Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes julio 12, 2024

Economía y reforma judicial, en el análisis del Prof. Michel Strawczynski

Este destacado economista uruguayo-israelí advierte contra la reforma


Michel con el Gobernador del Banco Central de Israel Amir Yaron

Tras 25 años en el Banco Central de Israel, donde llegó a dirigir en los últimos años el Departamento de Investigación, uno de los más claves, el Profesor Michel Strawczynski (61) terminó ese capítulo tan destacado en su vida profesional y vuelve próximamente a dictar clases en la Universidad Hebrea de Jerusalem.

Semanas atrás, fue uno de los economistas que firmó el manifiesto crítico de la reforma judicial presentada por el gobierno, en el que se advirtió respecto a los efectos nocivos que este tendría sobre la economía de Israel. Y hace pocos días, firmó una segunda carta con el mismo espíritu.

Para hablar de todo esto, volvimos a entrevistarlo. Pero también para aprender de su resumen tras 25 años en una institución tan importante como el Banco Central de Israel. Es por este tema que comenzamos la entrevista.

 

El Profesor Strawczynski en su oficina,hace unos meses, en el Banco Central de Israel

 

P: Michel, terminaste recientemente un ciclo importante en tu vida, muchos años al frente de un departamento clave en el Banco Central de Israel, el departamento de Investigación, trabajo por el cual recibiste en enero un reconocimiento especial. ¿Cómo se vive un cierre de capítulo como éste?

R: Trabajar en un lugar público requiere una identificación con una causa común y ello a su vez representa una especie de llamado a estar dispuesto a enfrentar muchos temas fuera de las horas regulares de trabajo. El esfuerzo que ello implica tiene como retribución la posibilidad de influir positivamente en temas muy importantes para el país, y aunque parezca extraño, también la posibilidad de influir en el rechazo de iniciativas de malgasto de recursos, que si bien en épocas de emergencia se proponen con buenas intenciones, en la realidad requieren la responsabilidad de un análisis minucioso del buen uso de los recursos públicos.

P: Un desafío nada sencillo por cierto…

R: Así es. Te diré que las  circunstancias en la época de mi período  se vieron tremendamente influidas por la crisis del COVID-19, y me transladan a la siguiente etapa de mi vida con muchas anécdotas sobre políticas e iniciativas originales que nunca se habían llevado a la práctica en el Banco de Israel.

P: ¿Podrías darme algún ejemplo?

R: Una de las medidas originales fue el anuncio efectuado el 14 de enero del 2021 acerca de la intención de compra de 30 mil millones de dólares en reservas internacionales, paso que provocó instantáneamente una devaluación del shekel, la moneda israelí, ayudando a firmas exportadoras débiles en la periferia a sobrevivir el difícil período del COVID, dada la apertura total de la economía que se logró desde el principio del 2021 – año en el cual se produjo la recuperación económica gracias a la vacunación generalizada.

P: Michel, más allá de la importancia de los análisis profesionales…contame un poquito cómo se vive esta etapa desde un punto de vista más personal, digamos emocional.

R: Con respecto a la parte afectiva, recibí en las despedidas de mi cargo mucho calor humano y eso es muy bueno para mi alma. El reconocimiento por la contribución a la sociedad que recibí del Forum macroeconómico de la Universidad de Bar Ilan me reconfortó en especial. Uno trabaja duro en el marco de su propia causa, y recibir un reconocimiento de este tipo me llenó de orgullo y me llevó a agradecerle en mi fuero íntimo a mis queridos padres Raymond y Perla (Z»L). Agradezco a mi familia pues sin el apoyo de ellos no se puede llevar a cabo un trabajo tan intenso.

 

Enseñanzas para siempre

P: ¿Qué te han dejado estos años en un puesto tan central en Bank Israel?

R: Mencionaría una larga lista pero intentaré recalcar 2 temas.

El primer tema es la importancia de llevar a la práctica a tiempo recomendaciones que todos coinciden que son correctas, pero al mismo tiempo son víctimas del quehacer cotidiano. La tarea cotidiana las envuelve en una dinámica de retraso y demora en implementar – no siempre por razones que valgan la pena. La ventaja de implementar a tiempo es doble: por un lado, se siente inmediatamente la parte positiva, pero además – y aquí viene lo que aprendí – durante las crisis se pueden adoptar medidas solamente en el marco de proyectos que ya funcionan; si no fuera porque la infraestructura ya es aplicada, no se podrían implementar dado que es necesario actuar rápido sobre una infraestructura existente.

