Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

Entre la expectativa y la preocupación al cumplir Israel 75 años

Con el General (retirado) Amos Yadlin, ex jefe del Servicio de Inteligencia de Tzahal


Amos Yadlin nació pocos años después que Israel y su vida misma ha ido de la mano del desarrollo del país. Además de su gran capacidad de análisis, es oportuno entrevistarle cerca de  Iom Haatzmaut, ya que ha estado presente en puntos clave de la lucha por la seguridad de Israel.

Como joven oficial y piloto de combate, voló uno de los 8 aviones que destruyeron en 1981 el reactor atómico de Irak. Años después, al descubrir Israel que Siria había desarrollado un reactor nuclear y ordenar el entonces Primer Ministro Ehud Olmert destruirlo, Yadlin también estaba en el centro neurálgico , como Jefe de la Inteligencia militar.

Se equivocan los enemigos, sostiene, si creen que Israel es débil. Pero le preocupa sentir que hoy en día, el peligro está adentro.

Esta es la primera entrega de la entrevista . En la segunda, por separado, irá la parte personal sobre los puntos claves de la historia moderna de Israel en los que estuvo presente y cumplió un rol protagónico.

 

 

P: Amos, aunque su análisis estratégico siempre ayuda a comprender la situación y lo que ocurre en la compleja región en la que vive Israel, esta vez es algo especial. Israel está cumpliendo 75 años y me pregunto cómo está viviendo este aniversario tan significativo.

R: La verdad, esperaba que al cumplir 75 años  pudiéramos realmente celebrar los logros extraordinarios del Estado de Israel, un país que fue capaz de enfrentar todos los desafíos militares a su alrededor, que logró acuerdos de paz tanto con Egipto, que es el más grande de los países árabes, como con Jordania, con el que tenemos la frontera más larga, así como los acuerdos de paz de los últimos años con los países del Golfo. Un país que desde el punto de vista económico, aunque se inició desde un punto muy bajo, sin recursos, gracias a la calidad de su gente y a la capacidad de innovar e inventar, logró-logramos- establecer una impresionante industria de alta tecnología. El shekel llegó a ser casi la moneda más fuerte del mundo. Hallamos gas  en el mar Mediterráneo y nuestra situación internacional estaba muy bien. Todos los jefes de gobierno de Israel, sea quien sea, Netanyahu, Bennett o Lapid, eran/son recibidos con alegría en todas las capitales importantes del mundo, ya sea Tokio, Beijing, Berlín, Londres, París, Washington.

P: Suena a resumen impactante.

R: Es que realmente Israel parecía estar yendo por un camino muy positivo. Pero en los últimos 3 meses algo pasó. Me duele en especial que tras haber luchado durante 40 años contra  enemigos fuera del Estado de Israel que intentaron destruirlo, de repente vemos que quien daña al país desde adentro es nuestro Primer Ministro. Este es un sentimiento muy, muy malo. Considero que también la economía de Israel se está viendo perjudicada, al igual que la posición de Israel en el mundo debido al gobierno radical que estableció y debido a la revolución legal. Y veo que nuestros enemigos, sobre los que suele tener mucho efecto nuestra capacidad de disuasión, sienten que podemos estar en un proceso de desintegración interna.  No es así como hubiera querido llegar a Iom Haatzmaut por los 75 años de Israel

 

P: El enemigo que más trasmite esa línea, pero ya desde antes de la crisis actual en Israel, es Nasrallah, que hace tiempo habla de Israel como una telaraña frágil. Así lo dice él. Es un problema que lo perciba así, aunque esa no sea la realidad.

R: Aclaremos. El  Estado de Israel no es una telaraña. Es un país muy, muy fuerte y su capacidad de disuasión contra una guerra total sigue siendo muy poderosa. Te aseguro que sus enemigos no quieren llegar a una confrontación total con Israel. Lo que yo considero que nuestros enemigos sienten ahora es o que no necesitan llegar a una confrontación total porque de todos modos creen que los israelíes se desmoronarán  en una guerra fratricida o que pueden provocarnos más que en el pasado. Y esto último es precisamente lo que estamos viendo.

P: Son varios los elementos que se unen en ese sentido en el análisis regional.

