Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Av 5778 | domingo julio 22, 2018
donativo

“No hay terrorismo bueno y terrorismo malo”


 “No hay terrorismo bueno y terrorismo malo”

AFIRMA EL SENADOR OPE PASQUET.
“HAY TERRORISMO Y CONTRA ESO TENEMOS QUE ESTAR TODOS”.
Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay

Al conmemorarse en el mes de julio el 16º aniversario del atentado terrorista contra la AMIA, viajó a Buenos Aires una delegación uruguaya a participar en las ceremonias recordatorias, así como también en una reunión continental de legisladores contra el terrorismo.

Uno de los representantes de nuestro Parlamento, fue el Senador Ope Pasquet, del Partido Colorado. A su retorno, nos recibió en su despacho y compartió con “Semanario Hebreo” sus impresiones sobre lo visto y sus pensamientos a fondo sobre el preocupante tema del terrorismo.

Consideramos oportuno publicar sus conceptos ahora, al haberse conmemorado el noveno aniversario de otro atentado muy recordado, el de las Torres Gemelas en Nueva York.

P: Senador ¿cómo le impactaron en Buenos Aires los actos conmemorativos del atentado contra la AMIA?

R: El hecho a mi me impactó desde que se produjo. Recuerdo que cuando se produjo el atentado contra la AMIA yo dirigía aquí un semanario que se llamaba “Sobre todo”. Y en la tapa, el titular decía: “Todos somos judíos y argentinos”. Es que nos parecía una cosa tan brutal y macabra que lo vimos como una afrenta al género humano, a todos. Nadie puede no sentirse herido por esta barbaridad que había acontecido. Y al asistir ahora a los actos de conmemoración de aquello, volví a sentir todo el impacto y el horror de aquella barbaridad…Uno ve los sentimientos que expresan los familiares de las víctimas, los que pudieron ser víctimas y se salvaron por distintas circunstancias, por intervención divina dirán algunos, pero todos llevan una carga de emoción que el tiempo no ha afectado. Y eso a uno naturalmente lo impacta también. O sea que desde ese punto de vista, el impacto fue muy grande.

P: Y luego, seguramente, se pasa de las tragedias personales, al tema general del flagelo del terrorismo…

R: Claro. En la conversación entre los parlamentarios y en el análisis del tema terrorismo, hay un consenso ampliamente extendido en cuanto a que no puede subestimarse sin peligro la importancia de la amenaza terrorista. Pero debo decir que hubo algunas manifestaciones que me alarmaron, de parlamentarios que llegaron a afirmar que en la lucha contra el terrorismo el fin justifica los medios y que hay que ir hasta donde sea necesario, sin miramientos. Me complace señalar que la opinión general fue otra y que todos los uruguayos que estuvimos allí coincidimos en que la lucha debe darse en el marco del Estado de Derecho, de la democracia y del respeto por los derechos humanos.

P: Uno de los eventos de esos días, al conmemorarse el aniversario del atentado contra la AMIA, fue una rueda de prensa en la que participaron familiares de víctimas asesinadas en el mismo, junto a quienes sufrieron su golpe en otros atentados, sea el anterior en Argentina, contra la embajada de Israel, o las torres gemelas, Atocha en España….

R: Es verdad, yo estaba allí.

P: Yo leí al respecto y pensé que lo que más muestra lo terrible del terrorismo es ese sufrimiento que cruza fronteras..Es un flagelo contra el que debería organizarse el mundo todo ¿verdad?

R: Esas voces distintas, provenientes de distintas sociedades, afectadas por manifestaciones terroristas de distinto signo, pero en definitiva con el mismo mensaje de horror, de barbarismo, ponen de manifiesto una y otra vez , lo mismo: que frente a esto no es posible hablar de terrorismos buenos y terrorismos malos. Hay terrorismo a secas y contra eso tenemos que estar todos. Y nadie puede sentir que está libre de sufrir esa amenaza hoy o mañana. Eso podía ser lo que sentían los argentinos el día antes del atentado contra la AMIA, o el día antes del atentado contra la embajada de Israel. Que en este rincón del mundo, tan alejado del foco de los problemas, pudiese ocurrir algo así, parecía impensable. Desgraciadamente ocurrió lo que ocurrió. La misma historia se repite en todos lados. ¿Quién podía pensar aquella mañana de setiembre en Nueva York, que podían caer las torres gemelas como cayeron? Estas cosas pueden golpear en cualquier momento, nadie puede sentirse a cubierto del flagelo. Y creo que esa conciencia común del peligro debe llevar también a estrechar filas en la defensa de la humanidad ante este tipo de cosas, que amenazan no a una colectividad, a un grupo étnico, a una orientación

política, sino a la humanidad toda. Desgraciadamente esto parte de gente que en su extravío llega a aceptar su propia muerte como algo positivo que la conduce hacia un paraíso de su religión. Desde el momento que hay alguien que busca conscientemente su propia muerte , es evidente que los lazos con el resto del género humano, se cortan. Me parece que esto nos tiene que llevar a todos a tener actitudes conjuntas en defensa de la humanidad porque esta flagelo-repito-nos amenaza a todos.

P: En Israel, donde el tema es especialmente candente, se suele decir-como mensaje al mundo-que justamente lo que hay que comprender es que el peligro es generalizado y que si bien los terroristas puede que comiencen eligiendo blancos israelìes o judíos, de hecho no los atacarán sólo a ello sino a todos los que discrepan con su dirección. ¿Cree usted que hay suficiente conciencia al respecto en el mundo, que se comprende realmente que es la forma de vivir en el mundo libre lo que atacan los terroristas?