P: Y seguramente volvemos a ejemplos durante la pandemia.

R: Por supuesto. En el caso del COVID, el mejor plan de ayuda a las empresas se basó en un plan que existía gracias a la crisis global anterior en el 2009, la cual en su momento se supo crear a pesar de que hubo muchos factores que intentaban demorarlo. Otro ejemplo de este tipo es el plan de subsidios a trabajadores de salarios bajos, que había sido implementado en Israel muchos años atrás y fue muy útil para incentivar a los trabajadores a volver al mercado de trabajo durante el COVID.

P: ¿Y el otro tema, el otro aprendizaje?

R: El segundo tema es que es fundamental mirar hacia el largo plazo, el cual parece lejano pero un día llega…en nuestro departamento nos ayudamos unos a los otros a mejorar y creer en las recomendaciones que producimos sin dejarnos vencer por el retraso en que son aplicadas. Nuestras mejores recomendaciones fueron en general aplicadas 8 años más tarde – o de allí hacia arriba.

 La economía israelí

P: ¿Qué se aprende desde allí arriba sobre Israel y su economía?

R: Aprendí que la economía Israelí posee una base pujante, pero existen muchas heterogeneidades básicas que deben se enfrentadas constantemente para evitar crear una sociedad desconectada entre sus partes, cuando el peor de las amenazas es la «economía dual»:  por un lado una élite que maneja la economía; y por el otro un grupo grande que sufre de desempleo o de no participación en el mercado de trabajo.

Con respecto a la interacción con el poder ejecutivo, aprendí que hay que tener paciencia y creer en las recomendaciones; en el día a día parece como que no te escucharan, hasta que las circunstancias generan un momento determinado (generalmente cuando se publican datos malos respecto a la performance, o sea la forma de implementar las políticas) para aplicar y en forma repentina se da una oportunidad de implementación.

P: Y seguramente, como no son pocas las crisis, hay momentos muy claros en los que esto ocurre.

R: Exacto. Te doy un ejemplo. A lo largo de los años nuestro departamento recalca la urgente necesidad de una reforma educativa que permita una representación adecuada de todos los grupos de la sociedad (los cuales fueron llamados por el entonces presidente Rivlin «Tribus» parafraseando las tribus de Israel) en las industrias pujantes de la economía – y en particular las de alta tecnología.

P: Él destacó la división interna en la ciudanía israelí, distintos grupos distintos, con matices variados, en idiosincracia, identidad, encare de la vida en sociedad…complejo. Concretamente, él habló de seculares, lo que llamó de religiosos nacionales, haredim (o sea ultraortodoxos) y árabes.

R:Así es. El futuro crecimiento del país dependerá en forma critica de este tipo de reforma. En este tema hay muchísimo por llevar adelante. Un ejemplo de «implementación a través de la oportunidad» es la reciente reforma a nivel de salarios a maestros y maestras jóvenes, la cual da la esperanza del primer paso positivo entre las medidas propuestas para mejorar la educación – muchas de las cuales tampoco serán aplicadas lamentablemente en el presupuesto 2023-24. El gobierno anunció que se tomaran pasos moderados para la educación de niños entre 2 y 3 años, y no educación gratuita de 0 a 3 como había decidido el gobierno anterior.

Al optimismo hay que ayudarlo

P: Sabiendo todo lo que uno sabe en ese cargo ¿se sale más optimista o más preocupado respecto a la situación de Israel? Y no me refiero aún a la reforma judicial.

R: Mi actitud básica es optimista, pero la interacción con los ministerios y el parlamento demuestran que no se puede confiar en que el avance ocurra en forma automática. Al optimismo hay que ayudarlo y para que se concrete hay que «lucharla». Lo que preocupa es la muy baja pre-disposición del poder ejecutivo a llevar adelante reformas que requieren preparación intensa y estar dispuesto a enfrentar distintos grupos convenciéndolos que es para el bien de todos en el largo plazo. Todos analizan los parámetros desde su propia perspectiva e interés, y es sabido que la sociedad Israelí está muy fraccionada. Lo que alienta es que una vez cada tanto «se alinean los astros» y se crea una predisposición a tomar decisiones que requieren liderazgo, permitiendo pegar un salto hacia adelante.

