Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 25, 2020
donativo

"El ejército egipcio, sin duda, honrará la paz con Israel"


Lisa Palmieri-Billig

Corresponsal Del Jpost

ejercito-egipcioFactor político egipcio, Tarek Heggy plantea que «Israel no es la causa de nuestros problemas», dice que líderes como Yitzhak Rabin son necesarios en el conflicto de Medio Oriente.

ROMA – Tarek Heggy, un disidente egipcio secular, escritor, académico y ex ejecutivo de multinacionales – y estrella en ascenso en el nuevo horizonte político de Egipto -, dice que es optimista acerca del futuro de la democracia en Egipto, y no tiene ninguna duda de que el ejército egipcio honrará los acuerdos de paz de Camp David, «Israel no es la causa de nuestros problemas», le dijo a The Jerusalem Post, la semana pasada en una entrevista exclusiva, después de pronunciar un discurso ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Diputados de Italia.

«Nosotros mismos somos la causa – por haber tolerado, durante décadas, monarquías medievales o dictaduras militares con forma de república, donde los gobernantes eran ‘propietarios’ y el pueblo ‘objetos'».

Heggy dijo que «lo que comenzó en Túnez se repitió en Egipto, y los 10 millones de personas que salieron a las calles estaban interesadas únicamente en Karama (orgullo y dignidad), en el derecho a la libertad, a la justicia, a la igualdad de oportunidades y a la igualdad de ciudadanía. Ninguna bandera extranjera fue quemada ni pisoteada. Fue una revolución desencadenada por usuarios de tecnología, centrada en reformas internas y, sobre todo, en la voluntad de una mejor calidad de vida.»

Exiliado y boicoteado por los medios de comunicación egipcios durante los últimos 20 años, debido a su oposición a la «oligarquía de poder y riqueza de la familia de Mubarak», Heggy planea ahora lanzar su «» (ENP) en la competitiva carrera por escaños parlamentarios, después de las elecciones presidenciales del próximo 14 de octubre.

Afirma tener el apoyo de, al menos, tres grupos que representan casi un tercio de los 85 millones de ciudadanos de Egipto – incluidas minorías religiosas y étnicas (como cristianos, baha’ís y nubios) que totalizan 12-14 millones; mujeres que exigen igualdad de derechos y «los hombres liberales» («la gente de Facebook y Twitter») – otros 7-10 millones.

«La declaración de principios de nuestro partido responde pragmáticamente a las demandas de modernidad. Debemos abandonar todas las ideologías, sean políticas o religiosas. Tenemos como objetivo, a través de una buena gestión, fomentar la investigación científica (Investigación y Desarrollo), modernizar el sistema educativo, promover los derechos humanos (derechos de las mujeres y de las minorías, en particular), crear puestos de trabajo y, especialmente, construir un baluarte eficaz contra el islamismo y todos los extremismos».

Heggy dijo que había visitado Israel «muchas veces». Preguntado sobre sus pensamientos sobre el futuro de Israel en la región, Heggy enumeró sus convicciones geopolíticas.

«El nuevo Medio Oriente, en última instancia, seguirá el camino pavimentado por Sadat», dijo. «No hay espacio para la guerra y la lucha. Debemos dejar atrás todo el odio y las ideologías, el pan-arabismo o el islamismo. El odio a Israel ha sido avivado por los medios de comunicación que vertían combustible al fuego. La educación es de primordial importancia en el cambio de mentalidades».

Dijo que considera a Irán como «el factor más peligroso en Medio Oriente: una teocracia predicando contra la modernidad, con ambiciones hegemónicas».

Heggy dijo, especialmente, que «un acuerdo en el conflicto entre Israel y Siria reduciría las ambiciones de Irán en el Golfo, mejoraría la atmósfera entre árabes e israelíes y sería muy saludable para toda la región, ayudando a detener la propagación del fundamentalismo sunita y shiíta y a poner fin al papel inaceptable de Hezbollah en Líbano – un papel contrario al concepto de un estado moderno, con dobles, en lugar de unificadas, estructuras militares y políticas».

Refiriéndose al impasse palestino-israelí, dijo: «Un líder israelí, similar a [Yitzhak] Rabin, es necesario. Sé que es difícil, pero ayudaría el que Israel pudiera ratificar el objetivo final de un estado palestino en la mayor parte de los territorios ocupados el 6 de junio de 1967. Una señal significativa haría mucho para disminuir los desafortunados sentimientos contra Israel en las poblaciones árabes».

http://www.jpost.com/MiddleEast/Article.aspx?id=213094

Traducido para porisrael.org  por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.