R: Así es.  Vemos que en todo el eje iraní sienten que Estados Unidos se está yendo del Medio Oriente, consideran que  Israel se está debilitando y que pueden, si están coordinados, golpear a Israel en todos los frentes. Eso es lo que vimos en  Pesaj, con cohetes lanzados hacia Israel desde Gaza, Líbano y  Siria y un dron iraní . Pero es importante ponerlo en proporción. Todos estos disparos no lograron matar a ningún israelí. La Cúpula de Hierro derribó la mayoría de los misiles. Claro que luego tuvimos atentados terroristas terribles desde adentro, el más cruento de ellos en el Valle del Jordán.

P: Que terminó con una mujer y sus dos hijas asesinadas, Lucy Dee y sus hijas Maia y Rina.

Lucy, Rina y Maia Dee, de bendita memoria

R: Así es. Una tragedia. Pero volviendo a las frontera, después que las Fuerzas de Defensa de Israel reaccionaran atacando blancos en Gaza , Líbano y Siria, vimos que nadie lanzó una guerra contra nosotros. Al contrario. Al parecer entendieron que puede que hayan ido demasiado lejos. Ninguna de las partes quiere una escalada, pero claro que cuando cada lado siente que puede lastimar al otro sin llegar realmente a una guerra, también puede cometer un error. Te doy un ejemplo concreto. Cuando semanas atrás fue enviado un terrorista al cruce Meguido en Israel, desde Líbano, a detonar allí una carga explosiva, el resultado podría haber sido no solamente un joven herido sino 10 ó 20 muertos si la carga hubiera estallado junto a un ómnibus. Eso habría conducido a una guerra.

 

P: Los malos cálculos son peligrosos

R: Así es. Nasrallah ya nos demostró en el  2006 que sabe cometer errores y que aunque no tenga ahora interés en una guerra, se puede llegar a eso por cálculos equivocados.

 

La discusión interna

P: Parte de lo que interpreta o analiza el enemigo es en base a lo que se dice en Israel. ¿Hay algún problema en su opinión con el tono de la crítica que viene desde adentro? ¿Cómo maniobrar entre la necesidad de expresar la crítica y el riesgo que sirva de aliento a los enemigos?

R: Yo creo que hay una diferencia muy grande entre lo que Nasrallah dice y lo que hace. El sabe que Israel, aunque se lo vea enfrascado en una seria crisis interna, aún tiene muy buena información de Inteligencia y una excelente Fuerza Aérea  por lo cual  Nasrallah es muy cuidadoso. En cuanto a la crítica, esta es la esencia de un régimen democrático, más cuando parece que se están dando pasos que van a perjudicar al régimen democrático.En esta situación es no sólo un derecho sino un deber criticar lo que se está haciendo mal.

P: El Primer Ministro critica el fenómeno que llama  en hebreo- “sarvanút”, que se refiere a soldados u oficiales que se niegan a servir . Creo que es importante comenzar por la aclaración del concepto.

R: Yo no conozco a absolutamente nadie que si tenemos que ir a una guerra decida no sumarse a su escuadrón o a su unidad. No hay ninguna “sarvanút”. Lo que hay es una declaración que consta de dos elementos. Una es aclarar que son voluntarios, pilotos que hacen entre 80 y 90 días de reserva por año, y que seguirán viniendo al servicio, a menos que Israel deje de ser una democracia. Pero eso es en el futuro, no ahora, nadie está negándose a nada. Yo lo llamaría terminación de su voluntariado, si el país cambia su naturaleza.  Conozco muy bien a los pilotos y a la Fuerza Aérea y todo su sistema operativo y puedo asegurar que quien crea que no van a luchar cuando es necesario, cometen un craso error.

Preocupantes movimientos regionales

P:¿Qué está pasando últimamente en la región de Arabia Saudita, Irán, los Emiratos? ¿Algo se está desmoronando? 

R: No hay dudas que están ocurriendo ahora en la región cosas que no son positivas. Nos gustaría que la paz y la normalización e incluso una alianza entre Israel y los árabes sunitas pragmáticos frente a Irán fueran más fuertes. Pero nunca construimos nuestra preparación para enfrentar estratégica y militarmente a Irán basándonos en estos países. Lo más importante era desarrollar relaciones de paz con ellos. Y de todos modos recordemos que Arabia Saudita e Irán no han pactado una alianza contra Israel. Aún tienen diferencias. De fondo sigue habiendo una lucha entre sunitas y chiítas sobre quién liderará el mundo musulmán. Influye mucho lo que ya mencioné, la sensación que EE. UU. se está separando de Medio Oriente y algunos necesitan asegurarse. Por eso han reanudado las relaciones, pero recordemos que las hubo ya hasta el 2016, o sea que este reacercamiento entre Irán y Arabia Saudita, aunque claro que no es a favor de Israel, tampoco es algo que cambie todo el equilibrio estratégico. De todos modos hay que ver cómo se desarrollará. Es  demasiado pronto para juzgar cuán significativo es este movimiento.

