya con desigual suerte, a quienes deseen leerlo o oirlo, exentos eso si de prejuicios , conscientes sin embargo, que aclaraciones y denuncias de esta naturaleza incomodan a mas de úno, por cuanto se salen del relato al úso, en lo tocante al tráto que los israelies brindan a los llamados «palestinos», el cual difiere de aquel ótro que pretenden colárnos las terminales mediáticas afines …
en ésta guerra de propaganda, quien sale perdiendo es la verdad, y por ende el ciudadano manipulado a su pesar, cuya opinion queda en consecuencia decantada en contra de Israel, víctima como es de desinformacion …
Los hechos han quedado pues relegados en favor de una linea ideologica, en la cual los róles estan ya asignados de antemano (víctima& verdugo) y el relato escrito no puede ser modificado, ni aún por los hechos objetivos,. so pena de quedar desfasados y por ende disvirtuados , algo que de ningun modo pueden consentir, aquellos que a tal fin lo han diseñado , movidos por su animosidad hacia Israel, la cual es a su vez fruto de su judeofóbia …
Criticar a Israel, por la via de los argumentos, es tan legitimo como hacérlo con cualquier otro pais, , calumniárle sin mas, haciendo recaer sobre el falácias y criminalizandolo, en cambio no lo es, y en denunciárlo estamos …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.