Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 29, 2024

La estafa de los mapas verdes


Una composición inteligentemente presentada para embaucar a los desprevenidos y vender el buzón de la Palestina Histórica y la ascendencia milenaria: un país en verde (Palestina) que fue fagocitado desde adentro por un invasor en blanco (Israel), barriendo con miles de años de historia e instalando un cruel mensaje en el que el Estado Judío es como un germen que ha destruido a los palestinos. Nada dista más de la realidad que todo lo anterior.

Los mapas son como una caja de sorpresa: la imagen siguiente es tan o más inexacta que la anterior. Hace falta solamente viajar al pasado y bucear en la historia y los datos, dos de las cosas que generan fobia en el acumulado de gente que utiliza esos mapas, para hablar del conflicto palestino-israelí y entender que nunca existió ocupación porque nunca existió algo llamado Palestina.

Imagen

            Este es uno de los elementos centrales por los cuales es erróneo, como también de mala fe, pretender compararlos con la tragedia que están sufriendo los ucranianos desde 2014 cuando Vladimir Putin comenzó a desmembrar su territorio: Ucrania, desde hace muchos años ya, es un país soberano e independiente.

En primer lugar, los palestinos como pueblo y causa, nacieron en 1964 tras la fundación de la OLP luego de una reunión en Alejandría entre Arafat y Nasser, ex presidente de Egipto. A menos que el egipcio Yassir Arafat haya sido el descendiente no reconocido de alguna especie de tiranosaurio (lo cual hablaría de la ascendencia egipcia y no palestina, pero para el caso es lo mismo), lo cierto es que la palabra palestinos no se conoció hasta el año 135 durante el Imperio Romano cuando Adriano la empleó para eliminar Judea y Samaria tras los levantamientos. Esto sería mucho tiempo antes de las invasiones árabes a Jerusalén allá por el siglo VII.

            Los palestinos no son descendientes de los filisteos porque ellos eran cretenses, es decir, indo europeos. Una vez caído el Imperio Romano de Occidente en 476, el comercio del Mediterráneo unía muchos de los puntos entre lo que son hoy los territorios de Europa y Medio Oriente, pero la cultura cretense era muy fácil de distinguir y no tenía absolutamente nada que ver con la de los palestinos.

Imagen

            Con la toma de Constantinopla y la consolidación del Imperio Otomano, entre 1517 y 1917 gran parte del territorio que consideran la Palestina Histórica quedó con un rango menor al de provincia no autonómica, es decir, que no tuvo autonomía ni económica ni mucho menos política. Los otomanos tuvieron por más de cuatrocientos años la posibilidad de recrear esa supuesta tierra milenaria…pero no lo han hecho.

El 29 de noviembre de 1947 la historia de Medio Oriente abría un nuevo capítulo: la exitosa formación del estado de Israel pudo haber sido también acompañada de la exitosa creación de un estado árabe, lo que hubiera ahorrado siete décadas y media de muertos y heridos. Una decisión que no fue de improviso, sino que tuvo la antesala de la Comisión Peel en 1937 que habló de la partición de Palestina en dos estados y la Comisión Woodhed un año después que recomendó, ni más ni menos, la creación de un estado judío en los territorios con mayor población judía.

Imagen

            Los árabes solo optaron por la guerra de exterminio y expulsar a los judíos al mar mientras se llenaban los campos de aparentes refugiados. En 1947 la ONU votó por la partición y un año después los judíos pusieron manos a la obra para tener su estado…¿Pero qué había pasado con los árabes? A pesar de estar preparando la ofensiva contra el reciente estado israelí, el entonces Reino de Transjordania recibió el 90% del territorio y dio lugar a que dos años después anexara Cisjordania. Egipto hizo lo propio en la Franja de Gaza.

ImagenImagen

            ¿Cuántos reclamos de soberanía, llamamientos a la libertad del pueblo palestino y lamentos cinematográficos existieron entre 1948 y 1967 cuando ese espacio percibido como Palestina quedó manos árabes? Cero. Nadie en el mundo árabe hablaba de ocupación, destierro ni limpieza étnica…eso vendría a partir de la creación de la OLP.

 

Egipto para ese entonces estaba gobernado por Abdel Nasser, uno de los promotores de la guerra y asfixia conta Israel y que en 1956 estuvo enredado en la crisis del canal de Suez. Sin llegar a una anexión, el gobierno egipcio propició una administración militar.

Imagen

            Después de la Guerra de los Seis Días en 1967 y de la expulsión de los judíos de Jerusalén en 1948, Israel logró recuperar el control de Judea y Samaria (Cisjordania) como parte del frente jordano y de la Franja de Gaza como parte del egipcio. De esta forma, ese pueblo perdido de los palestinos lograba, gracias a Israel y después con los Acuerdos de Oslo, la autonomía que no había tenido nunca.

Imagen

            La causa palestina, su reclamo y copetín nació en 1964 con la creación de la OLP, Organización para la Libertad Palestina. Antes de 1948 y desde el nacimiento del Estado de Israel hasta la Guerra de los Seis Días la causa palestina ocupaba en el mundo árabe el mismo interés, con el mayor de los respetos, que puede generar en quien escribe unas elecciones municipales en algún rincón del planeta.

De verdad, ¿Esto le quedó a los palestinos? Pues no, en este cuarto mapa hay más sorpresas: la firma de los Acuerdos de Oslo que separa la zona en tres. ÁREA A: para palestinos. ÁREA B: zona en disputa. ÁREA C: zona bajo legislación israelí.

Imagen

            Los mapas verdes, además de una falta de respeto al intelecto, son una manipulación flagrante de la historia. Nunca existió una entidad independiente llamada Palestina y no existe ni existirá una ocupación de su territorio, aunque hoy en las universidades se siga intentando explicar la realidad de Medio Oriente con esos mismos mapas verdes.

Otra estafa del copetín palestino

 

 

Fuente. Porisrael.org

 
Comentarios

Util artículo, salvo un repetido error, una minucia histórica, pero falsa: el nombre «Palestina» que usó el emperador Adriano, es mencionado (seis veces) por Heródoto. Pero es inútil aclararlo: «todos» repiten el falso dato de la denominación romana.

El Estado de Israel, solo abarca una parte del território, que por derecho histórico le corresponderiá ocupar
de suerte que a aquellos que insisten en hablar de «territórios ocupados» refiriendose a Israel, cabriá decirles a modo de respuesta, que ; Legitimamente ocupados por él único que ostenta tal derecho …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.