Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 27, 2024

La foto de Ana Frank del Bernabéu activa la alerta antisemita presente en otros estadios de Europa

Hinchas del Tottenham, Ajax o Cracovia asumen la simbología judía en respuesta a sus rivales, que les atacan imitando el sonido de las cámaras de gas. Las fotos de la menor exterminada ya causaron rechazo en Italia


Imagen antisemita mostrada en los aledaños del estadio del Real Madrid.

No es la primera vez que un grupo de aficionados trata de ridiculizar a un rival usando la imagen de Ana Frank. No al menos en las gradas europeas, donde es un recurso habitual de seguidores que profesan ideologías de extrema derecha. La bandera de la niña judía exterminada por los nazis que mostraron aficionados madridistas en los aledaños del Santiago Bernabéu llega a España con varios años de retraso con respecto a otros estadios donde el antisemitismo no es novedad. Banderas como esa o incluso tribunas enteras que imitan el sonido de las cámaras de gas ya activaron las alertas de las instituciones comunitarias e israelíes.

«Ana Frank es del Atleti». Ese era el mensaje que acompañaba la foto de la menor asesinada en 1945 en el campo de concentración alemán de Bergen-Belsen. Se vio en la calle de Marceliano Santamaría, el histórico punto de reunión de los Ultras Sur antes de los partidos. El Real Madrid alega que hace años los expulsó de sus gradas, pero su presencia sigue ejerciendo un poder de atracción para cientos de hinchas merengues en las previas de los partidos importantes. Los tifos ya no los despliegan en el Fondo Sur, ahora los hacen en la vía pública. Les rodea una masa de gente que comparte cánticos, coreografías y atmósfera con ellos y después sí accede al estadio.

La Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid investiga la autoría de esa imagen con el rostro de Ana Frank. Fue en el marco de un derbi madrileño contra el Atlético disputado el 26 de enero. La capital amaneció en los días previos con otras pancartas, en este caso de autoría rojiblanca, dirigidos a su eterno rival. Una de ellas también ha merecido la atención de la policía porque iba acompañada de un muñeco colgado de un puente con la camiseta del jugador madridista Vinícius. Esa tradición de intercambiar mensajes desafiantes en la calle también es habitual en otras latitudes antes de los partidos de máxima rivalidad entre vecinos de una ciudad, especialmente en Italia.

El precedente de Italia

También fue en el país transalpino donde se popularizó la imagen de Ana Frank como insulto antisemita. Fue en octubre de 2017, durante la disputa de un encuentro entre la Lazio y el Cagliari. Antes lo habían usado otros equipos, pero aquella vez uno de los fondos del estadio Olímpico de Roma apareció plagado de pegatinas con un fotomontaje idéntico al que se vio en los alrededores del Bernabéu. En este caso, la joven judía aparecía presentada con la camiseta de la AS Roma, el eterno rival de los laziales. Se da la circunstancia de que los ultras de la Lazio, los Irriducibili (Irreductibles), mantienen desde hace décadas un hermanamiento con Ultras Sur. En contraposición, los ultras del Atleti lo tienen con los de la Roma.

El líder histórico de los Irriducibili se llamaba Fabrizio Piscitelli, aunque en el mundo de las gradas todos le conocían por el nombre de Diabolik. Murió en extrañas circunstancias el verano de 2019 a los 53 años de edad. Fue hallado sin vida en un parque de Roma con un disparo en la cabeza. Grupos de media Europa le despidieron con honores, incluidos algunos de sus más acérrimos rivales. En la calle Marceliano Santamaría, en Madrid, Ultras Sur se sumó a los homenajes. «Diablo, presente», rezaba su mensaje.

Los Irriducibili ya había mostrado en el pasado su antisemitismo. Un ejemplo fue lo que sucedió al inicio de la temporada 1992-1993. Aquel año la Lazio fichó al holandés Aron Winter, un jugador de raza negra y procedente del Ajax, club vinculado a la comunidad judía. Los radicales le recibieron con pintadas de «judío y negro» o «Winter Raus» (Winter fuera, en alemán). La pintada iba acompañada de una esvástica nazi. Las pegatinas con la cara de Ana Frank y la camiseta de la Roma generaron una reacción de rechazo en la clase política italiana y en los máximos responsables del fútbol nacional. El presidente, Sergio Mattarella, lo describió como “inhumano» y «alarmante para todo el país”.

placeholderInformación en un periódico italiano sobre el recibimiento que se le dedicó a Winter.
Información en un periódico italiano sobre el recibimiento que se le dedicó a Winter.

Los dirigentes de la Lazio anunciaron su deseo de fomentar visitas para niños al campo de concentración de Auschwitz, en Polonia. La jornada siguiente se guardó un minuto de silencio en todos los estadios italianos y se leyeron extractos del diario de la menor, que pasó encerrada en un ático de Ámsterdam entre 1942 y 1944 junto a su familia para evitar que los nazis les encontrasen. Los propios jugadores de la Lazio saltaron al campo en su siguiente partido con una camiseta que rendía tributo a Ana Frank. Fue una reacción a nivel Estado.

