Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 29, 2024

Gideon Saar: «El plan judicial de Netanyahu daña la seguridad nacional de Israel»

Entrevista de Sal Emergui, recien condecorado con la Orden del Mérito Civil de España, al ex ministro de Justicia israelí en el diario EL MUNDO


«Yo realicé dos reformas que dieron transparencia y diversidad al Tribunal Supremo pero lo que el Gobierno propone ahora no es una reforma sino tomar el control de la elección de jueces», denuncia el que fuera ministro de Justicia, Gideon Saar, hasta hace tres meses cuando su ex aliado y hoy rival Benjamin Netanyahu regresó al poder en Israel. Como uno de los líderes de la oposición, descarta la nueva versión «suavizada» del cambio de composición de la comisión de nombramiento de jueces.

Pocos en la Knésset conocen de forma tan detallada el sistema judicial y a Netanyahu como Saar, que atiende a EL MUNDO en una de las mayores crisis en la historia del país. Nacido en Tel Aviv hace 56 años e hijo de un médico argentino que emigró a Israel, este abogado hizo su carrera política en Likud siendo secretario del primer Gobierno de Netanyahu en 1999. Tras ser uno de sus hombres de confianza y principales ministros, Saar dejó la política en 2014 para volver tres años después. A finales del 2020, anunció su marcha del Likud, creó un partido y acusó a Netanyahu de anteponer los intereses personales a los de Israel.

Acusación que reitera mientras el proyecto de cambios en el poder judicial defendido por Netanyahu, en el juicio por corrupción, sigue provocando masivas manifestaciones como las de este jueves. Cientos de miles de israelíes avisan cada semana que el Gobierno no pretende reformar el poder judicial sino el sistema democrático.

 

¿Le sorprendió la dimensión de la protesta?
Antes de las elecciones, repetí que no estaba en juego si la coalición es de uno u otro bando sino si habrá un cambio de régimen. Por desgracia pocos creyeron que era posible. Al principio me sorprendió un poco la fuerza de las manifestaciones pero la actuación del Gobierno fue tan errónea y desconectada de la realidad que me quedó claro que iban ampliarse.
¿Qué diferencias hay entre sus reformas y las del Gobierno hoy?
No tiene nada que ver. Yo hice dos cambios importantes en la forma de nombrar jueces. En 2008, cambié la mayoría simple en la comisión que elige jueces en el Supremo a una de 7 de 9 miembros. Como ello obliga a pactos en el campo jurídico y en el político, se transformó en un ente más heterogéneo y diverso. Y como ministro de Justicia hace un año promoví la iniciativa para celebrar una audiencia pública de los candidatos al Supremo lo que contribuirá a la transparencia.
¿Y ahora?
Ahora el Gobierno quiere controlar con su mayoría la comisión de selección de jueces del Supremo. Si lo logra, dañará la calidad de los jueces y la independencia del ente judicial.
¿Israel dejará de ser una democracia como avisan en las manifestaciones? En muchos países los políticos son los que nombran jueces…
Le recuerdo que hoy en Israel sin pactar con el ministro de Justicia no se puede nombrar ningún juez en ninguna instancia judicial. En cada país hay un sistema. El nuestro que funciona desde hace 70 años es muy bueno porque tiene en cuenta el campo profesional y político y es responsable de que Israel tenga un sistema judicial independiente, profesional, no corrupto y admirado en todo el mundo.
Pero el Gobierno sostiene que reforzará la democracia al «equilibrar la relación con el poder judicial»…
No se puede desconectar la ley de nombramiento de jueces del resto de leyes que promueve la coalición. Con una mano controlan la elección de jueces y con la otra bloquean de forma casi completa la capacidad de realizar una crítica judicial sobre leyes y de verificar si corresponde al estándar constitucional. De esta forma, modificaría el equilibrio entre las autoridades dando al Gobierno más poder del que ya tiene, al ser la autoridad con más fuerza, en detrimento de la judicial. Todo ello es muy peligroso, negativo y erosiona la democracia porque la democracia no es solo el poder de la mayoría sino también un sistema de equilibrios y contrapesos.
¿Qué propone para salir de la crisis?
Estamos a pocos días de festividades muy importantes a nivel nacional como por ejemplo el Día de la Independencia. Por eso y ante la gran protesta en Israel, Netanyahu hará bien en frenar la legislación para permitir un diálogo interno nacional. Frenar hará menos daño que seguir.
Si se aprueban todas las leyes propuestas, muchos advierten sobre nefastos efectos económicos y diplomáticos y reservistas anuncian que se negarán a servir. ¿Le preocupa?
Estoy muy preocupado. Creo que los daños que ya se acumulan en la economía son grandes pero el precio más grave es la fractura en el pueblo que al final también golpea a la seguridad nacional y a la imagen de Israel.
Usted conoce muy bien a Netanyahu. ¿Cree que no quiere frenar la legislación o su Gobierno no le deja?
Siempre es posible frenar el proceso. El problema es que sigue y el precio que debe pagar Israel es muy alto. Netanyahu se ha debilitado mucho y se entregó a elementos radicales que le arrastraron en esta aventura. Pero sin él este intento de cambio de régimen no se hubiera iniciado o no seguiría. Netanyahu es una persona inteligente y estoy convencido que a estas alturas entiende perfectamente que se ha complicado mucho. En mi opinión si no sabe salir de ésta a tiempo, a fin de cuentas causará el fin de su Gobierno y lo más grave, enormes daños para Israel.
¿No es mejor para Israel que ustedes en el partido Majane Mamlachti de Benny Gantz acepten entrar en el Gobierno de Netanyahu en lugar de varios ministros radicales de los que depende?
Nosotros no formamos la coalición. Netanyahu quiso exactamente la composición de este Gobierno para promover estas leyes con las que nosotros no podíamos ser cómplices. Por otro lado, tampoco se dirigió a nosotros para ofrecernos algo. Ahora servimos al Estado desde la oposición y esperamos hacer nuestro trabajo para hacer caer el Gobierno.

https://www.elmundo.es/internacional/2023/03/24/641c4e0121efa0f61b8b45d2.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.