 

Economía y reforma judicial

Peligro para la economía israelí, cita el portal israelí Ynet de la carta de los economistas más destacados que advirtieron dos veces contra los efectos nocivos de la reforma judicial .Michel, segundo a la izquierda en la fila de arriba

 

P. Ahora sí quisiera pasar al tema de la reforma, ya que los economistas fueron si no me equivoco los primeros en salir con manifiestos públicos de protesta. Cientos de muy destacados economistas firmaron- tú entre ellos-, y el propio ex Gobernador del Banco Central el Profesor Frenkel habló hace pocos días en tono evidentemente preocupado sobre el efecto que puede tener la reforma planteada, si se confirma como tal, sobre la economía israelí. ¿cómo ves tú el tema?

R: Es cierto, firmamos la carta en enero inmediatamente después de haberse publicado el plan, e incluso uno de mis compañeros del comité monetario en el Banco Central renunció para acoplarse al grupo de protesta. El tema es la negación de un balance normal entre los tres poderes – legislativo, ejecutivo y judicial –  en la democracia Israelí. El gobierno libremente elegido por el pueblo, publicó una reforma que conlleva al poder judicial a un rol totalmente secundario, incluyendo la imposibilidad de frenar al poder ejecutivo en iniciativas extremas de discriminación.

 

P: Porque en principio no hay otras formas de protección…

R: Claro…Dado que en Israel no hay constitución, la Suprema Corte de Justicia posee un rol fundamental en la defensa de los derechos de las minorías. Las propuestas reformas no le permitirían a la Suprema Corte seguir cumpliendo su tradicional rol, transformando al sistema en un sistema unitario donde el poder lo tienen solo los políticos (el poder ejecutivo y el parlamento funcionan juntos, dado el sistema israelí de mayorías automáticas).

P: ¿Qué tiene que ver la economía con esto?

R: Los economistas explicamos que existe un famoso trabajo de investigación que documenta una diferencia promedio de un 20 por ciento en el crecimiento económico en un período de 25 años entre países que redujeron la democracia frente aquellos que la acrecentaron, cuando estas diferencias se agrandan si además se crea daño en las instituciones públicas. Desde que existe la protesta generalizada el gobierno ya anuló su plan de cerrar el canal público, y ya anunció que no se amenazará la independencia del Banco de Israel – dos aclaraciones alentadoras. Pero lamentablemente no se refiere en forma clara a la propuesta del Presidente Herzog de crear un fórum de discusión en el cual se pueda lograr una reforma que no sea tan extremista como la que publicaron. Esta situación esta conmoviendo el país, y si bien las diferencias son muchas, existe un cierto paralelismo con las protestas del verano del 2011.

 

P: Que eran por reivindicaciones económicas, la carestía de la vida.

R: Así es. La única forma de pararlas es convencer a la gente que las reformas que se aplicaran no renunciarán al necesario balance entre el poder político y judicial.

P: ¿Cuál es el vínculo directo entre la reforma , si se concreta, y la economía? ¿Por dónde pasa la preocupación?

R: En un país jóven donde las instituciones se van consolidando permanentemente, y donde el poder judicial no podría poner frenos al poder ejecutivo, las corporaciones no confiarían en su capacidad de hacer negocios y retener sus ganancias a través del derecho de propiedad, lo cual puede llevar a muchas firmas a preferir establecer su base en otros países. Uno de los sectores muy internacionalizados es el de Alta Tecnología, para el cual la creación de firmas en otros países es un paso natural. Sería un crucial error llevar al país a una situación en la cual los empresarios de Alta Tecnología reciban recomendaciones que no alientan la apertura de firmas en Israel, lo cual se transformaría en un costo económico de mayor envergadura. Esto es claramente evitable, y tengo esperanzas que en los próximos meses el rumbo actual cambie.

 

P: Expertos en Derecho y Ciencias Políticas  señalaron que no se pierde la democracia en un día, que es un proceso. Pero en economía todo puede ser muy rápido ¿verdad?