‘Los 50’ es un grupo de aficionados del Atlético de Madrid que en el pasado han impulsado iniciativas destinadas a recuperar la historia colchonera. Este jueves difundieron un texto en el que reivindicaban la lucha de Ana Frank y venían a relacionar su legado con los valores del Atlético: «Guardemos la reveladora foto de esa sonrisa luminosa en la cara, llena de adioses y de esperanzas, de una luchadora de 15 años y que nos acompañe en cada partido. Porque es verdad: ¡Ana Frank es del Atleti!». No sería la primera vez que una afición termina acogiendo la herencia y la simbología hebrea con orgullo en respuesta a los ataques antisemitas de sus rivales. Y el pueblo judío ha puesto reparos a esa asimilación a pesar de sus buenas intenciones.

La ‘Yid Army’ de los Spurs

A la hinchada del Tottenham Hotspur de Londres se la conoce con el sobrenombre de la Yid Army (Ejército Yiddish). Es muy habitual ver ese nombre en las banderas que engalanan sus gradas junto a la estrella de David. Ramón Usall es autor de un libro llamado Futbolítica (Altamarea) y, según dice, las estimaciones más generosas actuales cifran en apenas un cinco por ciento a los aficionados del club que profesan la religión judía. Sin embargo, sostiene que los Spurs «es un equipo judío». Se refiere al proceso de adopción de la identidad hebrea que experimentó su afición en respuesta a los ataques antisemitas de sus rivales, principalmente del Chelsea.

placeholderLa Yid Army en Madrid antes de la final de la copa de Europa de 2019 (Foto: Alejandro Requeijo)
La Yid Army en Madrid antes de la final de la copa de Europa de 2019 (Foto: Alejandro Requeijo)

El motivo no viene tanto del hecho de que sus presidentes desde 1982 sean judíos, sino que se remonta a las primeras décadas del siglo XX. Muchos judíos que huían de las persecuciones en Europa del Este se asentaron en el norte de la capital inglesa donde se ubica el barrio de Tottenham. Esos inmigrantes eran de clase trabajadora y entonces los estadios todavía eran recintos de empoderamiento de las clases populares. En 1935, los aficionados judíos representaban un tercio del estadio de White Hart Lane, la casa de los Spurs hasta 2017, según Usall. El antisemitismo hacia ellos vivió su mayor auge en los setenta y los ochenta, cuando las aficiones rivales les dedicaban saludos nazis o imitaban el ruido de las cámaras de gas«Ssssshhhhhhhh».

Usall cuenta en su libro cómo la policía y la Federación inglesa llegaron a prohibir en 2013 el término Yid, incluso a los propios hinchas del Tottenham porque lo consideraban vejatorio. El Congreso Mundial Judío considera la palabra Yid despectiva y antisemita y la directiva del club trata de erradicar su presencia en las gradas. Cada vez se ve menos. El debate llegó hasta Downing Street, donde el primer ministro David Cameron defendió el uso del término.

Las banderas de Israel también eran algo habitual entre los aficionados del Ajax de Ámsterdam. Su anterior estadio, De Meer, se construyó en la década de los treinta del siglo pasado en pleno barrio judío de la ciudad, ya de por sí con fuertes vínculos con el judaísmo. Eso sentó los cimientos de una identidad semita. De nuevo sus rivales lo usaron como insulto y hubo hinchas del club que dejaron de asistir al estadio para no soportar las humillaciones. En esta tendencia también ha habido escenarios en los que el odio a los judíos y el rechazo a lo que representa Israel ha venido de parte de aficiones con grupos radicales de extrema izquierda que acuden al semitismo como vía para apoyar la causa palestina.

placeholderOtro hincha de los Spurs muestra un martillo hinchable con la estrella de David en la plaza de Colón. (Alejandro Requeijo)
Otro hincha de los Spurs muestra un martillo hinchable con la estrella de David en la plaza de Colón. (Alejandro Requeijo)

La directiva del Ajax lleva años tratando de limitar esta simbología para evitar ese escenario, especialmente en sus enfrentamientos con el Feyenoord, su eterno rival. «Hamás, Hamás, judíos al gas», es un ejemplo de las consignas que se podían escuchar en las gradas neerlandesas. En este frente judío también cabe el Cracovia (no confundir con el Wisla). Es otro club que reivindica una personalidad judía. Sus hooligans más conocidos se hacen llamar Jude Gang. Guardan buenas relaciones con sus homólogos del Ajax mientras que sus archienemigos del Wisla tienen amistad con los Irriducibili de la Lazio. Otra vez la Lazio.

Es por eso que el que fuera presidente del Comité Directivo del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén alertó acerca de cómo «el antisemitismo en los estadios ha permitido que las canciones de odio se filtren gradualmente en la sociedad en general». La Liga Antidifamación es una institución con más cien años de historia que dice trabajar en favor del pueblo judío. Apoyan «un Estado de Israel seguro, judío y democrático, que viva en paz y seguridad con sus vecinos». «Trabajamos para educar y participar en los desafíos y complejidades que enfrenta Israel en casa y en todo el mundo», afirman.

En 2021 publicó un informe bajo el título «Aumenta el antisemitismo en el fútbol europeo». En él se advertía que «los líderes políticos de Europa también han notado este aumento reciente en los incidentes. Margaritis Schinas, vicepresidenta del poder ejecutivo de la Unión Europea, reafirmó esta semana que en el fútbol europeo no hay lugar para el antisemitismo».

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.