R: No tengo claro que haya una conciencia cabal acerca de esto…Creo que todavía falta. Y de manera humanamente comprensible las sociedades prefieren mirar a otro lado y eludir las alternativas difíciles y desagradables hasta que se hace imposible hacerlo.

P: Es eso de “a mi no me va a pasar”…

R: Claro….Y es como aquel poema atribuido al Pastor alemán anti nazi, Martin Niemöller, que dijo “primero vinieron por los comunistas y no dije nada porque no era comunista, después vinieron por los católicos y no dije nada porque yo no era católico, luego vinieron por los judíos y no dije nada porque no era judío,..y cuando vinieron por mi, ya no quedaba nadie para decir nada.”

P: Tal cual….Como parlamentario ¿qué rol le parece que pueden jugar legisladores en países democráticos en la lucha contra el terrorismo? La legislación ocupa un lugar importante en esa batalla y la coordinación entre los distintos países es un elemento importantísimo…

R: Naturalmente….Tenemos que estar atentos a la necesidad de esa coordinación, dispuestos a respaldar al Poder Ejecutivo que es el encargado natural de asegurar la defensa nacional y el orden público en cuanto sea necesario, y no perder de vista ni por un momento que el Parlamento es el guardián de la libertad y que debemos cumplir nuestra función buscando siempre que la lucha contra la amenaza terrorista , las amenazas contra la seguridad vengan de donde vengan, no vayan en detrimento de los derechos humanos fundamentales y de las garantías que siempre debe ofrecer un Estado de derecho.

P: ¿Qué es entonces lo que habría que cuidar para salvaguardar esos límites?

R: Esto debe interpretarse teniendo en cuenta dos elementos. Por un lado, lo que es la defensa de derechos y garantías contra intrusiones excesivas del poder político de los aparatos de seguridad. Pero la otra c
ara de la moneda es que hay que darle a esa fuerza de seguridad las herramientas necesarias con garantías, para llevar adelante su lucha, porque de lo contrario se producen respuestas de hecho que son las que producen más daño a la vida institucional del país.

P: Es un equilibro muy delicado…

R: ES un equilibrio delicado….La tentación es siempre a ver sólo un lado del problema. Pero como decía Ortega y Gasset, todo problema es bicorne. Hay que mirar las dos puntas del tema. Garantizar los derechos individuales y las libertades públicas, por supuesto que si, esa es la razón de ser de nuestra lucha, y si no, carecería de sentido. Pero por otro lado, no dejar de ver el peligro de la amenaza porque si no, si los poderes institucionales no son capaces de enfrentarla, otros poderes fácticos lo harán.

P: ¿Qué legislación hay en Uruguay que pueda ser interpretada como útil para la lucha contra el terrorismo? Digo “interpretada” porque quizás haya leyes promulgadas no pensando directamente en esto, pero que puedan servir si eventualmente surge la necesidad…

R: El país, por fortuna, no ha enfrentado esos problemas , desde el año 85 hasta ahora. Ha habido sí episodios recientes todavía no aclarados, que nos han preocupado a todos, como el hallazgo de aquel arsenal y la muerte del Contador Saùl Feldman poco tiempo antes de las elecciones. Y tiempo atrás, la detonación de una bomba en el Buceo, que causó la muerte a una persona. Pero más allá de eso aquí no ha habido nada de ese tipo.

P: Nada que se perciba como terrorismo a nivel internacional…

R: Así es. El país no ha sentido la necesidad de enfrentar el fenómeno y este tipo de temas es muy difícil de plantear si la sociedad no advierte de manera directa e inmediata la necesidad de hacerlo. Por ahora, digamos, no hemos sentido esa necesidad y no hemos actuado. Pero insisto: creo que tenemos que tomar las precauciones del caso. Y en ese sentido señalo que la bancada de Vamos Uruguay, a través del diputado José Amy, de Soriano, presentó un proyecto de ley regulando el funcionamiento de los servicios de Inteligencia del Estado y estableciendo una forma de control parlamentario sobre ellos. O sea que creo que son algunas de las medidas que tenemos que ir tomando para poder actuar de manera cabal atendiendo el doble propósito que le señalaba hace un rato..

P: Es que el desafío es cómo maniobrar entre la tranquilidad de que aquí no pasó nada- y dios quiera que nunca llegue una amenaza de ese tipo a Uruguay- y el no dejarse estar ni esperar a que golpee una tragedia…

P: No hay que esperar, hay que estar atento. Pero al mismo tiempo tenemos que darle a la ciudadanía la tranquilidad de que cuando se haga, va a ser de acuerdo con la Constitución y con las leyes, que va a tener el control del Parlamento, cada uno en el ámbito de su competencia. Si la gente que lo que se hace está garantizado y que no hay peligro para la convivencia democrática, lo va a entender y lo va a apoyar. De lo contrario podemos sentir el rechazo de una sociedad que hoy está libre del flagelo, que no lo siente directamente.

 
Comentarios

Quizas es bueno recordar que el funcionamiento de los servicios de Inteligencia del Estado estaban determinados en gran parte por gobiernos
del Partido Colorado.
Espero que este Partido NO SE OLVIDE de
juzgar a los responsables de los asesinatos,desapariciones,torturas y encarcelamiento de inocentes en las decadas del 70 y 80 del siglo pasado.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.