Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves octubre 17, 2019
donativo

Al Qaeda y la inventiva del terrorismo


El día de Navidad del 25 de diciembre de 2009, el terrorista nigeriano Omar Faruk Abdulmutallab de 23 años, a bordo del vuelo 253 de Northwest Airlines, en ruta de Ámsterdam a Detroit, Michigan, intentó infructuosamente detonar explosivos plásticos escondidos en su ropa interior. Según los investigadores, el dispositivo usado en el fallido ataque contra el avión de pasajeros, estaba oculto en un condón o una bolsa similar a este, apenas debajo del torso y era del mismo material que el usado por Richard Reid en 2001. Se trata del PENT (tetranitrato de pentaeritritol) un explosivo químico común, fácilmente detectable, que tiene largo historial de uso por parte de los terroristas, en virtud que es poderoso y pequeño. Abdulmutallab, llevaba además una jeringa llena de líquido cuyo contenido no fue revelado, aunque por trascendidos, se trataría de un explosivo basado en glicol, una sustancia viscosa, incolora e inodora con un elevado punto de ebullición. El experto en explosivos James Crippin, afirma que el PENT, que es usado en dispositivos militares y detonadores, es el ingrediente principal en los cordones detonantes usados en explosiones industriales y puede ser colectado, raspando el interior de un cable. Crippin aseguró que las máquinas modernas de seguridad de los aeropuertos podían haber detectado el material, al igual que los perros entrenados y un adecuado cateo, sin embargo, la mayoría de los pasajeros solamente pasan por magnetómetros, que detectan metales, pero no explosivos.

En noviembre último, un hombre somalí que intentaba tomar un vuelo, llevando una jeringa, líquidos y productos químicos en polvo, fue detenido antes del despegue. El avión debía volar desde la capital de Somalia, Mogadishu, a Dubai. El somalí llevaba un paquete de explosivos casi idéntico al de Abdulmutallab, que trató de detonar mediante una jeringa hipodérmica que contenía TPTA ( triacetona triperóxido)

En su edición del sábado 30 de enero, el periódico británico MailOnline, denunció que Gran Bretaña se enfrenta a una nueva amenaza terrorista de Al Qaeda. De acuerdo a la publicación, el servicio de inteligencia MI5 ha descubierto indicios y pruebas, después de la observación de chats de Internet en los sitios web árabes de este año, que el grupo de Osama Bin Laden, como respuesta a la introducción en los aeropuertos de escáneres corporales, está planeando una nueva etapa en su campaña de terror mediante la inserción, por métodos quirúrgicos, de bombas dentro de los cuerpos de los terroristas suicidas, por primera vez. El MailOnline, cita a una fuente de seguridad diciendo: «Si los terroristas están hablando de esto, tenemos que estar listos y hacer todo lo posible para contrarrestar la amenaza». También consigna que el mismo informante supone que los terroristas hombres, llevarían el explosivo pentrita cerca de sus apéndices o nalgas, mientras que las mujeres, tendrían el material colocado dentro de sus pechos, como los implantes de siliconas que los realzan. Los expertos dijeron que el explosivo pentrita (Pentaeritritol Tetranitrato) se coloca en una bolsita de plástico dentro del cuerpo del atacante antes que la herida sea cosida, como una incisión en un procedimiento quirúrgico normal y se deja cicatrizar. Una carga en forma de 8 onzas de pentrita puede penetrar en cinco pulgadas la armadura y podría hacer un agujero grande en un avión de pasajeros.

Empresas como Smiths Detection Internacional, del Reino Unido, que tiene su sede en Watford, Hertfordshire, fabrican una gama de escáneres de equipaje y cuerpo diseñados para identificar los productos químicos, explosivos y drogas en aeropuertos y terminales de pasajeros de todo el mundo. Estos incluyen equipos de rayos X de alta especificación que podrían identificar a las bombas dentro del cuerpo. Pero una fuente con experiencia en ese campo dijo: «Ellos pueden hacer tantas piezas de equipo de seguridad como quieran, pero no hay una respuesta mágica que puede detectar todos los atentados terroristas potenciales». Por su parte, el diputado conservador inglés, Patrick Mercer, Presidente del Comité contra el Terrorismo dijo: «Nuestros enemigos están en constante evolución de sus técnicas para tratar de derrotar a nuestros métodos de detección. ‘Esta es una de las formas más salvajes que los extremistas podrían usar, y mientras están reorientando seguridad en los viajes, tenemos que tomar este nuevo desarrollo en cuenta».

Como consecuencia que un grupo de la Jihad Islámica intentó en una oportunidad ingresar en los aviones, químicos explosivos ocultos en botellas de bebidas, los pasajeros comunes, no podemos llevar envases que contengan ningún líquido, a través de las terminales de seguridad de los aeropuertos. Debido a que el nigeriano musulmán Omar Faruk Abdulmutallab intentó su ataque antes que el avión aterrizase, nadie puede levantarse durante la última hora de los vuelos. Pronto seguramente, surgirán nuevas restricciones. En el siglo XXI, la imaginación al servicio del crimen, de los terroristas islámicos, como su «contribución al mundo», torna a este, un lugar cada vez más difícil y peligroso, para los atemorizados pasajeros que quieren viajar a cualquier destino, con seguridad y en paz.

http://www.rkpress.com.ar/

Reenvio: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.