P: La pregunta es si con estos movimientos regionales, desaparece el elemento de comunidad de intereses entre Israel y los países del Golfo que firmaron acuerdos con Israel en cuanto a Irán,y queda solamente el interés por la innovación e intercambio económico con Israel. ¿O cree que también se está perdiendo un poco el fervor que parecía haber en los últimos años?

R: No hay duda que la normalización con los países del Golfo se basó en dos intereses de estos países, uno es realmente fortalecerse contra Irán estratégicamente cuando los estadounidenses ayudan y el otro es la innovación y la alta tecnología y avance cibernético que Israel sabe proporcionar. Pero está de fondo también el  conflicto con los palestinos. Recordemos que estos países dieron un paso muy valiente al normalizar con Israel antes de resolver el problema palestino, que es lo que exige la iniciativa de paz árabe de 2002. Y cuando hay un gobierno en Israel en el que los ministros Ben Gvir y Smotrich hablan de la forma en que hablan, eso sin duda puede hacer que ellos se pongan a pensar si el paso que dieron fue correcto. Me alegro que no se hayan retractado de las relaciones con Israel, pero es posible  que ya estemos sintiendo algún tipo de enfriamiento.

 

El terrorismo es desde siempre

P:Quisiera hacer una puntualización, ya que menciona a esos ministros de posturas extremistas, cuya actitud claro que no contribuye a una atmósfera de reconciliación y distensión. Pero creo que es imperioso recordar que el terrorismo empezó mucho antes. Ahora, con el gobierno actual, es muy fácil presentarlo como “razón” del terrorismo, pero nosotros sabemos muy bien que el terrorismo siempre atacó a Israel, también con gobiernos de izquierda e inclusive en medio de negociaiones de paz.

R: Por supuesto, tienes toda la razón. El terrorismo no vino por este gobierno. La última ola comenzó en marzo de 2022 y fue en el gobierno de Bennett y Lapid . Comenzó la operación “Shovér galím” (“rompeolas”), para desbaratar en el terreno las células terroristas antes de que logren salir. Se entró a los campos de refugiados en base a informes de Inteligencia, para frenar el terrorismo antes de que llegue a Israel. El terrorismo es la forma que usan los palestinos para tratar de obligar a Israel a aceptar sus demandas. Es algo que no tiene nada que ver con este gobierno.

P: El problema con el gobierno, dice usted, es en otro plano.

R: Yo considero que la línea de este gobierno causa un daño político a Israel frente al mundo, frente a Estados Unidos, frente al mundo árabe y a la presentación general de la causa de Israel. Cuando hay de nuestro lado provocaciones innecesarias, se suman al terror básico que existe contra nosotros.

La división en la ciudadanía

P: Como ciudadano ¿Cómo se siente en su entorno, en la sociedad israelí?

R: La sociedad israelí está dividida en dos partes. Las redes sociales, la serie de elecciones, la forma en que el Primer Ministro habla de la mitad de la población que no concuerda con él, el hecho que la mitad de la población no considera legítimo que haya un Primer Ministro con acusaciones penales, todo esto conduce a la radicalización. Por otro lado, diré en mi calidad de quien como tantos otros ciudadanos participa casi todos los sábados de noche en las manifestaciones, que las protestas son muy tranquilas, civilizadas, no hay ningún conflicto violento.  A diferencia de lo que se ve en París o en otros lugares, nadie quema o roba una tienda. Israel es un país democrático en el que una parte muy grande de la gente se despertó cuando el partido gobernante trató de hacer una revolución constitucional. Y ahora están  saliendo a la calles.

 

 

Y a mi modo de ver, hay algo muy positivo y hermoso en esto. A la gente le importa del país, sale y da su opinión. Si, Dios no lo permita, nos vemos arrastrados a un conflicto externo el pueblo volverá a unirse con la misma solidaridad que le ha caracterizado estos últimos 75 años.

P: Muchas gracias Amos. Hablaremos por separado sobre su papel personal en la lucha por Israel.

R: Con mucho gusto.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.