R: El problema se daría al principio con las nuevas firmas que toman decisiones sobre apertura de sus negocios. Todos los años entran a Israel miles de firmas que ven a nuestro país como una oportunidad económica que es muy rentable. En caso que les recomendaran cuidarse, rápidamente se pagaría el precio respecto a este flujo. En cambio, las firmas existentes no le darían tanto peso a temas que en principio están alejados de su quehacer en Israel. En resumen, el impacto es un efecto de largo plazo que no se puede identificar fácilmente en el corto plazo. A pesar de ello, existe un fenómeno de corto plazo que los economistas estamos analizando; me refiero a la depreciación de la moneda de un 7 por ciento la cual ocurrió en el último mes, con conexión a los sucesos corrientes. En este tipo de fenómeno será necesario otorgar un poco más de tiempo para entender las causas de lo que ocurre.

 

P: El gobierno atacó duramente al jefe de oposición Yair Lapid por sus advertencias económicas, señalando que hace que cunda el pánico y que con ello favorece a los enemigos de Israel. ¿Cómo lo ves? ¿La amenaza a la economía es tal que el jefe de la oposición no puede dejar de advertir?

R: El rol de la oposición es destacar los riesgos de las medidas controversiales tomadas por el gobierno. Quien mejor lo describió fue el expresidente del Banco Central Jacob Frenkel: «el hecho de que en todos los incendios vemos a los bomberos no quiere decir que ellos los provocaron». Los temas en discusión tocan los nervios expuestos de las minorías y de los distintos grupos de la sociedad Israelí. No existe razón alguna para «correr una carrera» y cambiar balances básicos en la sociedad Israelí sin discusión pormenorizada y correcciones necesarias a las leyes propuestas. En la historia de la legislación Israelí leyes de este tipo siempre fueron discutidas, y en oportunidades varias se aprobaron versiones notoriamente mejoradas respecto a los primeros borradores.

 

P: Mucho se ha hablado del high tech, como has mencionado, o sea de las grandes empresas de alta tecnología que advierten que si Israel no sigue siendo una democracia plena, ellos se irán. ¿Cuál es su rol en la economía israelí?

R: La razón por la cual el high-tech está tan vinculado a las protestas se relaciona a su capacidad de rotación internacional, la cual lleva a las firmas a optimizar su base de acción sin pagar costos altos a nivel de mudanza. Las firmas de High-Tech no quieren levantarse un día y verse frente a una situación en la cual el poder político tiene la potestad de tomar decisiones que coartan su capacidad de apropiación de beneficios, cambios en impuestos, etc. Estas firmas quieren dejar en claro que no aceptarán un cambio en el balance existente respecto a sus derechos.

Las firmas de Alta tecnología se han transformado en un pilar básico de la economía israelí, fundamentalmente en el tema de crecimiento dada su alta productividad. Representan el 45 por ciento de las exportaciones, e Israel es famosa a nivel mundial por la alta inversión en desarrollo e investigación (5 por ciento del producto frente a un 2.8 en EEUU) y por los fondos disponibles para la industria (5.9 por ciento del producto frente a un 1.3 en EEUU). Con respecto a la mano de obra el high-tech responde a aproximadamente un 11 por ciento de los trabajadores.

 

Un buen resumen

P: Y en otro orden de cosas…¿cuáles son tus próximos sueños por cumplir?

R: Por el momento estoy contento de visitar el querido Uruguay hacia fines de marzo/principios de Abril. Pero si entendí bien, la pregunta va un poco más allá…Además de disfrutar de mi querida familia y mis 2 nietitos, me estoy preparando para volver a todo tren a la universidad, donde tengo nuevamente un doble cargo – en la facultad de Economía y en la de Políticas Públicas. Con los años aprendí que dada la prolongación de los procesos públicos, se puede ser parte de los mismos (con otro tipo de contribución) también desde la universidad. Mi sueño es que logremos crear una mejor sociedad para nuestros hijos y nietos.  El momento presente que estamos viviendo en Israel nos presenta un desafío monumental frente a nuestros ojos, y deseo conservar frescamente mi motivación para seguir incentivando el cambio que genere un futuro mejor.

 

P: Excelente Michel. Te deseo, por ti en lo personal y por el país, que este espíritu te conduzca siempre por caminos positivos y de grandes resultados. Y yo me quedo, entre muchos otros aprendizajes, con tu frase clave: al optimismo hay que ayudarlo. Gracias mil.

R: A vos Ana por el interés, nuevamente.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.